Deja un comentario

Podrá esconderse entre las montañas de Afganistán y Pakistán. Podrá mostrar videos y emitir documentos tan dudosos como todos los datos y versiones que circulan sobre su persona. Podrá disfrutar del mito que genera su vida y todas las versiones que hasta lo dan por muerto.

Pero lo que difícilmente podrá Osama Bin Laden es enfrentar con algo de éxito el relato de su primera mujer. Despechada y cargada de bronca, Najwa Bin Laden se decidió a contarlo todo –junto a su cuarto hijo Omar– en el libro “Growing up Bin Laden” (Creciendo como un Bin Laden). La obra promete convertirse en un boom editorial cuando salga al mercado, el próximo 27 de octubre. ¿Otra bomba de alcance global en la vida del líder de Al Qaeda?

Ahora, ¿qué cuenta Najwa sobre su buscado ex, acusado de ser el cerebro organizador de los atentados del 11 de septiembre de 2001? Entre tantos trapitos que saca al sol, asegura que Osama les pegaba a sus hijos, le gustaban los coches rápidos, cultivar girasoles y escuchar la BBC, la cadena de noticias y entretenimientos de Gran Bretaña.

Najwa se casó a los quince años con el ahora terrorista más buscado del mundo, su primo. Osama tenía en esos momentos diecisiete. La pareja tuvo siete hijos (Omar es uno de ellos) y cuatro hijas. Pero con ella no terminó la vida sentimental de Osama, que tuvo en total seis esposas, a las que mantenía en distintas casas en Arabia Saudita y, tras su exilio de ese país, en Sudán. A ninguna de ellas les permitía utilizar ningún aparato eléctrico. El libro con todas estas revelaciones fue escrito por la periodista Jean Sasson, que fue corresponsal en Medio Oriente durante 12 años.

Según el relato. Obama les pegaba a sus hijos por mostrar demasiado los dientes cuando sonrían. Y para que se curtiesen, los mandaba a dormir al desierto o a escalar montañas sin provisión de agua.

El líder de Al Qaeda llegó a tener al menos un Mercedes Benz dorado y en cierta ocasión compró una lancha rápida. “Nada le satisfacía más que ir al desierto en un coche veloz, que luego dejaba estacionado allí mientras hacía largas caminatas”, cuenta Najwa en el libro.

Según su hijo, Osama presumía de su talento para los cálculos aritméticos y le encantaba retar a la gente a ver si le vencían con una calculadora. Pero su mayor afición, ahora explica su ex esposa, era “labrar la tierra y cultivar el mejor maíz y los mayores girasoles”. También disfrutaba comiendo mangos y escuchando la BBC.

“Mi padre prohibía a mi madre encender el aire acondicionado instalado en nuestro edificio –señala Omar–. Le prohibía también usar la heladera”. Pero esta aversión hacia los electrodomésticos no impedía a Bin Laden regalarse automóviles de alta cilindrada.
El joven matrimonio viajó a los Estados Unidos poco después de la revolución iraní de 1979. Allí Osama conoció a Abdulá Azam, un clérigo radical palestino considerado su mentor ideológico. Poco después comenzó a viajar a Pakistán para apoyar a la resistencia antisoviética en el vecino Afganistán.

Najwa y su hijo Omar salieron de Afganistán antes del 11 de septiembre de 2001 y ninguno de ellos matuvo contacto luego con Osama. Omar, que tiene ya 28 años, se casó en septiembre de 2006 en Inglaterra con la británica Jane Felix-Browne, una mujer mayor que él y ya abuela. Se cree que viven en algún lugar de Medio Oriente.

Según Omar, Al Qaeda nació en 1991, el día en que Osama contempló a una mujer soldado estadounidense con el M16 en bandolera. “¡Una mujer defendiendo a los árabes!”, dijo, y juró vengar la tierra ultrajada, dice el libro según informa el diario El Mundo de España.

Respecto al porqué de la obsesión con Estados Unidos, Omar recuerda estas palabras de su padre: “EE.UU. e Israel son una bicicleta de dos ruedas. La rueda de madera representa a EE.UU., la de acero a Israel. Israel es el más poderoso de los dos. ¿Ataca un general la línea más fuerte durante la batalla? No, se concentra en el sector más débil.”

Fuente Clarin.com

Anuncios

Judíos en el Amazonas (Parte II)

Deja un comentario

La historia de los Abecassis

Alberto Abecassis, que vive en Manaos, es el último de los judíos nacidos en Marruecos que vive todavía en el Amazonas, descendiente directo de una mujer cuya triste historia es casi folklórica entre los judíos de Tánger – Solica, la Tsadika,- de la familia Hachuel o Hachwell. En 1834, cuando la joven Sol Hachuel tenía 14 años, el sultán Muley Abderrahman quiso desposarla y le pidió que se convirtiera al Islam. Ella rehusó y fue condenada a muerte. El episodio provocó una emigración masiva de judíos de Tánger a Gibraltar, donde la familia Hachuel se estableció, trasladándose luego al Amazonas.

