Descontento generalizado en Israel por el discurso del Papa sobre la Shoa

Con la visita del Papa y las últimas noticias que vienen llegando desde Israel, algunos, los más optimistas, suponíamos que esta visita podía ser mas que eso y transformarse en el impulso inicial para mejorar la situación de Medio Oriente, unirse contra el verdadero peligro que traen las arenas de la antigua Persia y poder definitivamente soñar con que en un corto plazo la palabra Shalom, tenga verdadero significado.
Además, creíamos que el Sumo Pontífice, tenia la oportunidad de demostrar que su pasado en las juventudes hitlerianas habían sido un error y no era parte de su ideología.
Sin embargo, tal vez fuimos demasiados optimistas, dado que hoy, Benedicto XVI se quedó “corto” en su discurso ante el monumento a las víctimas del Holocausto y de su boca no salieron las palabras “perdón” ni “remordimiento”, que todos esperábamos escuchar.
“No pidió perdón”, “No recordó (la responsabilidad) de los nazis” y “Se quedó corto”, son algunos titulares hoy en los principales diarios israelíes.
El diario Haaretz, recuerda que Benedicto XVI “no recordó la responsabilidad de los nazis en el Holocausto”, lo que aún levanta sospechas sobre su origen alemán y su pasado en las
juventudes hitlerianas y en la Wermacht, las fuerzas armadas del Tercer Reich.
El
Museo del Holocausto fue la segunda parada del Pontífice tras su llegada ayer a Israel y, quizás, la más importante de toda su peregrinación debido a las susceptibilidades que despertaba saber como este nuevo Papa abordaría el genocidio de seis millones de judíos a manos de los nazis y la poca solidaridad brindada por las autoridades máximas en su momento de la Santa Iglesia.
En torno a este mismo asunto también se interpone entre Israel y el Vaticano un polémica foto en el Museo cuya leyenda acusa al Papa Pío XII de no ayudar a salvar judíos de los nazis, así como la reciente readmisión en la Iglesia Católica del obispo
lefebvriano Richard Williamson, negacionista del Holocausto.
El hecho de no pedir perdón al pueblo judío, es un retroceso de lo anteriormente hecho por el Papa Juan Pablo II y definitivamente ha perdido una oportunidad, que será difícil de remendar.
Ratzinger, no admitió el silencio de la Iglesia al tener conocimiento de lo que sucedía en los campos de exterminio y en su lugar prefirió hablar de “memoria, olvido y sufrimiento”, pero “sin mencionar el negacionismo del Holocausto”, cuestión que ultimamente ha salpicado a la Iglesia y crea temor que junto al negacionismo y al olvido, nuevos “Auschwitz” vuelvan a abrirse.
Todos los medios concuerdan con una falta de remordimiento y lamento, es claro que hay cosas que no pueden ser parte del protocolo, y desde luego el Holocausto es una de ellas.
Esperamos que este acto fallido, quede solo en eso y prontamente podamos hablar de una verdadera unión entre el Vaticano e Israel para luchar con el antisemitismo en todas sus variantes y principalmente en ahondar esfuerzos en la educación para que las futuras generaciones sepan que existió la Shoa y no fue la matanza de 6 millones de judíos sino el asesinato en masa de personas inocentes cuyo único delito era tener una creencia diferente.
Ojala algún día el mundo aprenda…
Les dejamos un gran video hecho por la fundación GEDENK (Recordá en Yidish)
Adon Olam ad matai? / Di-s hasta cuando? – Subliminal y Miri Ben Ari

http://www.youtube.com/get_player

Anuncios