Nombres y Apellidos Judíos…

Deja un comentario

¿Por qué mi segundo nombre es Ezequiel? ¿Por qué llevo el nombre de mi bisabuelo, que murió antes de nacer yo?

Los judíos ashkenazim ponen a sus hijos los nombres de los ascendientes fallecidos. Eso tiene que ver con la creencia en las reencarnaciones de las almas y con el honor y recuerdo del muerto.
Si buscan entre su árbol genealógico, encontraran nombres que se reptien cada tantas generaciones.
Los judíos sefaradim, en cambio, ponen a sus hijos el nombre de los abuelos, que generalmente están vivos. Así en un árbol genealógico sefaradí van a encontrar el mismo nombre una generación por medio.

Si leen la historia de España uno no sabe a veces quién se murió, y quién sigue vivo.
¿Será el abuelo, ó el nieto?

Otras veces encuentran al hijo con el mismo nombre que el padre, pero es una costumbre cristiana que se encuentra entre los judíos sefaradim después que dejaron España, a partir de la inquisición.
Los apellidos también esconden grandes curiosidades…
Las “listas de apellidos” del Imperio Austro-Húngaro: en general usaron palabras en alemán, muy parecidas al idish.(N.E.: En 1788 se ordenó a los judíos de Galitzia-Austria a tomar ciertos apellidos).
SIGNIFICADO DE LOS APELLIDOS: Hay decenas de miles de apellidos judíos utilizando la combinación de colores, elementos de la naturaleza, oficios, ciudades y características físicas.
Un pequeño ejercicio es preguntarnos:¿Cuántos apellidos judíos podemos reconocer con la raíz de las siguientes palabras?
COLORES: Roit, Roth (rojo); Grun, Grien (verde); Wais, Weis (blanco); Schwartz, Swarty (negro); Gelb, Gel (amarillo).
PANORAMAS: Berg (montaña); Tal, Thal (valle); Wasser (agua); Feld(campo); Stein (piedra); Stern (estrella).
METALES, PIEDRAS PRECIOSAS: Gold (oro), Silver (plata), Kupfer (cobre), Eisen (hierro), Diamant (diamante), Rubin (rubí), Perl (perla), Glass (vidrio), Wein (vino).
VEGETACIÓN: Baum o Boim (Árbol); Blat (hoja); Blum (flor); Rose (rosa); Holz (Madera).
CARACTERÍSTICAS FÍSICAS: Shein, Shen (lindo); Lang (alto); Gross, Grois (grande), Klein (pequeño).
OFICIOS: Beker (panadero); Schneider (sastre); Schreiber (escribiente); Singer (cantor).
Las palabras se utilizaron en forma simple, combinadas y con el agregado de sílabas como son: hijo; man: hombre; -er: que designa lugar, y se agrega preferentemente después al final del nombre de la ciudad.
En muchos países hicieron terminar los apellidos los usos del idioma del país como el sufijo “ski” o “sky”, “ska” para el caso de mujer , “as” , “iak”, “shvili” , “wicz” o “vich”.
Entonces, con la misma raíz, tenemos por ejemplo: Gold, que deriva en Goldman, Goldrossen, Goldanski, Goldanska, Goldas, Goldiak, Goldwicz, etc .
La terminación indica qué idioma se hablaba en el país de donde es el apellido.
APELLIDOS ESPAÑOLES:Entre los apellidos de judíos españoles es fácil reconocer oficios, designados en árabe, o en hebreo, como:Amzalag: joyero; Saban: jabonero; Nagar: carpintero; Haddad: herrero; Hakim: médico.
PROFESIONES RELACIONADAS CON LA SINAGOGA como:Hazan: cantor; Melamed: maestro; Dayan: juez.
TÍTULOS HONORABLES como:Navon: sabio; Moreno: nuestro maestro y Gabay: oficial.
El popular apellido Peres, muchas veces escrito Pérez, con la terminación idiomática española, pero no es apellido de origen español sino la palabra hebrea que designa los capítulos en que la Torah (los cinco libros de Moisés), se divide para su lectura semanal, a efectos de completar en todo el año la lectura de la Torah.
Muchos apellidos españoles adquirieron pronunciación ashkenazi en Polonia, como ejemplo Castelanksi, Luski (que viene de Huesca, en España). O tomaron como apellido Spanier (español), Fremder (extraño), o Auslander (extranjero).
En Italia la inquisición se instauró después que en España, de ahí que hubo también judíos italianos que emigraron a Polonia.
Aparece el apellido Italiener y Welsch o Bloch, porque Italia se llama Wloche en alemán.
APELLIDOS DERIVADOS DE LA BIBLIA:Una buena cantidad de apellidos judíos deriva de nombres bíblicos, o de ciudades europeas del Asia Menor. Esto muchas veces les hace llevar consigo las huellas del lugar en que se originó.
Tomemos como ejemplo de “raíz de apellido” el nombre de Abraham.
Hijo de Abraham se dice distinto en cada idioma.
Abramson, Abraams, Abramchik en alemán, u holandés.Abramov o Abramoff en ruso.Abramovici, Abramescu en rumano.Abramski, Abramovski en lenguas eslavas.Abramino en español, Abramelo en italiano.Abramian en armenio, Abrami, Ben Abram en hebreo.Bar Abram en arameo y Abramzadek , ó Abrampur en persa.Abramshvili en georgiano, Barhum, Barhuni en arabe.Los judíos de países árabes también usaron el prefijo ibn.Los cristianos también han tomado sus apellidos con agregados que significan “hijo de”.
Los españoles usan el sufijo “ez”, los suecos el sufijo “sen” y los escoceses ponen “Mac” al principio del apellido.Los apellidos judíos no tomaron la terminación sueca ni el prefijo escocés.Se puede constatar esas variaciones mirando en la guía telefónica cuántos apellidos hay derivados de Abraham, Isaac y Jacob.
Hay también apellidos judíos que siguen el nombre de mujeres, pero es menos común.A veces esto sucedía porque las mujeres eran viudas, o por alguna razón eran figuras dominantes en la familia.Goldin viene de Golda.Hanin de Hana. Perl, o Perles de Rivka.Un dato curioso lo presenta el apellido Ginich. La hija del Gaon de Vilna se llamaba Gine, y se casó con un rabino venido de España.Sus hijos y nietos eran conocidos como los descendientes de Gine y tomaron el apellido Ginich.
También hay apellidos derivados de iníciales hebreas, como Katz o Kac, que en polaco se pronuncia Katz.Son dos letras en hebreo, K y Z iníciales de las palabras Kohen Zedek, que significa“sacerdote justo”.

