Marruecos ejemplo en el Mundo Árabe

Deja un comentario

Desde la frontera occidental del mundo musulman, el Rey de Marruecos se ha atrevido a abordar uno de los temas mas incendiarios en el conflicto de Medio Oriente- el Holocausto. En una epoca en que el menoscabo del presidente irani Mahmoud Ahmadinejad del Holocausto ha llegado a los grandes titulares, el Rey Mohammed VI ha llamado a la destruccion nazi de los judios “uno de los capitulos mas tragicos de la historia moderna”, y ha apoyado un programa con base en Paris destinado a difundir la palabra entre los musulmanes. Muchos en el mundo islamico aun ignoran o saben poco acerca del intento nazi por aniquilar a los judios durante la IIª Guerra Mundial. Algunos descreen completamente de el. Otros argumentan que fue un crimen europeo y lo imaginan como la razon por la cual Israel existe y los palestinos no tienen estado. El sentimiento fue agudamente ilustrado en marzo luego que una orquesta de jovenes palestinos actuo para sobrevivientes israelies del Holocausto, solo para ser cancelados por lideres enojados del campo de refugiados de Cisjordania donde ellos viven. “El Holocausto sucedio, pero nosotros estamos enfrentando una masacre similar por parte de los mismos judios”, dijo un lider comunitario llamado Adnan Hindi, en ese momento. “Nosotros perdimos nuestra tierra y fuimos forzados a huir.” Como otros lideres arabes moderados, el Rey Mohammed VI debe andar con cuidado. El fervor islamico esta creciendo en su reino, destacado en 2003 por los ataques en Casablanca inspirados por al-Qaeda sobre objetivos que incluian lugares judios. Cuarenta y cinco personas murieron. El reconocimiento por parte del Rey del Holocausto, en un discurso leido en su nombre en una ceremonia en Paris en marzo, parece ilustrar los radicalmente diferentes caminos que los paises como Marruecos e Iran estan tomando. Marruecos ha sido por mucho tiempo un silencioso pionero en la campaña de paz arabe-israeli, mas notablemente cuando sirvio como lugar de reuniones secretas para funcionarios israelies y egipcios que establecieron el innovador viaje a Jerusalem en 1977 del presidente egipcio Anwar Sadat. Aunque los funcionarios marroquies dicen que la sincronizacion es casual, el discurso del Holocausto llego aproximadamente al mismo tiempo que Marruecos corto relaciones diplomaticas con Iran, afirmando que estaba infiltrando alborotadores chiitas musulmanes en esta nacion sunnita. El discurso fue leido en una ceremonia lanzando el “Proyecto Aladdin”, una iniciativa de la Fundacion para la Memoria de la Shoah con sede en Paris que tiene por objetivo difundir la conciencia del genocidio entre los musulmanes. Organiza conferencias y ha traducido escritos clave del Holocausto tales como el Diario de Ana Frank al arabe y persa. El nombres se refiere a Aladino, el joven con el genio en su lampara, cuya leyenda, originalmente musulmana, se volvio un cuento amado universalmente. El Holocausto, decia el discurso del rey, es “el legado universal de la Humanidad.” Marruecos un “caso unico” Fue un “muy importante acto politico”, dijo Anne-Marie Revcolevschi, directora de la Fundacion Shoah. “Esta es la primera vez que una cabeza de estado arabe toma tan clara postura sobre la Shoah”. Andre Azoulay, un importante asesor del actual rey, es judio y uno de los seis miembros del consejo del rey en una monarquia que supervisa todas las grandes decisiones. Considerado uno de los hombres mas poderosos de Marruecos, el ve su pais como “un caso unico” por la intensidad de sus relaciones judeo-musulmanas. “Nosotros no mezclamos judaismo y la tragedia de Medio Oriente”, dijo a Associated Press en una entrevista. Miembro fundador del Proyecto Aladdin, Azoulay dice que parte de la meta del programa es mostrar a Occidente que los musulmanes no son hostiles a los judios, y que Marruecos estaba entre los paises que resistieron los planes nazis de exterminar a sus poblaciones judias. El señala al Rey Mohammed V, el abuelo del actual gobernante, quien tuvo el credito de resistir las politicas antisemitas de los franceses coloniales. El Proyecto Aladdin esta recien comenzando. Su trabajo aun debe llegar a escuelas y librerias en Marruecos, aunque Revcolevschi de la Fundacion Shoah dijo que el Diario de Ana Frank esta entre las memorias del Holocausto disponibles en arabe y persa en Internet, y esta siendo vendido bajo el mostrador en Iran. “La gente habla de choque de civilizaciones, pero es mas un choque de ignorancia”, dice ella. “Nosotros estamos contrarrestando esto.” Hakim El Ghissassi, un asistente para el alto funcionario de Asuntos Islamicos que leyo el discursod el rey, dijo que el rey esta unicamente posicionado para promover el dialogo del Islam con el Judaismo porque entre sus titulos se incluye el de “Comandante de los creyentes”- significando que el es la autoridad suprema para los musulmanes marroquies. “Lo que el rey ha dicho sobre el Holocausto refleja nuestros mas amplios esfuerzos”, dijo El Ghissassi, enumerando tales reformas como cursos para reforzar la tradicion marroqui de islam tolerante familiarizando a los imams locales con los libros santos judios y cristianos. “Nosotros queremos hacer que todos puedan diferenciar entre las politicas israelies injustas y el respeto por el judaismo”, dijo.

