El portavoz del Ejército del Líbano ha confirmado los reportes de Israel de que las fuerzas libanesas dispararon primero durante el choque mortal del martes en la zona fronteriza.
En un comunicado emitido a AFP y citado por el diario libanés Al-Nahar, el vocero dijo que “el Ejército libanés abrió fuego primero contra los soldados israelíes, que entraron en territorio libanés. Esto constituye la defensa de nuestra soberanía y es un derecho absoluto”.
Anteriormente, un alto oficial de Tzáhal dijo que Líbano tiene mucho que perder en caso de que mantener una actitud beligerante y cooperar con Hizboláh.
Abordando la posibilidad de una futura cooperación entre el ejército libanés y Hizboláh, el funcionario militar dijo: “El Gobierno libanés tiene que entender las implicaciones de esto. Como estado, tiene mucho que perder. A fin de cuentas, tienen mucho que pensar sobre el incidente del martes, y parece que ya lo están haciendo”.
El oficial predijo que se restaurará la tranquilidad en la frontera norte tras el choque mortal del martes, pero subrayó que el mismo “es un doloroso y significativo obstáculo en las sensibles relaciones en la frontera norte, entre Tzáhal, FINUL, y el Ejército libanés”.
“Esto puede tener un efecto directo en los períodos de rutina, y sobre todo en tiempos de emergencia”, dijo.
Tzáhal todavía esta analizando los hechos, y oficiales estiman que la emboscada mortal fue orquestada por un oficial de bajo rango y postura radical, pero que sus acciones aparentemente reflejan el espíritu del Ejército libanés.
A pesar de las actuales tensiones, el Ejército dice que seguirá llevando a cabo operaciones similares en los próximos días.
“No tenemos el privilegio de parar. Nos enfrentamos a un enemigo que sigue cada movimiento nuestro – y si no actuamos, actuarán contra nosotros”, dijo un oficial del Ejército, en referencia a Hizboláh

El Consejo de Seguridad pide calma en la frontera de Israel y Líbano

El Consejo de Seguridad de la ONU se renio de urgencia para tratar el intercambio de fuego entre los ejércitos de Israel y Líbano en la frontera entre ambos países, en el que han muerto cuatro libaneses y un militar israelí, informó el organismo oficial.
“El subsecretario general de la ONU para Operaciones de Paz, Alain Le Roy, se ha reunido con los miembros del Consejo para informarles del enfrentamiento”, explicó en una conferencia de prensa el portavoz del organismo, Martin Nesirky.
El Gobierno del Líbano, que ocupa en la actualidad uno de los 10 puestos no permanentes del Consejo de Seguridad, ha instado a la comunidad internacional a que presione a Israel para que respete la resolución 1701 que puso fin hace cuatro años a la guerra entre el Ejército de Israel y el grupo terrorista Hizboláh.
Las autoridades israelíes consideran que el choque representa “una flagrante violación” de esa resolución adoptada por el Consejo en agosto de 2006, que ordenó el refuerzo de la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (FINUL) para supervisar el cese de las hostilidades.
Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, pidió contención a los Gobiernos de Israel y Líbano tras el grave enfrentamiento armado en la frontera de ambos países.
Ban solicita a los dos bandos “la máxima contención” y que colaboren con la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (FINUL) para “consolidar la restauración de la calma” en la zona donde se produjo el intercambio de fuego, según la declaración de Nesirky.
Asimismo, resaltó que los “cascos azules” de FINUL adoptaron medidas inmediatamente tras el estallido de los combates para restaurar la calma y que se ha puesto en marcha una investigación para averiguar las causas del enfrentamiento, explicó Nesirky.

Anuncios