APELLIDOS ADQUIRIDOS AL VIAJAR: En apellidos que derivan de ciudades el origen es claro.Romano, Toledano, Minski, Kracoviac.Otras veces el apellido muestra el camino que los judíos tomaron en la diáspora.Por ejemplo encontramos en Polonia apellidos como Pedro, que es un nombre español.¿Qué indica? Fueron judíos que escaparon de la inquisición española en el siglo XV.
En su origen, posiblemente eran sefaradim, pero se mezclaron y adaptaron al medio azkenazi.Muchas abuelas polacas se llaman Sprintze. ¿De dónde viene ese nombre?¿Qué significa?Piensen que en hebreo no se escriben las vocales, así que es un nombre que se escribe en letras hebreas Sprinz, que en polaco se lee Sprintze, pero como lo leeríamos si le pusiéramos vocales, en español, sería Esperanza, que escrito en hebreo y leído en polaco resulta Sprintze.
CAMBIOS DE APELLIDOS:Hay tantas historias en los cambios de apellidos. Durante las conversiones forzosas en España y Portugal, muchos judíos se convirtieron adoptando nuevos apellidos, que las parroquias elegían para “cristianos nuevos” como Salvador, o Santa Cruz.
Otros tomaron el apellido de sus padrinos cristianos.Mas tarde, al huir a Holanda, América, o al Imperio Turco, volvieron a la religión judía, sin perder su nuevo apellido.Así aparecieron apellidos como Díaz, Errera, Rocas, Marías, Fernández, Silva, Gallero, Méndez, López , o Pereira.
Otro cambio de apellidos lo causaron las guerras.La gente perdió, o quiso perder sus documentos, y se “consiguió” un pasaporte con apellido que no denunciara su origen, para cruzar a salvo una frontera , o escapar del servicio militar.
A fines del siglo pasado, el Zar de Rusia reclamaba 25 años de servicio militar obligatorio.
¿Cuántos inmigrantes huyeron de Rusia y Ucrania con pasaportes cambiados para evitar una vida dedicada al ejercicio del Zar?
Otra cuestión es que somos hijos de inmigrantes, y muchos apellidos se desfiguraron al cambiar de país, y de idioma. A veces los empleados de Aduana, o Migraciones, otras el mismo inmigrante que no sabía español, lo escribía mal. Por eso muchos integrantes de la misma familia tienen apellidos similares en sonidos pero escritos con diferente gráfica.
Además en Polonia la mujer tenía un apellido diferente al varón, terminaba en “ska”, en lugar de “ski” pues indicaba el género.

Hasbará

Deja un comentario

“Toda nueva verdad pasa por tres etapas. Primero, se tiende a ridiculizarla.
Luego, se la ataca violentamente. Finalmente, es evidente por sí misma.”
Arthur Schopenhauer
Durante los últimos años hemos empezado a vivir una atmósfera extraña que parece que nos cegó y no sabemos como actuar.
Parece que desde el antisemitismo medieval a lo que hoy vivimos, nada ha cambiado, sólo el lenguaje. Lo que debería ser prioridad importante para todas las kehilot queda desplazado por “asuntos más urgentes” y cada vez se supera un poco más el umbral de la discriminación. Al permitir ese corrimiento de lo que está bien y lo que no, terminamos aceptando que en un acto por los 61 años de la creación del Estado de Israel, criminales irrumpan con palos a destruir stands y dejar heridos, permitimos que personas encapuchadas desfilen por varias ciudades del país apoyando a Hamas, quemando banderas de Israel y autoproclamándose “Anti-Israelíes” no Antijudíos.
Al oírlos siento que la vieja excusa de “No soy antisemita tengo un amigo judío” es más creíble que escucharlos decir que son antisionistas y que no tienen ningún problema con el pueblo judío, pero luego, nos acusan de que nuestro presidente es Nethanyahu y parece ser que nuestra nacionalidad ya no es reconocida.
Cuando ocurrió el atentado a la Embajada de Israel, se dijo “el ataque fue contra Israel”, cuando ocurrió el atentado a la AMIA, se escucho “podría haberse evitado”, cuando neonazis atacan a jóvenes, destruyen cementerios o aparecen pintadas, se dice “son solo hechos aislados”, ahora que “grupos de izquierda” atacan a personas, destruyen un acto cuyo fin era la convivencia y la paz, la excusa es que “fueron mandados por el gobierno nacional para perjudicar en las elecciones al gobierno porteño”; Entonces definitivamente la paranoia me ha alcanzado, porque yo sólo veo que la Argentina, cada vez está sometida a más antisemitismo, más discriminación, más delincuencia, más odio.
Si ya no se puede organizar actos abiertos a todo el público, si debemos temer cualquier incidente, si nos encerramos cada vez más en nuestras kehilot, entonces algo está mal en nuestro país.
Antes suponíamos que alcanzaba con la educación, que era la manera de prevenir a largo plazo, hoy necesitamos de algo más, los plazos se acortan cada día.
Cuando Elie Wiesel, es insultado en Durban II, por funcionarios iraníes, acosado y lastimado al grito de “SioNazi” y desde nuestra Kehilá se escuchan pocas voces, entonces en algo estamos fallando. Luego de semejante momento, Wiesel declaró: “Esta generación ha perdido la esperanza” y es una lástima que Auschwitz ha dejado de ser una advertencia para ser un precedente. Hace unos años alguien me dijo, si hoy los jóvenes, los madrijim, saben poco de la inquisición, no pretendas que tus nietos les puedan enseñar a sus hijos sobre la Shoá. En ese momento, me sonó fuerte e imposible, pero si hoy, que no han transcurrido 65 años, desde que terminó la Segunda Guerra Mundial, ya existen personas que aseveran que la Shoa es un invento judío para legitimizar la creación del Estado de Israel, ni hablar lo que puede llegar a ocurrir cuando los últimos sobrevivientes ya no estén con nosotros, para poder contarnos sus historias y retratarnos una mínima pincelada del horror que debieron soportar.
Lamentablemente hay un brote de judeofobia en pura efervescencia y debemos recordar que el nazismo surgió de una de las naciones que hasta ese momento era considerada de las más civilizadas del mundo, una nación que utilizó a sus mejores científicos, a los más capacitados doctores, a personas cultas y de gran conocimiento para cometer el acto más aberrante de la historia de la humanidad. No podemos perdonar declaraciones antisemitas sólo por ser “opiniones”, el derecho de expresión existe, pero el odio no puede recibir validez.
Somos todos responsables de dar lucha a quienes niegan la Shoá y a quienes comparan al Estado de Israel con el nazismo. Debemos tomar un compromiso inquebrantable para no permitir que el olvido intencional, dé paso al antisemitismo y la impunidad. La memoria y la justicia debe mantenerse viva y no permitir que vuelvan a matar a las víctimas, al olvidarlas; no desoír a quienes desean borrar a Israel del mapa, a quienes desean hacerle creer al mundo que somos semejantes a nuestros victimarios.
El pueblo judío siempre fue amenazado de muerte y muchas veces nos llevaron al límite pero siempre resistimos. Resistimos no con grandes ejércitos, no con armas, no con poderosos aliados sino con educación, fe, cultura, historia y la fuerza motora de una juventud comprometida con los valores y tradiciones de un pueblo que perdura y ve caer a quienes lo atacan.
Como herencia tenemos un gran pasado, pero debemos comprometernos para tener un futuro.
La Shoá fue un crimen contra la humanidad, fue un crimen contra todos, no sólo contra los judíos.
Siempre nos preguntamos cómo pudo ocurrir semejante tragedia, cómo nadie lo evitó, cómo el mundo no se levantó y lo detuvo.
Aunque los nazis no se encuentren al poder, nuevos líderes parecen emularlos. Parece que 6 millones de muertos no fueron suficientes, que miles de atentados no significan nada y es por eso que aunque estemos solos debemos enfrentar a los Hitler, Ahmadinejad y demás asesinos que el mundo produzca.
Elie Wiesel declaró “Pensé que el antisemitismo había muerto en Auschwitz. Luego me di cuenta de que sólo los judíos murieron allí”, la pregunta es ¿a quién albergarán los próximos Auschwitz y qué estamos dispuestos nosotros a hacer para evitarlo?
La Hasbará debe ser parte de cualquier comunidad, es difícil saber qué hacer, pero al menos debemos juntarnos a discutir, dejar la seguridad de nuestros muros y buscar la manera de confrontar con quienes nos atacan.
Hoy más que nunca deberíamos estar unidos, porque esa es la única forma de que nuestra generación no vuelva a perder la esperanza…