Deja un comentario

El primer ministro, Biniamín Netanyahu, recibió en Berlín, en la última etapa de su gira europea, los planos originales del antiguo campo de exterminio nazi de Auschwitz.
Netanyahu recibió los originales del también conocido como campo central, ubicado a 60 kilómetros de la ciudad polaca de Cracovia, datados de 1941 y 1942, del director del popular diario alemán “Bild”, Kai Diekmann.
Se trata de documentos que muestran, en palabras del presidente del Museo del Holocausto de Yad Vashem, Avner Schalev, la “gélida y sistemática maquinaria del horror nazi”.
Entre otras dependencias, los planos muestran las rampas a las cámaras de gas, el trazado de la vía férrea que cruzaba el portalón de acceso al campo, así como un crematorio.
El grupo Springer, al que pertenece “Bild”, adquirió esos documentos en 2008 y los expuso al público en febrero de este año.

El Archivo Federal certificó la autenticidad de los planos, los únicos hasta ahora hallados en Alemania, y el propósito en que queden expuestos en Yad Vashem, ubicado en Har Hazikarón, en el extremo oeste de Jerusalén, junto con otros documentos relativos al que fuera el mayor campo de exterminio nazi, donde se estima que fueron asesinados un millón de presos, la mayoría judíos.

Netanyahu recibió los planos en un acto al que acudió acompañado de Yossi Peled, sobreviviente de Auschwitz y miembro de su gabinete, y fue la parte más emotiva de su visita a Berlín.

El primer ministro desmintió haber llegado con Estados Unidos a un acuerdo para congelar la ampliación de los asentamientos en Cisjordania, al decir que son “rumores que no tienen base”, y se limitó a decir que se hacen “esfuerzos por eliminar discrepancias”.

Medios británicos e israelíes habían afirmado que Netanyahu habría accedido a detener durante nueve meses la construcción de asentamientos en Cisjordania, aunque no en Jerusalén Este, que Israel considera como parte de su capital legítima.

El jefe del Gobierno cerró su visita a Alemania en la Casa Museo de la Conferencia de Wannsee, el lugar junto al hermoso lago a las puertas de Berlín, donde, en 1942, Hitler trazó su plan para el exterminio de los judíos europeos.

La "Nakba" Judía

Deja un comentario

La historia de los judíos que vivían en países árabes y como se vieron obligados de abandonar sus hogares y buscar refugio en Israel.
Pocas veces los medios de comunicación cuentan sobre este exiliados judíos árabes.
The Nakba of Arabic Jews…من [جو] [أربيك] النكبة

El éxodo judío de los países árabes hace referencia a la expulsión o salida masiva de los Judíos en el siglo XX, originariamente de ascendencia Sefardita y Mizrahi, de países árabes e islámicos. La migración comenzó a finales del siglo 19, pero se aceleró después de la guerra árabe-israelí de 1948. Según estadísticas árabes oficiales, 856.000 Judíos abandonaron sus hogares en países árabes desde 1948 hasta principios de los 70. Unos 600.000 se instalaron en Israel, dejando atrás propiedades valoradas hoy en más de $300 billones. Las propiedades inmobiliares de los Judíos abandonadas en países árabes está calculada en 100.000 kilómetros cuadrados (cuatro veces el tamaño del Estado de Israel).