Albert Abecassis, sin embargo es nacido en Tánger, en 1924, la familia de su madre había retornado de Gibraltar a Marruecos, a comienzos del siglo XX. El no se fue hacia el Amazonas hasta 1946 a los 18 años. Su padre vivía ya desde hacía algunos años en Mauá, desde donde exportaban lascastañas. “Mi madre no quiso emigrar al Brasil. Ella había nacido en Gibraltar y se casó con mi padre en Tánger pero cuando él quiso ir al Brasil ella se negó porque su hermano, Moïse, que vivía con mi padre en Maua, había sido asesinado por su yerno. Mi tío Moïse se había casado con una portuguesa católica, y su hija se había casado con un caboclo (mestizo). Una tarde se peleó con mi tío, estaba un poco borracho, y lo mató con su revolver. Este tío Moïse tenía ocho hijos pero después de su muerte ellos cortaron los lazos que los unían al judaísmo, su madre era católica. Sus nombres judíos es todo lo que ha quedado- Rachel, Rivka, Haïm, David, todos Hatchwel, todos bautizados” .

Como el padre de Albert Abecassis, los emigrantes judíos marroquíes que partieron para el Amazonas, en el Siglo XIX y a principios del XX, emigraron solos y luego, cuando su situación lo permitió, hicieron venir a sus familias de Marruecos,. Muchos de ellos se han casado con indígenas, a los que les han dado nombres como Levi, Samuel, Jacob y David, tan comunes en el Amazonas hasta nuestros días. “Cuando emigré en 1946, la mayoría de los judíos amazónicos volvían a Marruecos para visitar a sus familias, pero creo que hoy en día soy el único aún mantiene relaciones con Tánger, donde hay una población probable de unos 100 judíos”

Luego de haber trabajado con su padre durante veinte años en Mauá recuerda la existencia de un antisemitismo endémico. “Se escuchaba todo el tiempo decir que los judíos venden más caro, que los judíos mataron a Jesucristo. No se quería a los judías en Mauás y no quedan judíos allá abajo”.

El historiador Prof. Samuel Benchimol cuenta la historia de un pogrom que tuvo lugar en Parintins en 1907, cual el sermón de pascua de un cura católico condujo a la población a matar comerciantes judíos. Abecassis, actualmente no cree que haya antisemitismo en Manaos. La ciudad tiene una comunidad grande y bien organizada de palestinos, pero no hay nunca problemas. De hecho la ciudad de Manaos tiene entre sus “santos” locales un rabino cuya tumba se encuentra en un cementerio cristiano, adonde acuden peregrinos de todas las religiones. Se trata de Shalom Emanuel Muyal, rabino marroquí llegado a Manaos en 1910 en búsqueda de recursos para una yeshivá de Jerusalem. Cuando cayó enfermo de la fiebre amarilla y luego murió, se decidió que sería entrerrado entre los cristianos como los otros 90 judíos marroquíes que han muerto en esta ciudad que carece de un cementerio judío. El origen de la reputación milagrosa del rabino Muyal es desconocido, pero alrededor de su tumba se encuentran decenas de pequeñas placas de mármol, viejas o recientes, con los agradecimientos por las gracias obtenidas, como numerosas marcas recientes de velas.

Trabajo y Religión
“Cuando se conmemora el día de la muerte del rabino, así como en los días de iamim noraim, entre Rosh Hashana y Yom Kipur, los judíos de Manaos visitan la tumba del rabino Muyal, pero son sobre todo los no-judíos que vienen, rezan y prenden las velas”, dice Isaac Dahan, jazan de la sinagoga Beit Yaacov-Rabi Meier de Manaos.
Isaac Dahan, nacido en Alencar, río arriba, ha aprendido el hebreo, los rezos y la Torá con su padre, originario de Rabat. Es el jefe espiritual de la comunidad de Manaos, una pequeña kehilá de 600 almas. El viernes a la tarde, más de un centenar de personas se reúnen en la sinagoga para el Kabalat Shabat y rezan con entusiasmo y profunda devoción. “Había algunas otras familias judías en Alencar cuando era pequeño, dice Dahan. Los Benguigui, los Benzaquen, los Athías. Mi padre vino de Rabat para reunirse con un tío, él fue quién me enseñó el hebreo y los rezos, pues había recibido en Marruecos una formación religiosa muy sólida y luego se perfeccionó en Alecar porque en nuestra vida, río abajo, lo que había era trabajo y religión. El trabajo no era muy duro: se compraban las castañas y el caucho, se los revendía. . . El resto del tiempo, se lo dedicaba a los estudios”. Pero el padre de Dahan se quedó ciego, y todo se perdió, la familia se tuvo que mudar a Manaos para encontrar trabajo.”En Manaos yo pude mejorar mi s conocimientos” dice Dahan” en esa época había todavía viejos inmigrantes, que me han enseñado los Pirkei Avot(Las máximas de los Padres) los rezos, las lectura de la Torá”
Después de la muerte del último rabino de Manaos, Yaco Azulay, en 1976, Isaac Dahan se ha convertido en el responsable de la organización de los servicios religiosos y en el guía espiritual de su comunidad.
Un judío marroquí no se encontrará fuera de lugar en el ritual de esta sinagoga donde el Aron Ha Kodesh guarda una Tora de una antigüedad de más de cuatrocientos años, que ha sido transportada de Portugal a Tánger en la época del éxodo de los judíos ibéricos y de Marruecos a Manaos en el siglo XIX