Ari Guerstein

Iom Ierushalaim

Deja un comentario

Hoy se celebran 42 años de la Reunificación de Jerusalem

El 28 de Iyar de 5717, 7 de Junio de 1967 se consiguio la Reunificación de Jerusalem.
De esta manera el sueño de todo judío, de arribar a Ierushalaim y tocar el Kotel, fue realizado.
Dividida durante la Guerra de la Independencia, la ciudad de Jerusalem fue reunificada 19 años más tarde durante la Guerra de los Seis Días.
La batalla de Jerusalén comenzó el 5 de junio de 1967 cuando los jordanos atacaron desde la línea de alto el fuego.
Luego de dos días de intenso combate, el 7 de junio, la infantería del Tzahal entra en la Ciudad Vieja.
Los soldados llegan frente al Kotel. Moshé Dayan, líder político militar, afirma solemnemente: “Esta mañana, El Tzahal ha liberado Ierushalaim, la capital dividida de Israel. Hemos vuelto al lugar más santo de nuestros lugares santos y no nos separaremos de ellos nunca”.
En la alegría, se declara “Ierushalaim reunificada y capital eterna e indivisible del pueblo judío”.
Un año más tarde, el 12 de mayo de 1968, el Gobierno israelí declara el 28 Iyar (según el calendario judío) día de fiesta, que se convierte en fiesta nacional en 1998.
42 años más tarde, Jerusalén reunificada sigue viva, al ritmo de una población cada vez más numerosa.
Al ser testigo de siglos de vida y sus tradiciones, Jerusalem sigue atrayendo a los turistas,peregrinos, historiadores, apasionados de la arquitectura o simples curiosos, viajeros de todas las confesiones se dan cita en esta ciudad donde convergen las civilizaciones.
El desfile anual, que tiene lugar todos los años desde la liberación de la Ciudad Vieja, reúne a cientos de niños y adultos en una marcha musical que los conduce al Muro de los Lamentos. Allí tienen lugar los rezos y las danzas, para celebrar la Ciudad de Oro.
La celebración de la unidad de Jerusalem ocupa un lugar importante en el corazón de los israelíes como así también de los judíos del mundo entero.
Esperamos que Jerusalem, ciudad triplemente santa, sea eternamente capital de Israel y viva un futuro de Paz y Convivencia!!!

Haz click, para que se vea la imagen:

http://subtitle.in/v/OtGpwUNuc_g/PEauN_QIX_v

Eli Cohen, la leyenda del Mossad

Deja un comentario

Hoy se cumplen 44 años del asesinato de un verdadero heroe israelí: Eli Cohen (1924-1965)

Eli Cohen, nació en Alejandría, Egipto, el 26 de diciembre de 1924, contribuyó a actividades proisraelíes en Egipto en los años 50, tuvo que huir de Egipto junto a otros judíos después de la crisis de Suez.
Llegó a Haifa en 1956, no sabía hablar hebreo pero al ser un fervoroso sionista, lo aprendió velozmente.
En 1957 fue reclutado para el servicio de contraespionaje militar israelí, mas su trabajo como analista le resultaba monótono y aburrido.
Averiguó cómo ingresar en el Mossad, pero fue rechazado, sin saber que en el futuro, el destino le tenía reservado una sorpresa.
Es llamativo que fuera rechazada su solicitud de ingreso en el Mossad. Fue el legendario director de la organización, Meir Amit, quien decidió readmitirle, entrenarle y encomendarle la más difícil de las misiones para un espía: infiltrarse en las líneas del más acérrimo enemigo y conseguir información militar ultra secreta
Finalmente en 1960, se le dotó de una identidad falsa como un árabe sirio que volvía a Siria tras vivir en Argentina.
Para establecer su coartada, Cohen se fue a Argentina en 1961 y al año siguiente se mudó a Damasco.
Durante los siguientes años, usando el apodo de Kamel Amin Tsa’abet, envió fotografías a sus mandos en Israel de los búnkeres en donde Siria guardaba la artillería de largo alcance de origen ruso Cohen ganó con éxito la confianza de varios militares sirios y oficiales del gobierno, y envió mensajes de inteligencia a Israel por radio, cartas secretas y, ocasionalmente, visitando Israel en persona.
Incluso hizo amistad con el sobrino del entonces dictador sirio Hafed al Assad, y consiguió los planes del ejército sirio para conquistar el norte de Israel. La información no tenía precio.Incluso, el mismo Assad, quiso nombrarle Viceministro de Defensa.
Su logro más famoso fue su viaje a las fortificaciones Sirias de los Altos del Golán. En enero de 1965 fue pillado in fraganti por expertos soviéticos enviando mensajes de radio y por este hecho fue condenado por espionaje.
Le obligaron a enviar mensajes falsos a Israel, pero lo que hizo fue advertir de su captura. Tres dias después Siria declaró que le había apresado. Pese a los esfuerzos de Meir Amit, de las presiones diplomáticas -hasta el Papa pidió que no se le asesinase- un 18 de mayo de 1965, después de recibir y soportar solo Dios sabe que tipo de torturas e interrogatorios indescriptibles sin soltar palabra alguna sobre su misión o secretos israelíes, después de ser procesado por espionaje y condenado a muerte, fue llevado al centro de Damasco para ser ahorcado públicamente en una plaza de Damasco. Lo retransmitieron las televisiones del mundo entero.
Ninguna nación, ningún pueblo, ni siquiera ningún ejército es consciente del trauma moral y existencial que supone para Israel, y en especial para el Tzahal, cuya primera regla es que nunca, NUNCA, se deja a un compañero atrás, vivo o muerto, que sus restos mortales estén en el exilio y sin recibir un sepelio adecuado.
La repatriación de los restos de Eli Cohen será una lucha que jamás dejará de lado Israel ni el pueblo judío. Como otras más urgentes que libra en la actualidad.
Su legado, su obra, lo hacen un héroe nacional en Israel, sus logros fueron un factor decisivo en el resultado de la Guerra de los Seis Días
Demostro la exteriorización de los valores judíos más supremos, como el sacrificio por los demás poniendo en juego su propia vida, dejando un estandarte heroico, épico y por supuesto dramático para la posteridad del pueblo judío.
Es honrado en el Museo Internacional del Espía en Washington DC.
A 44 años de su muerte las peticiones de su familia para que sus restos sean devueltos a Israel han sido rechazadas por el gobierno sirio. Descansé en paz, donde quiera que esté, y que, con ayuda de los cielos, reciba pronto la sepultura que se merece en su Tierra, en su país, por el que luchó y por el que murió.
Z”L Zijronó LiBrajá , Sea su nombre de Bendito Recuerdo.