Un canciller israelí en Sudamérica

Deja un comentario

Para Comunidades

En 1947, trece de los entonces veinte países latinoamericanos en las Naciones Unidas votaron a favor del Plan de Partición. América Latina jugó un papel crítico en esa votación. Hoy, eso es historia antigua. En las últimas décadas, las naciones latinoamericanas han virado hacia posturas que oscilan entre la neutralidad y la contrariedad en lo relativo a las cuestiones israelíes. La visita del Ministro de Relaciones Exteriores de Israel Avigdor Lieberman -la primera de un canciller israelí a la región en veintitrés años- claramente ha apuntado a reforzar los lazos bilaterales.Lieberman visitó Brasil, Argentina, Perú y Colombia. En todos estos países -salvo la Argentina- fue recibido por los presidentes, además de otros funcionarios de alto rango. A excepción de manifestaciones callejeras de bajo impacto, ocasionales pegatinas de afiches ofensivos, y el infaltable repudio de grupos radicales judíos, el viaje del canciller por la región pasó sin mayor escándalo y contribuyó a solidificar las relaciones diplomáticas y comerciales entre las partes. Como trasfondo de la visita del canciller se encuentra la creciente penetración iraní en el hemisferio occidental. Ello en parte posiblemente explique el renovado interés israelí por América Latina. Recientemente, ha viajado a Panamá y a Costa Rica el Ministro de Seguridad Pública Yitzjak Aharonovitch, ha participado de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos en Honduras el Vice-Ministro Danny Ayalon, en agosto estará en Paraguay y Ecuador el ministro Uzi Landau, y ha sido anunciada una visita del Presidente Shimon Peres para noviembre. Los diplomáticos israelíes parecen haber descubierto que el sur también existe.A lo largo de su estadía en nuestro país, tuve la oportunidad de escuchar dos veces al canciller. Durante una minúscula y brevísima conferencia de prensa ante periodistas comunitarios en la cuál aceptó cinco preguntas a lo largo de quince minutos, y durante un almuerzo organizado en su honor en el Hotel Alvear donde pude escucharlo por más tiempo. Con el aditamento de la entrevista exclusiva que concedió al diario La Nación, podemos darnos una idea del mensaje que trajo a la región. Cinco puntos pudieron ser detectados con claridad: a) reforzar lazos con Sudamérica, como complemento a la relación especial con Washington y al vínculo cotidiano con la Unión Europea y otros actores internacionales; b) alertar sobre la creciente influencia iraní en estas tierras y denunciar la naturaleza del régimen ayatollah; c) subrayar la no-centralidad del problema palestino como el asunto más acuciante a nivel regional; d) señalar la amenaza global del terrorismo fundamentalista islámico; y e) apoyar a la comunidad judía local en el reclamo de esclarecimiento por el atentado contra la AMIA. Estos cinco asuntos no agotan una agenda mayor de preocupaciones plasmadas en entrevistas, conversaciones y discursos pronunciados durante su visita, pero parecen reflejar fielmente al menos varias de las inquietudes contemporáneas de la diplomacia israelí, algunas de las cuáles tocan directamente a América Latina. Nadie debiera albergar expectativas desmedidas acerca de nuevas actitudes latinoamericanas hacia el Medio Oriente como resultado de esta visita (por caso, Brasilia ya anunció que recibirá en breve al presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad). A la vez, tampoco nadie debiera minimizar el impacto positivo que esta gira pudiere haber tenido en la transmisión de la perspectiva israelí a los políticos latinoamericanos. A la luz de las realidades geopolíticas regionales e internacionales, el viaje del canciller Lieberman ha sido oportuno y atinado.

Maccabi Haifa hace historia en el deporte israelí

Deja un comentario

Después de esperar siete años, el sueño se ha hecho realidad. Maccabi Haifa avanzó a la fase de grupos de la Liga de Campeones de Europa, derrotando a Red Bull Salzburgo por 3-0 en el Estadio Nacional de Ramat Gan para completar una victoria global por 5-1 por la clasificación.
Los anfitriones superaron a Salzburgo en el partido de vuelta, tal como lo hicieron en el primero, y realmente mereció pasar a la fase de grupos de la competencia principal del fútbol europeo.
“Lo hemos hecho en el estilo que queríamos. Jugamos al fútbol grande. Estábamos preparados y nuestro plan funcionó bien. Lo más importante es que mantiene la tradición de este club”, comentó el entrenador de Elisha Levy.
Haifa fue el primer equipo israelí en llegar a la fase de grupos en la temporada 2002/03 y en tres semanas se convertirá en el primer club local que jugará en esta etapa por segunda vez.
El sorteo de la fase de grupos tendrá lugar el jueves y Haifa se puede enfrentar a algunos de los nombres más prestigiosos de Europa en su grupo.
Haifa estaba un poco ansioso al comienzo del partido, Katan habilitó a Dvalishvili y después de ver su primer intento bloqueado por la defensa, el delantero de Georgia anotó y Ramat Gan estalló de euforia.
Para deleite de Haifa, Salzburgo no pudo reunir una respuesta inmediata y el resto del primer tiempo pasó sin incidentes.
Salzburgo hizo un par de cambios en la segunda mitad, pero tres minutos más tarde fue Haifa, que volvió a anotar.
Golasa recogió el balón en la banda izquierda y gracias a fortuito rebote el balón en Gustafsson, Haifa duplicó su ventaja.
Salzburgo nunca tuvo ninguna posibilidad de remontar y Ghadir puso la guinda del pastel en tiempo de descuento y la garantía que nada impedirá que el club haga realidad su sueño de la Liga de Campeones.
“Hemos alcanzado nuestros objetivos”, expresó su capitán, Ianiv Katan, tras el partido.

