Por Aurora Digital

El primer ministro Biniamín Netanyahu (foto), finalmente no participará en la cumbre sobre seguridad nuclear, que se celebra el 12 y 13 de abril en Washington, por temor a una emboscada de países vecinos que también están invitados.
“En los últimos días hemos tenido información de que hay algunos interesados en aprovechar la cumbre para atacar a Israel y por eso el primer ministro ha decidido no participar”, dijo hoy una fuente del gobierno israelí.
La decisión la tomó ayer Netanyahu tras asesorarse con su equipo, en una reunión a última hora en la que, surgió que varios países árabes y musulmanes también invitados tienen la intención de exigir a Washington la inclusión de Israel en el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (TNP).
“Deseábamos mucho participar. Nosotros estamos a favor de los principios de la cumbre, que es la seguridad en torno a instalaciones nucleares y evitar que materiales nucleares caigan en manos de terroristas”, abundó la fuente sobre la supuesta intención de algunos participantes de salirse de este tema.
En el pasado, países vecinos como Egipto y Turquía exigieron que también Israel sea puesto bajo control del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), por lo que el gobierno de Netanyahu teme que la demanda vuelva a surgir y que el presidente estadounidense, Barack Obama, la respalde de alguna manera.
En lugar del jefe del Gobierno participará en la cumbre el viceprimer ministro y ministro israelí de Servicios de Inteligencia, Dan Meridor, así como el director de la Agencia Israelí para la Energía Atómica, Shaul Horev, y el asesor de Seguridad Nacional de Netanyahu, Uzi Arad.
La cita de Washington responde a una iniciativa del presidente Obama y reunirá a líderes y delegaciones de 47 países, incluido Estados Unidos.
Anuncios