Acto del Día de Israel en Argentina

Deja un comentario

Buenos Aires celebraba, en el día de ayer, junto a la comunidad judía argentina los 61 años del Estado de Israel. Se esperaban canciones, artesanías y gastronomía judía. Iba a ser un encuentro abierto, frente a la sede de la Jefatura de Gobierno, una actividad organizada por la Dirección de Relaciones Institucionales del Gobierno porteño, que serviría para difundir la cultura de la comunidad judía.
La idea de realizar dichos encuentros son “para que todos los vecinos y los turistas puedan conocer, aprender, valorar y disfrutar de lo que las colectividades dan a la sociedad”, declaraban autoridades del Gobierno porteño.

Sin embargo, grupos aún no identificados con carteles antisionistas generaron disturbios en el acto. A golpes de puño atacaron los manifestantes.
Hubo fuertes forcejeos. Para el secretario general de la AMIA, Julio Schlosser “Es una zona liberada, sin ningún policía”.

Calificó el hecho como una vergüenza. El embajador de Israel, Daniel Gazit, presente en el acto dijo “Esto es un acto de barbarie, contra esto luchamos, esto es terrorismo, se trata de la cultura contra el terrorismo”.

Hubo 4 detenidos. El acto quedó interrumpido por 30 minutos. Hasta el momento son 5 los detenidos, 4 hombres y 1 mujer, un policía herido, y 2 jóvenes de la organización del evento fueron atendidos por el SAME.
El embajador de Israel tuvo que ser retirado con custodia y policía, ingresándolo para protegerlo en la sede del Gobierno de la Ciudad.

http://www.youtube.com/get_player

Podría haber sido una fiesta, pero algo falló, en el acto del Día de Israel

Por Eduardo Chernizki para Iton Gadol

“Un agradecimiento a todos los que permanecieron en el acto, a pesar de los incidentes, porque vamos a seguir demostrando, frente aquellos, quizás grupos minúsculos, que prefieren vivir en la violencia y con las amenazas, para demostrarles que nosotros estamos por la convivencia, por el pluralismo y fundamentalmente por la democracia, gracias a todos”. Con estas palabras Aldo Donzis, el presidente de la DAIA, cerró la celebración del 61º aniversario de la independencia del Estado de Israel organizado por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en la Avenida de Mayo al 500, frente a la hoy Casa de la Cultura.
Este agradecimiento pronunciado cerca de las 18.30 horas de ayer domingo 17 de mayo, fue el corolario de una tarde muy especial porque algo menos de 3 horas antes, cuando unas 1.500 personas se encontraban disfrutando de un espectáculo artístico, un grupo de inadaptados lo interrumpió desde el sector que da a la calle Perú con pancartas, folletos y gritos contrarios al Estado de Israel a la vez que pegaban con palos a quienes quisieron hacerlos callar.
Ante la inesperada agresión algunos jóvenes, y otros no tanto, intentaron repeler el ataque sin que los pocos efectivos policiales, apostados en la cercanía del escenario, intervinieran.
Al notar los atacantes que quienes los rechazaban los superaban en número, comenzaron a escapar corriendo por la Avenida de Mayo hacia la calle Chacabuco, donde algunos fueron interceptados por policía de civil, que logró detener a 5 de ellos, mientras que el resto pudo escapar. El saldo de la refriega fueron 3 personas lesionadas, dos jóvenes que enfrentaron a los atacantes y un miembro de la Policía Federal, la rotura de objetos que un grupo de artesanos tenía a la venta y de algún vidrio.
Estos incidentes interrumpieron el acto y obligó a la custodia del embajador Daniel Gazit a retirarlo del lugar que ocupaba frente al escenario, mientras que el presidente de DAIA, Aldo Donzis, en el lugar, Julio Schlosser, secretario general de AMIA y Carlos Frauman, presidente de la OSA, estos dos últimos insistían frente a los responsables policiales que había que prevenir que otros inadaptados volvieran a atacar.

“Cuando a los antisemitas los dejan dominar la calle es una amenaza para la democracia”, manifestó el embajador de Israel, Daniel Gazit
Sabemos que tanto Aldo Donzis como Julio Schlosser, se comunicaron telefónicamente con el ministro de Justicia, Aníbal Fernández para recriminarle la pasividad inicial de los policías. Horas después respondió por medio de un comunicado que rechazaba las acusaciones que le fueron realizadas, pero que resultaron evidentes para todos los que estaban en el sector de la calzada en donde se produjo el enfrentamiento.
Cuando se reanudó el espectáculo una gran cantidad de gente se acercó al lugar permaneciendo hasta que el acto finalizó, llegaron varias autoridades policiales y efectivos antimotines.
¿Por qué no estuvieron antes?, es un interrogante que por el momento no tiene respuesta. Como era de esperar los comentarios e interpretaciones de lo ocurrido fueron muchos, desde la opinión de Julio Schlosser de que se había dejado la zona “liberada”, hasta el de un miembro del gabinete ministerial del Gobierno de la Ciudad que decía que lo ocurrido era consecuencia de que a cierto sector del poder le molesta que otros puedan salir a la calle, no a manifestar y hacer reclamos, sino a celebrar.
También escuchamos a uno de los responsables de la organización de este evento decir que al iniciarse el incidente le solicitó a uno de los policías uniformados que intervinieran para evitar los palazos y que en lugar de hacerlo le contestaron que si quería que lo hiciera él. Esto también se lo relató a uno de los comisarios que se hizo presente luego de los disturbios.
Otra de las interpretaciones que hacían varios periodistas que se acercaron al lugar cuando se enteraron de los incidentes, era que a menos de 45 días de las elecciones al oficialismo no le convenía para nada una agresión como la ocurrida, y que por lo tanto era un “pase de facturas” en su contra, de algún sector disconforme por no haber sido incluido en las listas electorales.
De acuerdo a los volantes que quedaron esparcidos en la calle, los atacantes se identificaban como integrantes del Frente de Acción Revolucionaria, una agrupación que se define como marxista-leninista y defensora del proletariado explotado por el imperialismo.
Según los responsables del Gobierno de la Ciudad, pasaron por el lugar más de 4.000 personas. Podría haber sido una fiesta, pero algo falló.