Los VeneJews…

Deja un comentario

Un paseo por Aventura Mall este fin de semana terminó por deprimirme cuando encontré a los padres de un viejo amigo que me contaron las penas y dilemas por los que atraviesan los judíos en Venezuela.
Al igual que para los judíos cubanos o jewbans, Miami es la capital del exilio de los judíos venezolanos, a quienes en el futuro, vaticino, nos llamarán venejews. Entre ambos grupos resaltan similitudes.
Como sucedió en Cuba con Fidel Castro, la cifra de los judíos en Venezuela ha disminuido drásticamente desde que Hugo Chávez asumió el poder. La comunidad hebrea ha sido objeto de invectivas provenientes del mismo presidente y de medios oficialistas. Lo que me induce a cuestionar, ¿cuál es el destino de la vibrante comunidad judía en esa tierra que refugió a mis antepasados y que siempre sirvió de modelo para la diáspora judía?
“Hay un hecho real, un gran número de la comunidad se ha ido de Venezuela”, me comentó Abraham Levy Benshimol, el presidente de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela.“Cuanto más gente se pierde, más problemas para mantener nuestras instituciones”.
Este éxodo acarrea dos consecuencias inevitables. Entre el contingente de expatriados se encuentran líderes que eran vitales para el funcionamiento y desarrollo de la comunidad. Por otra parte, como son tantos los que han emigrado, las donaciones han disminuido, y a las instituciones les es más difícil asistir a los miembros más necesitados, que son quienes no tienen recursos para irse del país.
Las cifras de judíos en Venezuela varían. Medios internacionales como el Jerusalem Post han informado que la comunidad ha decrecido de 30,000 integrantes en su mejor momento a 9,000 actualmente, según los cálculos más conservadores. Sin embargo, un censo conducido por el demógrafo israelí, Sergio Della Pergola, durante comienzos de los 90, concluyó que la comunidad no llegaba a 20,000. Confirmé, además, con directivos no autorizados a declarar a los medios, que en el sistema educativo comunitario — que abarca desde el kínder hasta la secundaria — la cantidad de alumnos se ha reducido a la mitad en la última década.
Uno de los aspectos que más preocupa a los judíos es precisamente la educación de sus hijos. La semana pasada, el gobierno chavista aprobó una oscura Ley de Educación que otorga al estado un poder exagerado de intervención en los currículos de las escuelas privadas. Eso sin contar las materias de adoctrinamiento sobre el “Socialismo del siglo XXI” que serán obligatorias.La ley también prevé que los consejos comunales participen en la administración y supervisión de las escuelas, dándole a las personas no capacitadas en el área educativa la potestad de influir en estos asuntos.
Por otra parte, persisten temores de que el gobierno aplique las restricciones a la enseñanza religiosa y la instrucción de idiomas extranjeros como el hebreo, que son vitales para garantizar la continuidad de la vida judía en cualquier lugar de la diáspora.
Esta incertidumbre ha intensificado en los últimos seis meses la emigración de judíos que se ve reflejada en las escuelas hebreas de Miami, donde se ha notado un incremento significativo en las inscripciones de niños venezolanos, me dijo Chaim Botwinick, presidente del Centro para el Avance de la Educación Judía de Miami. La agencia también ha recibido llamadas desde Venezuela de familias averiguando las opciones educativas que se ofrecen aquí.
“No tengo futuro en Venezuela para mis hijos”, me comentó una madre de tres niños — de 9, 6 y 2 años –, que vive en Caracas y se encuentra en Miami de vacaciones.
“Desde lo que pasó en enero con la sinagoga, los judíos ya no nos sentimos seguros en Venezuela” , confesó la mujer en referencia a la profanación de la Sinagoga Tiferet Israel.
Como ella, la mayoría de los judíos en Venezuela teme pronunciarse contra el gobierno públicamente por miedo a la retaliación. La comunidad prefiere pasar desapercibida en tiempos difíciles, me explicó Pynchas Brener, el rabino principal de la Unión Israelita de Caracas.
“La comunidad debe reaccionar con energía frente a cualquier atropello de carácter antisemita, provenga de donde provenga, porque el silencio sólo anima a quienes desean descalificarnos”, opinó Brener.

Nota completa del Miami Herald

…más de Suecia!!

Deja un comentario

Por Michelle Mazel*

Habiendo pasado una revolución en Rumanía y posteriormente cinco años en Egipto, me alegré cuando mi marido Zvi fue nombrado embajador en Suecia.
Sinceramente, esperaba ansiosa lo que sería nuestro último destino en un amable país occidental. Esta vez no eataríamos aislados, pensé; habrá funciones glamurosas, invitaciones a actos Reales, y nos sumergiremos en una atmósfera amistosa.

Bueno. No ocurrió así exactamente. Era la época de la segunda Intifada y nadie – nadie – nos quería.

Así, por ejemplo, cuando tuvo lugar una manifestación masiva contra los Estados Unidos antes de su invasión de Irak en 2003, la gente desfiló en decenas de miles bajo nuestra ventana de camino a la Embajada americana. Entre las numerosas pancartas desplegadas destacaba de forma prominente una en particular: “Bombardead Tel Aviv, no Bagdad”, decía en gruesas letras negras.

POCAS SEMANAS después, el Sindicato estudiantil de la Universidad de Estocolmo decidió celebrar un “Día de Palestina” que acabaría con un debate al que estaba invitado el embajador Israelí.

Zvi dio un buen discurso diplomático sobre la necesidad de compromiso y reconciliación que fue respondido con silencio. Entonces el representante palestino se puso de pie y soltó una diatriba sobre los salvajes soldados israelíes:

“Cuando espían a una mujer palestina embarazada estos bestias empiezan a apostar si será niño o niña y luego ABREN A LA MUJER para saber quién ganó. Aun más”, continuó, “ninguna joven Palestina está a salvo de ellos. Si es guapa, la desnudan y obligan a caminar por las calles de Jerusalem.”