XIV° aniversario de la muerte de Itzjak Rabin

Deja un comentario

“La vela de Itzjak permanecerá encendida, para siempre, dentro nuestro; en el alma del pueblo; en la historia del pueblo y en el recuerdo del pueblo”. Así lo expresó el Presidente de la Nación, Shimon Peres, durante la ceremonia de encendido de la “Vela de Itzhak”, al cumplirse el 14° Aniversario del asesinato del ex Primer Ministro, Itzhak Rabin. Según sus palabras: “La luz de los actos de Itzhak, su amor y entrega a su pueblo, desde su juventud y hasta su último día, iluminará por siempre”.
En la ceremonia participaron miembros de la familia Rabin, alumnos y movimientos juveniles. Peres describió los últimos momentos en la vida del ex Primer Ministro, quien fuera asesinado en la Plaza Malchei Israel.
“La última noche de su vida, estábamos parados, uno al lado del otro, sobre la tarima de la plaza, que lleva hoy el nombre de Rabin. Nunca había visto a Itzhak tan convencido y radiante. El amor le llegaba. Las despreciables balas asesinas dañaron a todo el pueblo”.
“Catorce años transcurrieron con rapidez, entre ellos, largos años de fracturas en los que debimos sobreponernos -Itzhak y yo- de no alcanzar ningún objetivo, pero se convirtieron en la base para una nueva situación. Cuando comenzamos, los palestinos eran un solo sector terrorista. Ahora existe una Autoridad para la negociación. Entonces regía el imposible mapa de 1947 y, desde entonces, el mapa 1967 y con los palestinos comenzó la negociación”.
“La paz tiene muchos enemigos de afuera y, con diferencias, escépticos desde adentro. El asesinato de Itzjak contrarió y obstaculizó el proceso político pero, la urgencia y comprensión histórica, entre nosotros y nuestros vecinos, fue clara en cada período y en toda su urgencia. La idea de la paz, el valor de la paz y la aspiración de la paz, tienen su raíz en la Biblia de Israel, en la cultura de Israel y en la tradición de Israel y no se debilitará hasta alcanzarla plenamente”.
“La nueva generación resguardó en su corazón que, ni ese insólito asesinato ni ese despreciable asesino, tendrían consistencia. El objetivo delictivo no se elevaría y si el designio del delincuente, al apagar la vela de la vida de Itzhak, consistía en abandonar la esperanza de la paz, su intención fue vana. La meta que Itzhak persiguió con valor, con gran estrategia y con profunda visión, no será abandonada. Su logro, aún si demora, llegará”.

http://www.youtube-nocookie.com/v/do34jXiyPA8&hl=es&fs=1&rel=0&color1=0x2b405b&color2=0x6b8ab6&border=1

“Aniversario del asesinato de Itzjak Rabin: los cobardes mueren muchas veces, los valientes sólo una. “