Fuera de las acusaciones que se envían unos a otros, esperamos que realmente no haya sido intencionalidad Gobierno nacional, pero si estamos convencidos que fue responsabilidad del mismo y del Gobierno porteño.
Pedimos justicia y seguridad y deseamos que en Argentina no se vuelvan a vivir momentos de discriminación, odio, terror y antisemitismo. Aunque hoy, esto parece dificil de cumplir.

Duo Israelí en Eurovisión

Deja un comentario

Israel, muy bien representado, en Eurovisión 2009

El dúo representante israelí para el concurso Eurovisión 2009 estaba integrado por Noa y Mira Awad. La singularidad de este dúo es que Noa es judía, israelí de origen yemení, por el otro lado Mira Awad es árabe-israelí.
Luego de brillar cantando juntas en eliminatorias, llegaron a la última etapa de la competencia.
Su actuación en las semifinales con la canción en hebreo, árabe e inglés: Einaiych (There must be another way) fue magnifica, al punto de emocionar al frío publico moscovita.
Fue considerada la “La canción políticamente más ecuánime, este año en Eurovisión” así lo proclamó el animador de la televisión rusa, cuando anunció el dúo de las prestigiosas cantantes israelíes Mira Anwar Awad y Ajinoam Nini, mas conocida como Noa.Con su canción , lograron el tercer lugar entre los diez países seleccionados finalistas en la primera semifinal del Certamen Eurovisión realizada anoche en Moscú. Pero principalmente demostraron la convivencia pacífica de judíos y árabes; y como la integración y la igualdad promueven la paz.
Sin dudas esta es una gran acción que beneficia a la imagen de Israel, pero por suerte no solo beneficia a su imagen sino que se condice con la realidad.

http://www.youtube.com/get_player

Visita del Papa a Israel – Día 2

Deja un comentario

Descontento generalizado en Israel por el discurso del Papa sobre la Shoa

Con la visita del Papa y las últimas noticias que vienen llegando desde Israel, algunos, los más optimistas, suponíamos que esta visita podía ser mas que eso y transformarse en el impulso inicial para mejorar la situación de Medio Oriente, unirse contra el verdadero peligro que traen las arenas de la antigua Persia y poder definitivamente soñar con que en un corto plazo la palabra Shalom, tenga verdadero significado.
Además, creíamos que el Sumo Pontífice, tenia la oportunidad de demostrar que su pasado en las juventudes hitlerianas habían sido un error y no era parte de su ideología.
Sin embargo, tal vez fuimos demasiados optimistas, dado que hoy, Benedicto XVI se quedó “corto” en su discurso ante el monumento a las víctimas del Holocausto y de su boca no salieron las palabras “perdón” ni “remordimiento”, que todos esperábamos escuchar.
“No pidió perdón”, “No recordó (la responsabilidad) de los nazis” y “Se quedó corto”, son algunos titulares hoy en los principales diarios israelíes.
El diario Haaretz, recuerda que Benedicto XVI “no recordó la responsabilidad de los nazis en el Holocausto”, lo que aún levanta sospechas sobre su origen alemán y su pasado en las
juventudes hitlerianas y en la Wermacht, las fuerzas armadas del Tercer Reich.
El
Museo del Holocausto fue la segunda parada del Pontífice tras su llegada ayer a Israel y, quizás, la más importante de toda su peregrinación debido a las susceptibilidades que despertaba saber como este nuevo Papa abordaría el genocidio de seis millones de judíos a manos de los nazis y la poca solidaridad brindada por las autoridades máximas en su momento de la Santa Iglesia.
En torno a este mismo asunto también se interpone entre Israel y el Vaticano un polémica foto en el Museo cuya leyenda acusa al Papa Pío XII de no ayudar a salvar judíos de los nazis, así como la reciente readmisión en la Iglesia Católica del obispo
lefebvriano Richard Williamson, negacionista del Holocausto.
El hecho de no pedir perdón al pueblo judío, es un retroceso de lo anteriormente hecho por el Papa Juan Pablo II y definitivamente ha perdido una oportunidad, que será difícil de remendar.
Ratzinger, no admitió el silencio de la Iglesia al tener conocimiento de lo que sucedía en los campos de exterminio y en su lugar prefirió hablar de “memoria, olvido y sufrimiento”, pero “sin mencionar el negacionismo del Holocausto”, cuestión que ultimamente ha salpicado a la Iglesia y crea temor que junto al negacionismo y al olvido, nuevos “Auschwitz” vuelvan a abrirse.
Todos los medios concuerdan con una falta de remordimiento y lamento, es claro que hay cosas que no pueden ser parte del protocolo, y desde luego el Holocausto es una de ellas.
Esperamos que este acto fallido, quede solo en eso y prontamente podamos hablar de una verdadera unión entre el Vaticano e Israel para luchar con el antisemitismo en todas sus variantes y principalmente en ahondar esfuerzos en la educación para que las futuras generaciones sepan que existió la Shoa y no fue la matanza de 6 millones de judíos sino el asesinato en masa de personas inocentes cuyo único delito era tener una creencia diferente.
Ojala algún día el mundo aprenda…
Les dejamos un gran video hecho por la fundación GEDENK (Recordá en Yidish)
Adon Olam ad matai? / Di-s hasta cuando? – Subliminal y Miri Ben Ari

http://www.youtube.com/get_player

Visita del Papa a Israel

Deja un comentario

BENEDICTO XVI visita ISRAEL


El Papa Benedicto XVI será recibido en Israel, como un verdadero amigo del Estado de Israel y del pueblo judío, luego de haber sido cuestionado fuertemente por su pasado y participación en las juventudes hitlerianas.
La visita del Papa contribuirá inmensamente a reforzar el diálogo entre el cristianismo, el judaísmo y el islam, como parte de los esfuerzos tendientes a lograr la paz en la región.
Miembros de las tres grandes religiones monoteístas viven juntos en Israel, un país plenamente comprometido a garantizar a todos la completa libertad de culto y a salvaguardar la libertad de acceso a todos los lugares santos.
La visita, se prolongará, desde , hoy, lunes 11 hasta el 15 de mayo de 2009, lo cual marcará un hito en el desarrollo de las relaciones entre el Vaticano e Israel.
Una visita o peregrinación a Tierra Santa es una experiencia espiritual única, que brinda la posibilidad de reforzar la fe personal. Tiene además el valor de acercar a personas de diferentes creencias, con base en sus antecedentes históricos y culturales comunes.
Esta es la clave para el inicio de un diálogo de paz entre los adeptos de distintas religiones y creencias.
Más allá de su significado religioso singular para las tres grandes religiones monoteístas, Jerusalem es la capital del Estado de Israel y del pueblo judío.
Jerusalem es una de las ciudades más hermosas del mundo y desde su reunificación en 1967, Israel ha velado por la libertad de culto para todos. La ciudad representa una combinación única de lo antiguo y lo sagrado por una parte y de la modernidad y la vitalidad por la otra
Israel invita a los creyentes del mundo entero a seguir las huellas del Papa, viniendo en peregrinación a Tierra Santa.