Todavía puedo recordar el shock que sentí. Después de todo, estábamos en el auditorio de una universidad en un moderno país occidental, no en Ramallah ni en Teheran.

El público silbó y abucheó debidamente a los odiados israelíes. ¿Y por qué no? A diario éramos despreciados en la prensa. Pero aún fue a peor. Bien pronto parte de este odio se volcó en la comunidad judía.

En octubre de 2003, un tal Jan Samuelsson, supuestamente experto en religión e historia religiosa, publicó un artículo en uno de los diarios de mayor difusión – Dagens Nyheter, un periódico matutino con una circulación idéntica a la del Aftonbladet – donde explicaba que era legítimo odiar a los Judíos mientras Israel ocupara los territorios Árabes.

He aquí algunas de las citas extraídas de ese artículo: “El odio Musulmán a los Judíos está justificado”, “el odio a los Judíos es básicamente un fenómeno moderno nacido de las violaciones que el Estado de Israel comete contra los Árabes en Oriente Medio.” Incidentalmente, el Embajador Israelí protestó, pero ¿adivinan? Prevaleció la santidad de la libertad de prensa y no se hizo nada.

Los judíos suecos rápidamente comprendieron el mensaje. Hillelskolan, la escuela judía, recibió protección policial y se recomendó a sus alumnos que no se cubrieran la cabeza y se quitaran las Estrellas de David al salir de las instalaciones. Sus padres recibieron el mismo consejo. Hasta el día de hoy, se recomienda a los enviados religiosos de Israel llevar sombrero, no kipá.

SIN DUDA, parte de esto puede atribuirse a la comunidad musulmana que vive en Suecia hoy – unos 500.000 de un total de nueve millones. En Estocolmo, los judíos mayores, la mayoría de ellos supervivientes del Holocausto, estaban invitados todos los viernes a un
“Oneg Shabat” en el edificio de la comunidad. Yo había participado varias veces y fui allí los primeros días de marzo 2004 para despedirme. Un anciano con fuerte acento polaco sacó un periódico de su bolsillo. “Aquí dice,” me dijo, “que en la gran mezquita de Estocolmo reparten panfletos y cassettes que incitan a librarse de los Judíos, hijos de cerdos y monos. También dice que un portavoz del gobierno declaró que no había necesidad de intervenir. ¿Qué dices a esto?”

No había mucho que decir.

Una vez más la embajada protestó; una vez más el sagrado manto de la santidad de la libertad de expresión se había desplegado sobre lo que solo podía ser considerado como descarado antisemitismo. Otra anciana fue la encargada de expresar el miedo que sentían todos:

“Puede que seáis demasiado jóvenes para recordar, pero así es como empezó en Alemania.”

Me apresuré a destacar que la situación era completamente diferente en tanto en cuanto el gobierno sueco protegiera a sus ciudadanos y que de verdad estaba comprometido a combatir el antisemitismo. ¿Acaso el entonces Primer Ministro Goran Persson no había convocado, no una sino tres veces, seminarios internacionales sobre el tema del Holocausto?

No estoy segura de que me creyeran. Apenas un mes antes, ese mismo gobierno sueco había pagado por la ahora infame exposición que glorificaba a la mujer palestina que se había hecho estallar en medio de una multitud que almorzaba en un atestado restaurante de Haifa en octubre de 2003, matando a 21 personas. Esta “obra de arte” que mostraba una foto de su sonriente y maquillada cara, flotando en un mar de agua roja que imitaba la sangre, había sido escogida para la ceremonia oficial de inauguración del nuevo seminario internacional, dedicado a la valiosa causa de “impedir el genocidio.”

Y cuando el embajador israelí, después de protestar en vano, tomó el asunto en sus propias manos y retorció los focos que iluminaban esa monstruosidad en el agua, todos los periódicos de mayor difusión protestaron su intolerable ataque a la libertad de expresión artística.

Al día siguiente la exposición recuperó todo su esplendor.

Cuando un año más tarde los Musulmanes protestaron por un cuadro del Museo de Gothenburg que encontraron insultante, lo hicieron con mucha más eficacia. Una carta anónima detallaba lo que le pasaría a la esposa y los niños del procurador del cuadro si no lo quitaban de inmediato.

Así se hizo inmediatamente.

* La escritora es la esposa del anterior embajador Zvi Mazel. Ella es la autora de La esposa del Embajador publicado en 2002, un relato personal de los ocho años que pasó en El Cairo con su marido

