Hace unos días, los electores hungaros transformaron al partido antisemita Jobbik en una fuerza politica para ser tenida en cuenta.
Jobbik, o el Movimiento para una Hungria Mejor, fue catapultado a 47 bancas en la legislatura de 386 bancas en la segunda vuelta de votacion. En paralelo, el gobernante Partido Socialista fue destronado, cayendo de 190 a solo 59 bancas mientras que su socio de coalicion, el Partido Liberal, que tenia fuerte apoyo judio, perdio su presencia parlamentaria.
En Austria el domingo, mientras tanto, Barbara Rosenkranz, la candidata a la presidencia del Partido Libertad, que es tambien conocida como la “madre del Reich”, obtuvo el 15% de los votos de la nacion. No se esperaba que ella ganara la carrera presidencial, la cual fue para Heinz Fischer, quien gano casi el 79% de los votos. De hecho, la muestra de Rosenkranz fue mas baja que el esperado 17%. No obstante, el actual clima politico austriaco dificilmente congenie con los judios.
Elementos de derecha en Austria ya estan intentando deslegitimizar a Fischer, votado en un resultado electoral extremadamente bajo de solo el 49%, con la afirmacion que el representa a menos de la mitad de los electores. Ellos esperan que la campaña de alto perfil de Rosenkranz asfalte el camino para que el lider del Partido Libertad, Heinz-Christian Strache sea votado como el proximo alcalde de Vienna hacia fin de año.
El mismo hecho que la unica rival posible de Fischer en la carrera fue la desafiante de extrema derecha de un partido repetidamente empañado por asociaciones nazis es indicativo de un “aterrorizante movimiento hacia la derecha” a traves de Europa, de acuerdo al Consejo Central de Judios de Alemania.
No es nada nuevo el antisemitismo en Austria y Hungria. Los austriacos se las han arreglado para evitar la culpabilidad por el Holocausto afirmando que ellos fueron victimas de la agresion nazi, aun cuando el Anschluss de 1938* fue recibido positivamente y los austriacos estaban desproporcionadamente representados en el liderazgo nazi.
Lo que se ha vuelto el “mito fundacional” de la Segunda Republica de Austria ha facilitado la integracion de ex nazis en posiciones clave con los años. En febrero del año 2000, despues que el Partido Libertad, entonces liderado por el fallecido neo-nazi Jorg Haider, fue incluido en el gobierno de coalicion del pais, Chaim Chesler, el entonces tesorero de la Agencia Judia (Sojnut), pidio a los judios de Austria hacer alia a Israel inmediatamente.
En la Hungria post-comunista, el antisemitismo ha sido alimentado principalmente por afirmaciones de un nexo judeo-bolchevique. Historicamente, los judios detentaron roles clave en la breve Revolucion Bolchevique de 1919 liderada por Bela Kun y luego de 1945 una pequeña banda de “judios moscovitas” hungaros se reunieron alrededor del ultra-stalinista Matyas Rakosi, cuyo gobierno termino con el levantamiento popular de 1956 contra el gobierno sovietico.
En 1990, despues de la caida del comunismo, Istvan Csurka, el vicepresidente del Foro Democratico Hungaro, un partido politico popular en la epoca, acuso abiertamente a los “judios stalinistas” por haber destruido la auto-estima del pueblo hungaro.
HAY UN estimado de unos 50,000 a 80,000 judios en Hungria y 9000 a 20000 en Austria. Que los esta reteniendo alli?
Como el historiador Matti Bunzl ha señalado, los judios post-Holocausto de Austria a traves de los años han negado cualquier identidad austriaca. Ellos pueden tener ciudadania austriaca, pero esto es raramente experimentado como nada mas que un acuerdo formal. Es seguro asumir que muchos judios hungaros sienten lo mismo, lo que explica los altos indices de alia desde ambos paises hasta fines del siglo XX.
En la ultima decada, sin embargo, un fuerte sionismo ha sido gradualmente reemplazado por las esperanzas que la Union Europea ofreceria una entidad politica que provee afiliacion sin importar la pertenencia etnica o nacionalidad- similar, ironicamente, a lo que fue ofrecido en el siglo XIX por el Imperio Austro-Hungaro de los Habsburgo.
Los judios dificilmente podrian haberse integrado en un estado europeo especifico caracterizado por una cultura, historia y religion distintas. Pero ellos encontrarian mas facil definirse mas genericamente como “europeos”, un termino vacio de todo el particularismo cargado etnicamente rodeando a “austriaco” o “hungaro.”
Ahora, quizas ha llegado la hora para que los judios de Austria y Hungria reevaluen la realidad europea. Entre el influjo de grandes cantidades de musulmanes, quienes estan gradualmente convirtiendose en los principales perpetradores de violencia antisemita en Europa, y el ascenso de una Derecha ferozmente xenofobica, como quedo evidenciado en las recientes elecciones en Hungria y Austria, Europa, o al menos una buena parte de ella, se esta volviendo un lugar muy poco hospitalario para los judios.

Fuente: The Jerusalem Post
*La anexion de Austria por parte de Alemania.

Anuncios