Visita del Papa Juan Pablo II
La llegada de Benedicto XVI, nos recuerda la anterior realizada por el Papa Juan Pablo II, quien en marzo de 2000, realizo una peregrinación personal a los Santos Lugares, y fue recibido por el Presidente Ezer Weizman y el Primer Ministro Ehud Barak. El programa de la visita incluyó acontecimientos como reuniones con los Grandes Rabinos de Israel y visitas a Yad Vashem y al Kotel.
La visita puso de relieve el proceso continuo de entendimiento entre el judaísmo y la Iglesia Católica.
Además del deseo del Sumo Pontífice de promover el proceso de paz, repudiar al antisemitismo, condenándolo por él como un pecado contra Dios y la Humanidad. Fue particularmente notable su identificación con el sufrimiento de los judíos y especialmente en el contexto de la Shoá, sus expresiones de contrición por la hostilidad y violencia dirigidas en el pasado por los cristianos contra los judíos, su comprensión de lo que Israel significa para el pueblo judío y por ende de la importancia de haber establecido plenas relaciones diplomáticas entre la Santa Sede y el Estado de Israel en el contexto de la reconciliación de la Iglesia Católica con el pueblo judío. .
Juan Pablo II describió a los judíos como “los amados hermanos mayores de la Alianza original nunca revocada por el Señor”.
A lo largo de la historia, las actitudes y enseñanzas de la Iglesia, presentaban abrumadoramente a los judíos como rechazados por Dios, sustituidos por la Iglesia y condenados a sufrir y errar por el mundo por no aceptar la fe cristiana. Esta actitud subyacía en la hostilidad de la Iglesia Católica respecto de la idea misma de un retorno del pueblo judío a su patria ancestral para reestablecer allí su soberanía.

De hecho, el Papa Juan Pablo II declaró que: “… tras el trágico exterminio de la Shoá, el pueblo judío comenzó un nuevo período de su historia. Tienen derecho a una patria, como cualquier nación civilizada, conforme al Derecho internacional [que es lo que buscamos] para el pueblo judío que vive en el Estado de Israel….” El establecimiento de plenas relaciones bilaterales entre el Estado de Israel y la Santa Sede, junto con la posición sin ambages de esta última contra el antisemitismo, fueron en gran medida frutos de ese diálogo.

Así también la declaración del Papa sobre la Shoa, al hablar de Shoah, termino judío para denominar al holocausto, demostró una actitud de empatía y además, se puso a él mismo como testigo, rindiendo homenaje a las victimas y pidiendo disculpas por algunos cristianos, especialmente las autoridades de la Santa Iglesia, durante el Nazismo y la inadecuada “resistencia espiritual” de otros grupos ante la persecución de los judíos.
Como lo indicó el entonces Primer Ministro Ehud Barak en ocasión de la visita del Papa a Yad Vashem, no es posible dejar el pasado atrás de la noche a la mañana. Sin duda, quedan no sólo las hondas diferencias teológicas que mantienen a ambas comunidades separadas, sino también las divergencias en lo concerniente a la memoria histórica y la interpretación del pasado, pero a pesar de ellas, es innegable que hemos entrado en una nueva era en las relaciones entre católicos y judíos, en la que la visita de Juan Pablo II a Israel se destaca como un hito culminante a lo largo del camino histórico de reconciliación y fructífera cooperación.
Extracto del discurso de bienvenida pronunciado por Shimon Peres, para ver la alocución completa hacer click acá
“…En vuestra visita aquí, a la Tierra Santa, veo una misión espiritual de primer orden, una misión de paz. Una misión para plantar semillas de tolerancia y arrancar las malas hierbas del fanatismo. Aprecio vuestras posiciones y vuestras acciones encaminadas a reducir el nivel de violencia y odio en el mundo.
Estoy seguro de que ésta será una continuación del diálogo entre el judaísmo y el cristianismo en el espíritu de los profetas.
Honro vuestros esfuerzos por alimentar a los hambrientos y aplacar la sed humana de fe, fe en el hombre y en el Creador del Universo. En nuestro país, judíos, cristianos, musulmanes, beduinos, y circasianos viven juntos. Comparten una misma tierra.
Comparten un mismo cielo.
Dirigen sus plegarias a Dios Todopoderoso. Cada cual puede orar en su propia lengua y según su propio libro de oraciones, sin injerencia externas.
Israel salvaguarda la absoluta libertad de práctica religiosa y de acceso a los Lugares Santos. Nos sentimos siempre felices de acoger en la Tierra Santa a peregrinos de todas partes del mundo.
Desde los días del patriarca Abraham nuestro antepasado, venimos creyendo que el hombre debe aspirar a ser un invitado deseable y un anfitrión cortés.
[Porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos – Isaías LVI, 7]
Nuestro país es pobre en recursos pero rico en fe. Nuestro país es mitad desierto, pero hemos construido una economía floreciente con el esfuerzo del capital humano y una sociedad ávida de justicia para cada niño que nace. Hemos hecho las paces con Egipto y Jordania y estamos negociando con los palestinos para llegar a la paz con ellos e incluso llegar a una paz regional conjunta.
Vuestra visita nos brinda una comprensión bien aventurada entre religiones, y extiende la paz a próximos y lejanos. El Israel histórico junto con el Israel renovado reciben con beneplácito vuestra visita, que viene a allanar el camino de la paz de ciudad en ciudad.
Bienvenido seáis a Tierra Santa, Bienvenido a Jerusalem”.