Antisemitismo a la sueca…

Deja un comentario

El Ministerio de Exteriores horrorizado por un reporte sueco sobre Tzáhal
El Ministerio de Exteriores respondió furiosamente a un artículo publicado en el diario de mayor circulación de Suecia, Aftonbladet, que acusa a soldados de Tzáhal de secuestrar a los palestinos para robar sus órganos, precisando que se trata de una grotesca infamia que retrotrae a los libelos o difamaciones de sangre de la Edad Media.En la Edad Media se acusaba a los judíos de matar a un niño cristiano para hacer la matzá o pan de ácimo, para las festividades de Pesaj (pascua judía).El portavoz del Ministerio de Exteriores Yigal Palmor describió la historia publicada por el diario sueco como una “histeria racista de lo peor”.
“Nadie debe tolerar tal pieza medieval de libelo de sangre de demonización que sin duda anima a crímenes de odio contra los judíos”, dijo Palmor. “Esto es una vergüenza a la libertad de expresión, y todos los suecos la deben rechazar incondicionalmente”.
En la historia, titulado “El saqueo de los órganos de nuestros hijos”, y acompañada de una espantosa fotografía, los palestinos dicen que soldados de Tzáhal están secuestrando a sus hijos para robar sus órganos.
El artículo escrito por Daniel Bostrom hace referencia a las recientes detenciones en Nueva Jersey de varios norteamericanos, incluyendo rabinos, por una serie de presuntos delitos, incluida la intermediación de la venta de órganos para trasplante.
La historia cita también las denuncias de casos similares de robo de órganos, en 1992, durante la primera intifada.“Nuestro hijos son usados como donadores de órganos involuntarios’, me dijeron los parientes de Khaled de Nablus, así como la madre de Raed de Jenín, como también los tíos de Machmod y Nafes de Gaza, todos desaparecieron por pocos días, y retornaron por la noche, muertos tras habérseles practicado autopsia”.
En tanto que el periódico sueco competidor Sydsvenskan acusó al Aftonbladet de liso y llano antisemitismo en una editorial alusivo.
Fuente: aurora-israel.co.il

Fuerte rechazo por la designación en Irán de un acusado por la AMIA‏

Deja un comentario

El presidente Ahmadinejad propuso como ministro de Defensa a Ahmad Vahidi, sospechado de haber participado en la organización del atentado y con orden de captura de Interpol. El Gobierno y la comunidad judía repudiaron la nominación. Un repudio generalizado en los tres poderes del Estado y en la comunidad judía argentina suscitó ayer la nominación por parte del presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad de su nuevo ministro de Defensa.Es que se trata de Ahmad Vahidi, ex líder de la Guardia Revolucionaria iraní (Al Quds), sospechado de haber participado en la organización del atentado a la AMIA de 1994 en el que murieron 85 personas.Vahidi es uno de los iraníes cuya captura internacional reclama la Justicia argentina y cuyo pedido fue ratificado por una circular roja de Interpol aprobada en noviembre de 2007 que califica de “máxima prioridad” su búsqueda.Anoche, la cancillería argentina emitió un duro comunicado en el que afirma que la nominación de Vahidi fue recibida con “grave preocupación” por el Gobierno argentino y expresa su “más enérgica condena” a la misma.”La nominación del Ahmad Vahidi al puesto de Ministro de Defensa de Irán, constituye una afrenta a la Justicia argentina y a las víctimas del brutal atentado terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA)”, repudió la cancillería en su nota en la que exige “una vez más al Gobierno de la República Islámica de Irán cooperar de manera plena con la Justicia argentina”.El titular de la Fiscalía de Investigación del caso AMIA, Alberto Nisman, recordó que Vahidi era “el jefe del grupo de elite Al Quds, que se ocupaba de las operaciones del régimen iraní en otros países y participó de la planificación del atentado en la Argentina”.Nisman se quejó de que Irán “nunca entregó” a Vahidi a pesar del pedido de Interpol y en cambio le “brindó refugio”. Y calificó de “gravísimo” que Ahmadinejad encima “lo premie con un cargo público de primera línea”.El presidente de la AMIA, Guillermo Borger, dijo estar “sorprendido e indignado” con la noticia y consideró el nombramiento de Vahidi como “vergonzoso e insultante”.En la misma línea se sumó el presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), Aldo Donzis, quien afirmó que “la decisión adoptada por el presidente iraní, quien niega sistemáticamente el Holocausto y llama a la destrucción del Estado de Israel, constituye un incalificable agravio a las víctimas de la masacre y sus familiares, a la comunidad judía argentina y a la República Argentina y su sistema judicial”.En tanto, el diputado socialista Roy Cortina, que integra la comisión de relaciones exteriores de la Cámara Baja, adelantó que impulsará una declaración de repudio por parte del Congreso.También en Washington, el Departamento de Estado calificó de “perturbador” la nominación de Vahidi.El martes pasado, al asistir al acto por el 15° aniversario del atentado que permanece impune, Cristina Kirchner reafirmó “la voluntad de verdad y justicia” y el “compromiso de seguir luchando para el esclarecimiento” del ataque terrorista. “Hay un reclamo a Irán para que los acusados sean sometidos a la Justicia argentina, cuyo pedido de captura fue solicitado por la fiscalía”, recordó la Presidenta.A raíz de las sospechas que tiene la Justicia argentina sobre la participación que habría tenido el régimen teocrático iraní en el atentado contra la AMIA, las relaciones entre ambos países se mantiene congelada hace años. De hecho, la embajada iraní en Buenos Aires se encuentra a cargo de su representante de negocios.Desde la llegada al poder de Ahmadinejad hace cuatro años, el vínculo se tensó aún más por tratarse de un negacionista del Holocausto que llegó a proponer “barrer a Israel del mapa”. El Gobierno argentino siempre trata de mantener un delicado equilibrio para no enemistarse con aliados regionales como Hugo Chávez y Evo Morales, que mantienen una buena relación con el régimen iraní ni con la comunidad judía argentina, que exige mayor dureza en las condenas a Irán.En ese sentido, siempre fue un dolor de cabeza para la Casa Rosada el líder piquetero Luis D’Elía, un fervoroso defensor de Ahmadinejad. Habrá que ver si mañana dice algo, en el acto que prepara para respaldar al kirchnerismo. Los limitesLas novedades de Teheran vuelven a poner en evidencia las limitaciones que presenta para la Argentina la decision de someter a juicio a cinco ciudadanos iranies reclamados por su presunta participacion en el atentado a la AMIA. El gobierno ha conseguido en los ultimos años instalar el tema en la ONU y obtuvo el apoyo de los paises centrales para reactivar los pedidos de captura internacional via Interpol. El principal sosten del reclamo habia surgido sin embargo, en Washington, por la fuerte influencia de la comunidad judia norteamericana. El nombramiento de uno de los acusados en el gabinete de Mahmoud Ahmadinejad, quien acaba de ser reelecto en medio de una profunda crisis de legitimidad, resulta asi un inesperado desafio a los limites de la politica de los EEUU hacia Teheran, con el que Obama busca establecer un dialogo directo sobre el monitoreo del programa nuclear. Pondria Washington en riesgo ese proceso? El dato”Los terroristas adoran la muerte. Algunos, como presidentes, otros como ministros”, dijo el Embajador de Israel, Daniel Gazit, sobre la nominacion de Vahidi.