Deja un comentario

El 29 de octubre de acuerdo al calendario hebreo, se cumple un nuevo aniversario del asesinato de Itzjak Rabin, perpetrado por un fanático judío.
Suena feo para mi pero es así, los fanatismos se hermanan más allá de los credos o las ideologías; son fanatismos y sólo los mueve el odio a las democracias y al bienestar de las amplias mayorías.
La tarea de Rabin por la paz fue titánica, más aún proviniendo de un hombre de la guerra, él tuvo la lucidez y el heroísmo para comprender una coyuntura histórica y realizar los actos políticos necesarios para torcer un rumbo nefasto.
Si en su vida existieron actos heroicos, que los hubo en exceso, este fue el más valiente; creo que exige más coraje desandar un camino que comenzar uno nuevo.
Los Acuerdos de Oslo fueron el comienzo de una nueva etapa, pero ante todo representaron desandar un camino oscuro de mutuos desentendimientos y recíprocos errores fatídicos en las conducciones de ambos pueblos hacia un estatus de justa existencia para ellos entre la naciones del mundo, obligaron a todo tipo de realineamientos en este Medio Oriente de crónicas convulsiones, que aún hoy con la sangre que se siguió derramando nadie puede volver a la etapa previa a los mismos.
El fanático criminal de turno pudo retrasar la marcha de la historia pero no la pudo detener, extensas filas de militantes seguimos cantando la Canción de la Paz, mientras peleamos por el mismo ideal: una sociedad mejor en nuestro país, con tolerancia y coexistencia, sin fanatismos fundamentalistas de ningún tipo en la zona del Medio Oriente y el entendimiento entre los pueblos.
Seguimos peleando contra los mismos que ejecutaron el crimen, pues ellos siguen de pie con sus oscuros principios, hermanados como dije en el comienzo de la nota más allá de cualquier frontera, con la bandera del desprecio a la vida y a una sociedad equitativa y progresista para los pueblos.
“Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte; los valientes gustan la muerte sólo una vez”- William Shakespeare.
No fue el caso de los que mueren muchas veces antes de su verdadera muerte, tuvo la valentía de enfrentar una decisión y un destino, dejó además un legado simbólico al morir con el impacto de la bala cerca del bolsillo donde guardó la letra de la Canción de la Paz, que había terminado de entonar en el palco donde pronunció su último discurso por ella.
La guardó en el bolsillo interno de su saco, justo sobre el corazón, vaya este homenaje de Shir Lashalom ( Canción de la Paz), para el compañero muerto.
¡¡Shalom Javer!!
Biografía de Itzjak Rabin

Al aproximarnos a la biografía de Rabin, se desprenden dos posibles líneas de lectura que intentan comprender la semblanza de este personaje inscripta en la historia de Medinat Israel. Resulta importante conocer el recorrido de Itzjak Rabin por las diferentes épocas y sus marcos de pertenencia en cada tiempo. Vale decir, la misma persona asomará en su devenir como miembro de los grupos de resistencia clandestinos antes de la creación del Estado de Israel, como Jaial luego, Comandante en jefe de Tzahal, más tarde como el encargado de firmar el Acuerdo de Paz con Jordania y, ya sobre el final, como víctima del asesinato político perpetrado en 1995. En este sentido, la primera línea de lectura presentará la idea de cambio en la historia del personaje: un primer Rabin combativo que lucha por Israel, sea desde los grupos clandestinos, sea luego desde las Fuerzas de Defensa del Estado; y luego, un Rabin que se orienta -desde sus puestos políticos- a la búsqueda de la Paz para su Mediná, apoyado en concepciones que afirman la posibilidad de negociaciones de intercambio de tierras por paz. El énfasis de esta lectura estaría puesto, entonces, en el cambio de actitud de Iztjak Rabin respecto de la forma de lucha.
Sin embargo, la segunda línea de lectura rescata una constante en las diversas épocas del personaje que definiría de manera global la historia de Itzjak Rabin. Desde este lugar, el trasfondo de sus luchas -tanto desde la fuerza como desde los acuerdos- estaría signado por la convicción de Rabin en sus ideales de afianzamiento de Medinat Israel.

1922 – Marzo. Itzjak Rabin nació en Jerusalem, en el seno de una familia de fervorosos sionistas laboristas. Su padre, Nehemia, inmigró a Israel de los Estados Unidos y sirvió como voluntario en la Legión Judía durante la Primera Guerra Mundial. Su madre, Rosa, fue una de las primeras integrantes de la Haganá. Itzjak Rabin concurrió a la escuela primaria en Tel Aviv, y al Colegio Kaduri de Agricultura, en la Baja Galilea, donde fue graduado con distinción.

1941 – Después de completar sus estudios, sirvió en el Palmaj y, a partir de 1948, en las FDI durante un total de 27 años.

1964-68 – Jefe del Estado Mayor desde 1964 a 1968, cargo que ocupó durante la Guerra de los Seis Días (Junio de 1967).

1949 – Rabin fue miembro de la delegación israelí para las primeras negociaciones con Egipto.
Puestos Militares:

1941-1947 – Miembro del Palmaj

1947 – Oficial de operaciones del Palmaj

1948 – Comandante de la Brigada Harel

1953-1956 – Comandante de la División de entrenamiento de las FDI

1956-1959 – Jefe del Comando Norte

1959-1963 – Sub-Jefe del Estado Mayor de las FDI

1964-1969 – Jefe del Estado Mayor de las FDI

1968-1973 – Ocupó el cargo de Embajador de Israel en los Estados Unidos.

