por Aurora Digital

Nadim Injaz, un palestino de la ciudad cisjordana de Ramallah se atrincheró hoy martes en la tarde, en una oficina dentro de la Embajada de Turquía en Tel Aviv, con dos rehenes, y amenazó con “matar a cualquier judío” que intentara ingresar.
El portavoz de la Cancillería israelí, Ygal Palmor, confirmó que el individuo había tomado rehenes, informando a la Prensa Asociada. De acuerdo a testigos fuera de la Embajada, se escucharon disparos desde adentro del edificio.
Una declaración oficial de la Policía, dijo que una persona había recibido un disparo dentro del edificio, pero que “otro incidente” aún podría estar ocurriendo en el interior del recinto. Canal 10, por su parte, informó que el atacante había amenazado a los guardias de la Embajada turca y que estos abrieron fuego contra él.
El abogado Shafik Abuani dijo a Radio Israel que habló con el hombre tres veces por teléfono, tratando de calmarlo. Abuani añadió que Injaz amenazó con incendiar la embajada por si Turquía no le concedía “asilo político”.
Una grabación de la conversación telefónica, emitida por Canal 2, corrobora el informe del abogado: en la misma, se lo puede escuchar al atacante diciendo que quemará “toda la Embajada, si no me dan refugio. Díganle a (el primer ministro turco) Erdogan que me de asilo de los asesinos judíos”. “Que muera Abu Mazen (Mahmud Abbas), que mueran todos los asesinos judíos”, se lo escucha a Injaz diciendo.
Nadim Injaz, de 32 años, y residente de Ramallah, tiene antecedentes penales y ha trabajado como informante al servicio de la Policía de Israel.
La Policía y personal médico de Magen David Adom acudieron al lugar, y helicópteros varios se oían sobrevolando la zona. La calle Hayarkon, calle principal frente a la playa, donde se encuentra la embajada, ha sido cerrada al tráfico.
Personal de la Embajada impidió la entrada a la Policía y personal médico de Magen David Adom. La policía ha pedido al Ministerio de Relaciones Exteriores su asistencia para obtener la entrada a la embajada, ya que se desconoce la condición del atacante y también se desconoce si es que hay otras víctimas.
La Embajada turca ha informado a autoridades israelíes que Injaz se encuentra en buenas condiciones y que será transferido al Hospital Ijilov de Tel Aviv bajo custodia policial.
Anuncios