Fuente: Diario Clarin

Fui católico, agnóstico y ahora soy judío…

Deja un comentario

Carlos Escudé está en Israel y espera. Es una espera tan larga como espiritual y trascendente. La más trascendente, quizás. Hasta hace pocos meses no esperaba —o no le importaba—, pero ahora sí. A los 60 años, este doctor en ciencias políticas, alumno de Yale y Oxford, experto en relaciones internacionales, abandonó toda una vida de férrea educación católica, que devino en una madurez agnóstica, para convertirse al judaísmo. Se circuncidó, tomó el nombre de Najmán ben Abraham Avinu y, aunque es un judío conservador, luce una barba que sería la envidia del más ortodoxo, pero que no es de ahora sino de casi toda la vida. Ahora puede disfrutar de la religiosidad a sus anchas, dice. Ya no cree —nunca creyó, en realidad— que Jesús sea el Mesías de la paz que anunciaron las antiguas profecías. Al Mesías ahora lo espera.

Es sábado. El calor seco bajo el sol de la capital del Estado de Israel se siente en la piel. Escudé llega de caminar por la Ciudad Sagrada, y del otro lado del teléfono suena exultante. Viajó para inaugurar la Sección Latinoamericana del 15º Congreso Mundial de Ciencias Judaicas, que se hace cada cuatro años en la Universidad Hebrea de Jerusalem, y si bien ya conocía la Tierra Prometida, es la primera vez que pisa Jerusalem como judío.

Controvertido y ecléctico, capaz de pararse en medio de un bar porteño en el que trasmiten un partido de fútbol para lanzar un provocador grito de “God save the Queen” sólo para fastidiar a la afición futbolera presente, o de ponerse a recitar por televisión a Shakespeare en un inglés “so british”, Escudé habla de su cambio de ideas, su postura ante Israel, del álgebra detrás de su conversión. Y de los miedos de mamá.

– ¿Se cansó de ser católico?
– Nací católico: me bautizaron, tomé la Comunión y la Confirmación y me casé por iglesia. Pero siempre tuve una pelea interna muy fuerte con el catolicismo porque me obligaba a creen cosas en las que no podía creer. No creo que el Mesías haya pasado por este mundo porque ninguna de las profecías bíblicas que lo describen se cumplió. Después es álgebra: cristianismo menos idea de que el Mesías no pasó por acá, es igual a judaísmo.

– Católico, agnóstico, judío… ¿Cómo tomó la decisión?
– Fue un proceso largo. En un momento se produjo un hecho en mi vida que no puedo hacer público y me decidí. Tenía ganas de ser religioso por primera, pero sólo podía serlo en el contexto de una religión que no me impusiera una teología maximalista, sino un credo minimalista. Para ser judío sólo hay creer que hay un Dios creador. El judaísmo no estipula la salvación por la fe. Uno, en todo caso, se redime por sus obras. No podía ser religioso sintiéndome obligado a ser intelectualmente deshonesto, creyendo que el pan se convierte en carne y el vino en sangre. Además, nunca pude aceptar la idea sacramental que el sacerdote es un intermediario entre Dios y el hombre, que tiene el poder de absolver o no. El rabino no es intermediario, sino un maestro.