1973 – Volvió a Jerusalem y se transformó en militante en el Partido Laborista. Itzjak Rabin entró en el Partido Laborista y en la Octava Kneset.

1974 – Dirigió el nuevo gobierno del 2 de Junio de 1974, después de la caída del gobierno de Golda Meir.

1975 – Como Primer Ministro, con la mediación norteamericana, condujo las negociaciones que resultaron en la firma de un acuerdo intermedio entre Israel y Egipto, que llevó a la retirada israelí del Canal de Suez, a cambio del libre tránsito de la navegación israelí por él.

1976 – Junio, el gobierno dirigido por Itzjak Rabin ordenó la operación de Entebe y salvar a los rehenes del avión de Air France de Uganda.

1977-84 – Itzjak Rabin fue un parlamentario activo en la oposición.

1985-90 – Rabin se sumó al Gobierno de Unidad Nacional de la Décima Kneset, ocupando el cargo de Ministro de Defensa hasta el mes de Marzo de 1990.

1989 – Mayo. El Gobierno israelí adoptó su plan para un acuerdo con los palestinos, en etapas, que sirvió como anteproyecto para los esfuerzos subsiguientes realizados para alcanzar la paz.

1992 – Después de ser electo presidente del Partido Laborista de Israel en el mes de Marzo, Itzjak Rabin condujo al Partido Laborista a la victoria en las elecciones en el Junio de 1992.
Itzjak Rabin, el primer hombre nacido en Israel que ocupó el cargo de Primer Ministro, manifestó un estilo de liderazgo franco, directo y a veces llano hasta el punto de parecer rudo. No sólo tuvo que hacer frente a la necesidad de rehabilitación de las Fuerzas de Defensa Israelí, solucionar problemas sociales y mejorar la economía del país, sino que debió también reconstruir la confianza pública en el liderazgo militar y el político.

1993 – Ya como Primer Ministro, trabajó estrechamente con Shimón Peres, el Ministro de Relaciones Exteriores y quien fuera durante mucho tiempo su rival. Rabin planificó y guió las negociaciones que culminaron en la firma de la Declaración de Principios entre Israel y los palestinos el 13 de Septiembre de 1993.

1994 – Firma los Acuerdos de El Cairo con los palestinos, firmados en Mayo de 1994 y el Acuerdo de Paz con Jordania, el 24 de Julio de 1994.
Itzjak Rabin fue uno de los tres laureados que recibieron el mayor galardón reconocido por todo el mundo: el Premio Nobel de la Paz, el 10 de Diciembre de 1994, junto con Shimón Peres y Yaser Arafat.

1995 – Firma el Acuerdo Intermedio con los palestinos, el 28 de Septiembre de 1995.
El 4 de Noviembre de 1995, a las 21:40 hs., mientras se retiraba de una manifestación de masas por la paz, bajo el lema “Sí a la paz, no a la violencia”, Itzjak Rabin fue asesinado por un judío de la extrema derecha. Tenía 73 años. El día de su muerte, fue sepultado ante una nación estremecida y doliente, en un funeral oficial en el Monte Hertzl de Jerusalem, al que asistieron líderes de todo el mundo.

Judíos en el Amazonas (Parte I)

