Tuvo características macabras: rompieron lápidas y después escarbaron la tierra. Una nueva profanación de tumbas en el cementerio de Liniers, que ocurrió entre la tarde del domingo y la mañana del lunes, causa conmoción en la comunidad judía. Aunque esta vez no se trató de robos de placas de bronce ni pintadas nazis, sino que tuvo características macabras: levantaron las tapas y escarbaron la tierra en 4 tumbas, y en otras 2 rompieron parte de las lápidas.
El secretario general de la AMIA, Julio Schlosser, le dijo a Clarín que “no hay precedentes de un ataque así. Es un ultraje que nos preocupa profundamente”, señaló Schlosser, que ayer recorrió el cementerio junto al comisario encargado de la investigación.
De acuerdo a lo indicado por Schlosser, se profanaron tres tumbas en una parte del cementerio y otras tres en diferentes puntos del predio. No está claro a qué hora sucedió el ataque: el cementerio cerró sus puertas el domingo a las 16 horas, y los empleados se encontraron con los daños el lunes a las 7 de la mañana. Entre las tumbas profanadas se encontraba la de una nena de 4 años de edad. “Debemos descartar totalmente la hipótesis del robo, porque todas las tumbas tenían las placas de bronce. Tampoco puedo confirmar que se trate de un acto de antisemitismo. Pero si está claro que fue un acto de vandalismo que yo no he visto nunca en mi vida”, señaló Schlosser conmovido.
La DAIA emitió un comunicado en el que manifestó una “categórica condena” al atentado. “Una vez más se reitera un ataque aberrante que agravia a numerosas familias, a la comunidad judía argentina, y a toda la sociedad. Estos actos perversos y repudiables, que se han repetido en diversos cementerios judíos de nuestro país, tienen como hilo conductor la impunidad y la falta de medidas adecuadas de prevención para evitar las profanaciones”. Entre las medidas para evitar este tipo de ataques las autoridades reclaman la instalación de cámaras perimetrales, equipamiento que, por ejemplo, sí tiene el cementerio de La Tablada. De todos modos, las cámaras no son siempre una garantía en cuanto a seguridad, ya que la última profanación a cementerios judíos se dio justamente en La Tablada, en septiembre de este año, cuando atacaron 58 tumbas.
El presidente de la DAIA, Aldo Donzis, afirmó en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias que “esta profanación es una desgracia inaceptable, un hecho vandálico que ningún ser humano puede aceptar”. En tanto, el rabino de la Comunidad Benei Tikva, Abraham Skorka, indicó a este mismo medio que en esta profanación, “es una ofensa muy grande desde el punto de vista bíblico, es una blasfemia terrible, y desde el punto de vista antropológico es una manifestación morbosa de un odio determinado”.
Desde la AMIA confirmaron que el ministro de Justicia y Seguridad, Julio Alak, se puso a total disposición de la comunidad para investigar lo sucedido. Y hoy mismo, a pesar de ser feriado, se reunirán con las autoridades dicho organismo para encontrar a los responsables del ataque.

Antecedentes
. En septiembre de este año, otra vez dañaron 58 tumbas, entre ellas las de 4 personas fallecidas en el atentado a la AMIA en 1994.
. En julio del 2008 volvieron a atacar el cementerio de La Tablada. Esta vez, desde el ministerio de Seguridad Bonaerense prometieron “reforzar la custodia policial”.
. A fines de septiembre de 1999, en visperas de Iom Kippur (Dia del Perdon), se profanaron 63 tumbas de La Tablada. A doce dias de aquel hecho se produjeron nuevas agresiones en el cementerio de Liniers.
. En diciembre de 1998 destruyeron 35 tumbas en el cementerio de La Tablada y dias mas tarde se produjo un hecho similar en el cementerio de Ciudadela, en donde atacaron 19 lapidas.
. En Octubre de 1996 se profanaron mas de 100 tumbas en La Tablada. Algunas de ellas fueron pintadas con esvasticas rojas. En septiembre de 1993 tambien habian atacado tumbas en ese mismo lugar.

Fuente: Clarin

Anuncios