  • Más información, hacer click acá
  • Agenda del Papa en Israel, hacer click acá

Theodor Herzl

Deja un comentario

Actos en Homenaje a Herzl

Israel conmemorará, el lunes 4 de Mayo, la memoria del visionario del Estado, Theodor Herzl. Las ceremonias se realizarán en los cinco lugares que visitó Hertzl durante su viaje en 1896: en Yaffo, en Rishon Letzión, en Ness Tziona, en Rejovot y Jerusalem, donde una ceremonia tendrá lugar en la casa principal que vivió, la que será restaurada, piedra por piedra, en el distrito de Mamilla
Biografía resumida del Padre del Sionismo
Teodoro (Biniamín Zeev) Herzl, el visionario del sionismo moderno, nació en Budapest el 2 de mayo de 1860. fue un periodista y escritor austrohúngaro, fundador del sionismo político moderno .
Fue educado en el espíritu la cultura secular, Herzl tropezó por primera vez con el antisemitismo, que transformaría su vida y el destino de los judíos en el siglo XX mientras estudiaba en la Universidad de Viena (1882). Más tarde, durante su estadía en París como periodista, se enfrentó directamente con el problema. En aquel entonces Herzl consideraba al problema judío como una cuestión de carácter social y en el que la asimilación y la conversión eran rechazadas como soluciones.
En 1894, el capitán Alfred Dreyfus, un oficial judío del ejército francés, fue acusado injustamente de traición, principalmente debido a la atmósfera antisemita reinante. Herzl estuvo presente cuando los presentes gritaban “Muerte a los Judíos” y llegó a la conclusión que existía una sola solución a este ataque antisemita: la emigración masiva de los judíos hacia un país al que pudieran llamar propio. Así, el Caso Dreyfus pasó a ser uno de los factores determinantes en la génesis del Sionismo Político.
Herzl llegó a la conclusión de que el antisemitismo era un factor estable e inmutable en la sociedad humana, que la asimilación no sería la solución. Consideró la idea de llegar a una soberanía judía y, a pesar del ridículo al que sería sometido por líderes judíos, publicó en 1896 Der Judenstaat (El Estado Judío).
Herzl planteó que la esencia del problema judío no era algo individual sino algo de carácter nacional. Declaró que los judíos lograrían la aceptación del mundo solamente si dejaban de ser una anomalía nacional. Los judíos son un pueblo, dijo, y su condición puede ser transformada en una fuerza positiva por medio del establecimiento de un estado judío con el consentimiento de las grandes potencias. Él vio la cuestión judía como un problema de política internacional, que debía ser tratado en la arena de la política internacional.
Herzl propuso un programa práctico para la recolección de fondos de los judíos de todo el mundo por medio de una organización que trabajaría hacia la realización práctica de esta meta (esta organización, cuando fue creada finalmente, se llamó la Organización Sionista). Consideraba que el futuro estado sería un estado modelo desde el punto de vista social, basando sus ideas en el modelo europeo de la época, una sociedad ilustrada moderna. Debía ser neutral y a favor de la paz, y de naturaleza secular.
Herzl convocó y presidió el Primer Congreso Sionista en Basilea, Suiza del 29 al 31 de agosto de 1897, la primera reunión internacional de judíos sobre una base nacional y secular. Aquí los delegados adoptaron el Programa de Basilea, el programa del movimiento sionista, y declararon que “el sionismo pretende establecer en Palestina un hogar para el pueblo judío que esté basado en la ley pública”. En el Congreso se fundó la Organización Sionista como brazo político del pueblo judío, y Herzl fue electo su primer presidente.
Herzl comprendió la necesidad del estímulo de las grandes potencias para los objetivos nacionales del pueblo judío. Por eso, viajó a la Tierra de Israel y a Estambul en 1898 para encontrarse con el Kaiser Guillermo II de Alemania y el Sultán del Imperio Otomano. Cuando estos esfuerzos demostraron ser estériles, se volvió hacia Gran Bretaña y se reunió con Joseph Chamberlain, el ministro de colonias británico y con otros. La única oferta concreta que recibió por parte de los británicos fue la propuesta de una región autónoma judía en el Africa Oriental, en Uganda.
El pogrom de Kishinev en 1903 y la difícil situación de la judeidad rusa, que conoció de cerca durante una visita a Rusia, le causó una fuerte impresión. Presentó al Sexto Congreso Sionista (1903) la propuesta británica de Uganda como refugio temporario para los judíos de Rusia que se encontraban en un peligro inmediato. Si bien Herzl dejó en claro que esta proposición no afectaría la meta final del sionismo, una entidad judía en la Tierra de Israel, la propuesta despertó una gran tormenta en el Congreso y casi provocó un cisma en el movimiento sionista. El Programa de Uganda fue rechazado finalmente por el movimiento sionista en el Séptimo Congreso Sionista, en 1905.
Herzl murió en 1904 de una neumonía, y de una debilidad cardíaca debido al exceso de trabajo por sus incesantes esfuerzos en pro del sionismo. Mas para entonces el movimiento había encontrado ya su lugar en el mapa político mundial. En 1949 los restos mortales de Herzl fueron traídos a Israel e inhumados en el Monte Herzl, en Jerusalem.
Herzl acuñó la frase “Si lo queréis, no será una leyenda”, que se convirtió en el lema del movimiento sionista. Si bien en su momento nadie lo hubiera imaginado, el movimiento sionista condujo, en tan sólo cincuenta años después del Primer Congreso, al establecimiento del soberano Estado de Israel.