Deja un comentario

La comunidad judía del Amazonas tiene una rica historia de casi dos siglos, mucho más antigua que las comunidades judías de Río o de San Pablo – las más numerosas del Brasil- que es todavía poco conocida y estudiada, tanto en el Brasil como en el extranjero.
En la actualidad no quedan comunidades judías organizadas más que en Manaos y en Belem; pero durante el curso del Siglo XIX, pequeñas kehilot han florecido sobre las orillas de los numerosos ríos de esta región salvaje.
En las aldeas tales como Maua, Itacoatiara, Alencar, Obidos, Cametá, Santarém Itaituba y una docena de otras, dispersas a los largo del río Amazonas y aún en Iquitos y Yurimaguas, en el Perú se encuentran antiguos cementerios judíos – la mayor parte abandonados. Los nombres escritos sobre esas tumbas, casi todos apellidos de familias provenientes de Tánger y de Tetuán, cuentan una larga historia de presencia judía en la región. Sobre esos monumentos funerarios, se hallan nombres tales como Azulay, Abensur, Assayag, Bengio, Benzaquen, Benchimol, Bendahan, Benarros, Medina, Sabba, Serrouya, Zagoury y muchos otros de origen marroquí fechadas entre 1890 y 1930.
El apogeo de la explotación del caucho en el Amazonas, entre 1890 y 1910, atrajo una importante inmigración de judíos marroquíes. Pero las primeras familias judías habían llegado muy anteriormente en 1810. La sinagoga Shaar HaShamaim de Belem, la más antigua de Brasil (si no se cuentan aquellas que datan de la ocupación holandesa en el norte del país en el siglo XVII) ha sido fundada en 1823 y ha estado siempre en actividad. Los inmigrantes judíos marroquíes del Amazonas vivían sobre todo del comercio de productos de la selva. Viajaban en barco por la región para comprar los cueros y las pieles de los animales, las especias, las castañas y otros productos de la selva, para vender granos, telas y diferentes artículos producidos en la ciudad. En los años 1880, el descubrimiento del caucho a partir de la hevea brasiliensis, árbol muy abundante en el Amazonas, creó un verdadero boom económico. Pero este boom no duró demasiado. Los ingleses, que estaban establecidos en la Malasia, habían creado plantaciones que volvieron obsoletos los métodos de extracción del látex amazónico y provocaron una caída del precio internacional del caucho. Esta fue la debacle de la economía amazónica y el fin de la inmigración, los judíos abandonaron sus aldeas sobre las orillas de los ríos amazónicos para buscar un nuevo modo de vida en Manaos, Belem y en Río. Algunos, no se fueron y su descendientes han terminado por asimilarse totalmente a la población local.
Su identidad judía se ha perdido en el transcurso de una o dos generaciones, pero hoy día todavía se puede encontrar, dispersos en esta inmensa región salvaje que cubre un territorio más grande que Francia, los millares de descendientes de estos inmigrantes que, a pesar del abandono de la religión de sus antepasados, conservan los nombres y apellidos típicos de los judíos marroquíes. El más conocido entre ellos es sin duda el cantor ciego David Asayag, cuyo abuelo fue un inmigrante judeomarroquí.
El historiador recientemente fallecido Samuel Benchimol, autor del libro Eretz Amazonia, estima que casi mil familias judías se fueron de Marruecos para el Amazonas entre 1819 y 1930. En las comunidades judías de Belém y de Manaus se cuentan hoy en día casi 3.000 personas.

Shimon Peres, el último gran político israelí!!!

Deja un comentario

Shimon Peres nació como Szymon Persky el 2 de agosto de 1923 en Wieniawie, Polonia, (actual Bielorrusia), hijo de una familia judía laica, de clase media holgada.
Su padre, Isaac (”Guetzl”) Persky, era un empresario maderero de posición acomodada, ausente por largas temporadas de su casa, y de relación fría y distante con su hijo; en tanto su madre, Sara Meltzer, profesora de lengua rusa y bibliotecaria voluntaria en su tiempo libre, el 2 de agosto de 1923. Político, parlamentario y estadista israelí, dos veces Primer ministro de Israel (1984 – 1986 y 1995 – 1996) y actual presidente del Estado de Israel. Fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz, conjuntamente con Isaac Rabin y Yasser Arafat, en 1994.
Tras una carrera política de más de 50 años, en 2007 fue propuesto por el partido Kadima para la elección presidencial. Fue designado presidente de Israel por el Parlamento israelí el 13 de junio y sucedió a Moshé Katsav el 15 de julio por un periodo de siete años, a la edad de 84 años.

Las ideas sionistas de sus padres, muy populares entre los judíos de aquel entonces, se sumaron a la ola de antisemitismo que asoló a la Europa Oriental de la época, y que terminaron por causar la ruina de la familia a causa de las cargas y confiscaciones impuestas a los judíos. Por todo ello, viajó el padre en 1932 a Palestina, por entonces bajo mandato británico, para preparar la emigración de toda la familia, que se concretó finalmente en 1935. El resto de la familia, entre ellos los abuelos maternos de Shimon, tíos y demás, que decidieron quedarse, corrieron peor suerte: pocos años más tarde, a la llegada de los nazis a la aldea, fueron encerrados junto al resto de los judíos en la sinagoga local, y quemados todos vivos.

Su placa de reconocimiento se inicia hace 60 años dando comienzo a una carrera política que le hace ocupar con orgullo y dignidad las principales posiciones del gobierno israelí. Fue además, el gran propulsor del programa nuclear en Dimona y de la industria aeronáutica. Fue uno de los artífices de la Operación Entebbe y se destacó como Vicepresidente de la Internacional Socialista.Hombre de aspecto taciturno, tiene sin embargo un extraordinario carisma y se destaca por su gran locuacidad El veterano gladiador israelí, noveno Presidente del Estado de Israel, con la admiración internacional y la de su pueblo, que ve en su persona al político intelectual, fiel representante del Pueblo del Libro, un hombre de vasta cultura universal y un emblemático luchador por la paz habiendo sido galardonado junto a Isaac Rabin y Yaser Arafat con el Premio Nobel de la Paz en 1994.desde el primer momento, se unió a la Haganah tomando responsabilidad en diversas áreas de defensa y adquisición de armamento . Con la creación del estado de Israel en 1948, Peres se integró en el grupo de personas de confianza del Primer Ministro David Ben-Gurión.