– ¿Era tan fuerte la necesidad de vivir esa religiosidad?
– Sí, desde siempre, pero sólo encontré trabas. En mi temprana juventud intenté fervientemente ser católico, hasta tuve una época de comunión diaria. Mis compañeros de facultad se acuerdan de esa época, son los únicos, por suerte (risas). Tengo una tendencia religiosa fuerte desde siempre. Pero soy librepensador. Participé en el programa “Creencias”, del canal Infinito, que se hizo en 2006, pero que todavía pasan. Ahí cumplía el rol del agnóstico, porque así me sentía. Daniel Goldman, que luego sería mi rabino, me cuenta que me vio cuando me exasperé y le arrebaté la Biblia al pastor que estaba a mi lado al grito de: “Dios no cabe en este librito”. Goldman dice que luego de esa escena pensó: “Éste es el único que cree en Dios”.

– ¿Cómo tomó su esposa su conversión?
– Muy bien. Ella es católica, pero me acompañó a todas las clases del curso de conversión. No se convirtió pero estuvo al tanto de todo. A veces me acompaña al templo.

– ¿Alguien de su entorno se opuso?
– Alguien a quien admiro y respeto estuvo enojadísimo conmigo. Nunca logré entenderlo, no pudo verbalizar lo que le pasaba de manera racional. Pero seguimos siendo amigos… Bueno, en realidad, mi mamá tampoco se lo tomó bien en un primer momento, no quería que me convirtiera, pero también ya se le pasó. Es muy agnóstica, pero en el fondo creo que le incomodaba socialmente que su hijo se hiciera judío.

– ¿Socialmente? ¿Por qué?
– Y… ¡qué sé yo! No sé, no sé. Ella tiene su círculo de amigas, juegan al bridge y son todas católicas. Me imagino que dar explicaciones sobre una decisión tan poco común la incomodaba.

– ¿Qué disfruta de la liturgia judía?
– Cantarle alabanzas a Dios, y rezarle a un solo dios y nada más. Y cantar. Aunque el Sabbath dura el doble que la misa católica, no es nada aburrido. Uno canta y da rienda suelta a sus impulsos místicos naturales.

– Uno de los dilemas de la religión judía es que los hijos de los judíos abandonan el credo de sus padres, con cifras que llegan hasta el 50 por ciento en la Argentina. El historiador Harold Bloom dijo que pensaba que el judaísmo iba a terminar, como religión, en un siglo. Marx pensaba igual. Y a partir de 1948 hay un Estado judío por primera vez desde los tiempos de los macabeos, hace casi 2.000 años. La “ciencia” pronostica el fin, pero el milagro siempre se repite desde 586 Antes de la Era Común (cuando se destruyó Jerusalén). Por algo será…

– ¿La Argentina es un país antisemita?
– No particularmente. Muchos de mis amigos se enojan por esto que digo, pero lo cierto es que somos un país cuyo presidente en 2007 y cuya presidenta en 2008 hablaron ante las Naciones Unidas y denunciaron a Irán por los atentados contra la AMIA. Frente a gestos como ésos yo no puedo ser un opositor acérrimo a este Gobierno. Pero siempre hubo antisemitismo. En la clase alta tradicional es respetable ser antisemita. Es así. Y hasta la Segunda Guerra pasaba lo mismo en los EE UU. e Inglaterra, pero aprendieron. Acá ese aprendizaje nunca se dio.
– Es importante entender que las politicas estatales a veces no van de la mano de la formación y educación de las masas. El antisemitismo en la Argentina existe, pero no por eso su Gobierno es Antisemita

– ¿Israel tiene que aceptar la existencia de un Estado palestino?
– Yo aspiro a que haya un Estado palestino, y creo que es lo que piensa la mayoría de los israelies. Pero es cierto que no existe porque en 1947, cuando la ONU decidió que la Palestina británica tenía que ser dividida en un Estado palestino judío y uno árabe, los árabes no lo aceptaron. Luego vinieron problemas cada vez más graves, pero el pecado de origen es árabe.

– ¿Las últimas medidas de Benyamin Netanyahu, como impulsar la evacuación de palestinos del este de Jerusalem, representan otro obstáculo para el proceso de paz en Medio Oriente que impulsa Barack Obama?
– Ni Obama ni Netanyahu contribuyen a la paz. Netanyahu es un intransigente y Obama es un iluso que no comprende que los palestinos no se conformarán con nada menos que la destrucción de Israel. La política de Obama para Medio Oriente ya fracasó. Sus advertencias huecas no funcionan, ni con Israel, ni con los palestinos, ni con Irán.

– El sábado hubo un atentado contra gays en Tel Aviv. Y algunos acusan de inspiración ideológica a sectores de la derecha para quienes la homosexualidad es aberrante. ¿Cuál es su posición, como judío, en este tema?
– Como ciudadano, estoy a favor de los derechos gay. Religiosamente, no tengo posición tomada. La Torá condena al varón que se acuesta con otro varón como si fuera una mujer, pero… ¡la homosexualidad es otra cosa! ¡Nunca es como con una mujer!

– ¿Se siente inseguro en Israel ?
– No, nada que ver. Hace un rato regresé de caminar por la Ciudad Vieja , de rezar por primera vez como judío en el Muro de los Lamentos. Jerusalem está hermosa y yo, encantado, obnubilado. Sólo mi mamá se preocupa, porque estoy en un país que ve como peligroso. Ella sí tiene un poco de miedo a los atentados. Pero es mi mamá…

Older Entries