ISRAEL, Judío entre las naciones

Deja un comentario

ISRAEL, Judío entre las naciones

Aunque no es una definición original, se la debería tener en cuenta. Israel ahora condensa el milenario odio hacia los judíos y es tratado con el mismo consciente o inconsciente prejuicio. Siempre es el culpable. Haga lo que haga, siempre está mal, excepto cuando contribuye a su autodestrucción. Se desconocen sus virtudes, se exageran sus defectos.El odio a los judíos empezó hace más de 2000 años, antes aún de Cristo. Prevalecen las teorías que lo atribuyen a la tenacidad con la que se aferraban a un Dios único y abstracto que, además, era ético. Gracias a Pablo, el apóstol de los gentiles, se expandió con fuerza el cristianismo que, durante sus primeros veinte años, no se alejaba de las sinagogas. Siglos más adelante, por la excepcional inspiración de Mahoma -articulada a los textos del viejo Israel-, nació el islam. Pero ambos descendientes tendieron al parricidio.Para los cristianos, la llegada de Jesús significaba el fin de la función “placentaria” de Israel: después de Cristo su supervivencia era vista como impugnadora, anormal. Para los musulmanes, al no aceptar los judíos a Mahoma como el último de los profetas, revelaban haber modificado sus propios textos, donde habría sido anunciado; una redonda e imperdonable perversidad.No obstante, tanto unos como otros fueron ambivalentes. Para los cristianos, Dios no quiere la desaparición de los judíos, porque terminarán convirtiéndose a la nueva religión y serán la corona del plan celestial. Para los musulmanes son el Pueblo del Libro, junto con los cristianos, y merecen un status superior al de los politeístas. Por eso en ambas jurisdicciones hubo períodos de fértil convivencia y períodos de sanguinaria persecución.Los judíos conforman la comunidad humana que ha padecido el maltrato más obstinado de la historia. Fueron convertidos en el chivo expiatorio de todos los males, por absurdas que fueran las acusaciones. Por ejemplo, durante la “peste negra” que asoló Europa, se les atribuyó haber envenenado los pozos de agua y las turbas se dedicaron a incrementar el número de muertos judíos. Tuvo que intervenir el Papa para frenar tamaña locura. Siglos antes se había inventado el baldón del “crimen ritual”: los judíos extraían la sangre de niños cristianos para amasar el pan de su Pascua (¡!).Este vampirismo (no olvidar el ejemplo de Shylock; y que hasta el Concilio Vaticano II los judíos eran “deicidas”, peor imposible), permaneció ajeno a la tradición musulmana. Ahora el mundo musulmán ha sido colonizado por la vasta producción antisemita occidental, incluido el “crimen ritual” que genera terror.En Egipto, país que ha firmado la paz con Israel y debería contribuir a desalentar el odio, tuvo gran éxito una serie de TV donde se mostraba cómo los judíos degüellan niños árabes sobre una palangana para llenarla con su sangre y luego amasar el pan de la Pascua. No hubo condena de ningún organismo internacional a tamaña usina de odio. La dolida queja de Israel fue contestada con esta frase: “En Egipto hay libertad de expresión”.Predicadores, políticos e intelectuales tienden ahora, como en la década de 1930, a incentivar el antisemitismo “demostrando” que el sufrimiento de los judíos, en vez de provocarnos solidaridad, debería hacernos comprender su maldad incurable. Son auténticos verdugos, criminales. Ya no queda bien calificarlos de “raza inferior”, por supuesto. Los racistas son ahora los judíos. Racistas, nazis, asesinos de niños, lo peor. En la Carta del Hamás, por ejemplo, se los identifica según el libelo fraguado por la policía zarista en Los protocolos de los sabios de Sión : provocaron todos los males del mundo para dominarlo, incluida la Revolución Francesa, la Primera y Segunda Guerraa Mundial, la Revolución Rusa y otras calamidades por el estilo.Recordemos que las grandes matanzas comenzaron por una intensa descalificación. Luego resulta fácil avanzar. El Holocausto no hubiera sido posible sin las centurias previas, donde el judío era asociado con ratas y cucarachas. Las “leyes raciales” que lanzó Hitler durante años deshumanizaron a los judíos hasta que en muchas partes del mundo se considerara su eliminación como un acto de higiene.El Estado de Israel es descalificado de la misma forma. Se lo acusa con una tirria que no se aplica a otras naciones. En especial sobresale la izquierda fascista, que ha traicionado sus ideales de origen y ahora se asocia con dictaduras y teocracias. Si Irán, junto con las organizaciones terroristas que apoya, lograse su objetivo de borrar a Israel del mapa, no se derramarán muchas lágrimas, porque el mundo se está convenciendo de su malignidad innata. Terminado el Holocausto, tampoco se derramaron demasiadas lágrimas: los puertos del mundo se cerraron para los supervivientes, incluso los de América latina y los Estados Unidos. Un año después de terminada la guerra hubo otro progrom en Polonia.El Estado de Israel no fue un regalo por causa del Holocausto, sino que consiguió su independencia luchando contra la más poderosa potencia colonial de entonces, que era Gran Bretaña. Los foros internacionales sólo le fueron favorables en noviembre de 1947, cuando las Naciones Unidas votaron por más de dos tercios la partición de Palestina en un Estado árabe y otro judío. Al Estado judío no se le otorgaba casi ningún sitio bíblico de significación, ni siquiera Jerusalén, cuya mayoría de habitantes era judía. Para “compensar”, le adjudicaron el vasto desierto del Neguev. Los judíos aceptaron felices. Los estados árabes, en cambio, juraron violar esa resolución y arrojarlos al mar. Ni mencionaron independizar un Estado palestino. Tampoco lo crearon durante los 19 años en que ocuparon la Franja de Gaza y toda Cisjordania.En 1967, Egipto bloqueó el Canal de Suez para el comercio con Israel y le cerró su salida por el golfo de Akaba. Manifestó que anhelaba borrarlo del mapa (como ahora Irán) y exigió el retiro del colchón de la ONU para terminar con la “entidad sionista”. ¿Qué hicieron las Naciones Unidas? Retiraron el colchón, por supuesto, y dieron luz verde al exterminio. Pero el resultado no fue el que se esperaba.Terminada la Guerra de los Seis Días, Israel ofreció la paz a cambio de la devolución de territorios conquistados. La Liga Arabe se reunió entonces en Khartun y emitió los famosos “Tres No”: no negociar con Israel, no reconocer a Israel, no firmar la paz con Israel. ¿Hubo una indignada reacción a semejante hostilidad? Ninguna.Sólo después de la Guerra de Iom Kipur el presidente Anwar El Sadat entendió que era imposible destruirlo y manifestó su propósito de acabar con la guerra. Entonces, el más duro de los israelíes, que era Menajem Beguin, le devolvió hasta el último grano de arena del Sinaí, territorio tres veces más extenso que todo Israel. No sólo eso: le entregó pozos de petróleo, aeropuertos, carreteras y hasta los centros turísticos más sofisticados que ahora posee Egipto, construidos por el mismo Israel. Como añadido, evacuó la ciudad de Yamit, al sudoeste de Gaza que, de haber existido aún, hubiese dificultado el contrabando de millares de misiles en los que gastaron ríos de dinero los actuales señores de esa Franja.Después de ceder el Sinaí, Israel siguió siendo acusado de “expansionista”. Es el judío, el maligno. Tampoco ayudó a la paz que evacuase por completo la Franja de Gaza sin pedir nada a cambio. Y la esperanza de que cesara el lanzamiento de misiles contra las poblaciones del sur. La Franja se convirtió en un territorio Judenrein. ¿Qué hicieron los líderes de Hamás con las 20 colonias paradisíacas que les dejaban los pioneros israelíes, llenas de flores, árboles, invernaderos, centros sanitarios, granjas, escuelas y hasta fábricas? ¡Las destruyeron, quemaron y convirtieron en escombros! ¿Fue condenada esa depredación irracional? No.¿Se mencionan otros responsables, además de Israel, por los sufrimientos del pueblo palestino? El ejército jordano asesinó millares en el Septiembre Negro de 1971. Siria mató más palestinos que Israel, según dijo el mismo Yasser Arafat. Hamás ejecutó 370 palestinos cuando se adueñó de la Franja de Gaza y luego impidió la peregrinación a La Meca de los musulmanes que no respondían a sus mandatos.Cierro con pena. Los terroristas están ganando la campaña que enciende el odio en vez de conducir a la moderación, el diálogo y la paz. Para ellos es mejor que muera un palestino a que muera un israelí, por eso los usan de escudos humanos. Cuando muere un israelí la prensa calla. Cuando muere un palestino brota lava ardiente. Mientras más palestinos sufran y mueran, más grande será la lástima. Pero esa lástima no aporta paz ni progreso.Israel, judío entre las naciones, imperfecto como toda construcción humana, deberá seguir tolerando la doble vara con que se miden sus acciones. Es ineluctable. Pese a ello, sólo le queda reforzar lo que fortifica una buena relación con los sectores pacifistas y racionales del mundo árabe. Ya ha realizado mucho y bueno en varios campos, aunque de eso no se habla. Tiene que hacer más. Allí reside su condena o su gloria.