En 1959, fue elegido en la Knéset, como un miembro del Mapai, el Partido Laborista Israelí. Aunque formó parte de la escisión Rafi, que protagonizaron Ben Gurion y Moshé Dayan, volvió al Mapai para liderar el ala más conservadora. Sin embargo, su política demasiado voluble no lo hicieron apreciado por el electorado, por lo que perdió las elecciones en 1977 frente al Likud de Menájem Beguin y de nuevo en 1981.

Peres se fue significando cada vez más como partidario de una paz negociada entre Israel y los árabes, que incluyera concesiones a los palestinos; tales posturas acabaron por romper la coalición de gobierno en 1990. Los laboristas recuperaron el poder en solitario al ganar las elecciones de 1992, pero con Rabin como máximo líder, apoyándole Peres desde un segundo plano.

Como ministro de Asuntos Exteriores impulsó la apertura de conversaciones de paz con los países árabes y con la OLP de Arafat; pero el asesinato de Rabin en 1995 (que convirtió a Peres en primer ministro) y la posterior victoria electoral del Likud frenaron el difícil proceso de paz.A principio del 2006, tras perder las elecciones internas de Avodá contra Amir Péretz, Peres se retira de Avodá y se une a Kadima, partido formado unas pocas semanas después por Ariel Sharón al separarse del Likud. Fue el número dos de la lista de Kadima para las elecciones a la Knéset número 17, posición que Sharón le había prometido y que Ehud Ólmert le ratificó al ocupar el puesto de Sharón, luego de su internación por derrame cerebral.

Shimón Peres se presentó en numerosas elecciones para el cargo de primer ministro (1977 primera vez que Avodá pierde, 1981, 1988 y 1996 cuando parecía tener la victoria asegurada), una elección a presidente (1999) y varias elecciones internas para líder de su partido (1992, 2006). En el 2007 logra romper la larga racha de fracasos electorales al ser elegido presidente.

Su gran influencia en el desarrollo del país desde la creación misma del estado y su participación en el proceso de paz, lo trasforman en una figura de dimensiones míticas para muchos israelíes. Además, por su participación en el proceso de paz es uno de los políticos israelíes más respetados en el exterior (al menos en el mundo occidental. Demostró en esa oportunidad, nuevamente porqué es considerado uno de los políticos más brillantes de la actualidad. Y recordábamos que al cumplir 80 años, lo más granado de la dirigencia mundial estuvo presente en su conmemoración, entre ellos los presidentes Bill Clinton, Hosni Mubarak, el rey Hussein de Jordania y el Primer Ministro Tonny Blair, sólo por mencionar algunos, quienes le brindaron un reconocimiento sin igual. Brilla Shimon Peres con luz propia. Y con elegancia y estilo el Pueblo de Israel corona a un hijo predilecto, con el máximo galardón, la Presidencia del Estado de Israel

Jordania e Israel: el matrimonio no celebra su 15º aniversario

Deja un comentario

Para Itongadol
Por SAL EMERGI

Entre globos de euforia y sueños de proyectos conjuntos, el Rey Hussein de Jordania y el primer ministro israelí, Isaac Rabin, rubrican un histórico acuerdo de paz. Estos dos viejos zorros de la política y la guerra se sentían tan felices como el maestro de ceremonias, el presidente norteamericano, Bill Clinton que proclamó: “Abran sus fronteras, abran sus corazones. La paz es algo más que un acuerdo en el papel”.
15 años después, la íntima imagen del Rey jordano encendiendo el cigarro a Rabin parece ciencia ficción. Los globos de aquella ceremonia se han desinflado y las relaciones pasan hoy por uno de sus peores momentos. En lugar de actos fastuosos para recordar la efeméride, un dato: casi la mitad de los diputados del Parlamento jordano pidieron hace un mes anular el acuerdo con Israel.
Los 30 artículos del Tratado de Paz se han quedado en el papel. Su espíritu se ha diluido. En Israel, reconocen la importancia estratégica del país fronterizo con mayoría palestina, un Estado tapón entre el norte (Siria) y el sur (Arabia Saudí), entre el este (Iraq-Irán) y el oeste (Israel) pero se asume que ‘es una paz fría’. En Jordania, las relaciones bilaterales que se limitan a las paredes del Palacio real.
El reino hachemita mantuvo relaciones clandestinas con Israel durante muchos años antes de llegar al acuerdo de paz. Más allá de los intereses estratégicos y la cuestión palestina, las relaciones dependen de las personas. La admiración que el Rey Hussein profesaba a Rabin es paralela a la irritación que le provocaba Netanyahu.
La jordana Randa Jabib acompañó al Rey Hussein a Jerusalén para asistir al funeral de Rabin, asesinado el 4 de noviembre del 95. “El Rey me dijo: ‘Siento que de alguna forma hoy enterramos también la paz. He perdido un amigo, a mi interlocutor”, cuenta.
Hussein nunca soportó al joven Netanyahu. La Reina Noor lo revela irónicamente en su biografía aludiendo la enfermedad del Rey y el apodo del líder israelí: “Cuando la fiebre se apoderó del cuerpo tan repentinamente, lo llamamos ‘Virus Bibi’, una especie de chiste contra Netanyahu que tanto había enfadado a mi marido”.
El diario Yediot Ajaronot publica una carta personal que el Rey Hussein envió en marzo del 97 a Netanyahu. Inusual por la dureza y el estilo directo, lejos de la habitual línea poética del monarca:
“Señor primer ministro, estoy preocupado de forma profunda y sincera por las trágicas acciones que ha impulsado usted como jefe de Gobierno. No puedo ser indiferente mientras la vida de israelíes y árabes se dirigen con rapidez a un abismo de desgracias y derramamiento de sangre cuyo origen es el miedo y la frustración”.
“No puedo aceptar sus reiterados pretextos según los cuales, usted no puede actuar por presiones y complejidades internas. Parece que la dirección de sus acciones tiene como objetivo destruir todo lo que yo creo”.
Jordanos e israelíes añoran la euforia de hace 15 años

La crisis casi explota el 25 de septiembre del 97. El Mossad intentó matar a un militante del grupo islamista Hamas, un tal Jaled Mashal. Hoy es el poderoso líder de este movimiento, una posición que debe en parte a ese día en el que dos espías le envenenaron en Ammán. Al ser descubiertos, varios agentes se refugiaron en la Embajada de Israel. El Rey Hussein no ocultó su furia hacia el Mossad (con el que tenía excelentes relaciones) y hacia Netanyahu al que exigió el antídoto para salvar a Mashal.
Y como postre, liberó al fundador de Hamas, el jeque Ahmed Yassin. Incluso una unidad de elite jordana estuvo a punto de irrumpir en la Embajada israelí. El comandante era su hijo y sucesor, Abdalá.
Al igual que el trono, en Jordania la mala relación con Netanyahu es hereditaria. Tras las elecciones de marzo que le devolvieron al poder, Netanyahu visitó al Rey Abdalá II. “Me dio una lista de promesas. Aún no ha cumplido ni una. Netanyahu sueña con la ‘paz económica’ y yo le digo que será imposible sin una solución al conflicto y la creación de un Estado palestino”, declara hoy el monarca.
Eitan Haber, ayudante de Rabin, escribe con tristeza: “En el primer aniversario del acuerdo, compartimos vuelo en los cielos de Ammán, Jerusalén y Tel Aviv, llevando una bandera gigante de Israel y Jordania. Hoy en el decimoquinto aniversario debemos preguntarnos si esa paz no era un sueño”. 200.000 israelíes (en su gran mayoría árabes) visitan anualmente el Reino hachemita mientras que 300 trabajadores jordanos entran diariamente a Israel.
Hace 15 años, se anunciaron ambiciosos proyectos como un aeropuerto internacional conjunto en Akaba. Hoy, los israelíes ven cómo Jordania acaba de firmar 11 iniciativas de cooperación económica, con Siria. He aquí una lista de razones que complican este matrimonio: La tensión en torno a las Mezquitas Al Aksa de Jerusalén, la última ofensiva militar en Gaza (600 manifestaciones jordanas de protesta y la retirada de su embajador en Tel Aviv), las declaraciones de algunos diputados israelíes (“los palestinos ya tienen un Estado, Jordania”), la hostilidad de los medios de comunicación de Ammán hacia Israel, la tradicional teoría defendida por muchos israelíes según la cual, “la seguridad de Jordania y su monarquía siempre han dependido de Israel”, la tensión entre Netanyahu y la familia real, el estancado proceso de paz, etc.
En un comunicado, Israel intenta reducir la tensión: “El primer ministro Netanyahu concede hoy, como en el pasado, una importancia primordial a las relaciones con la monarquía jordana, a la que considera básica para conseguir la paz en Oriente Medio”.
El Rey Abdalá II le responde: “Las relaciones están muy enfriadas. Israel no debe considerar nuestras relaciones como algo seguro y garantizado”.

Older Entries