El gabinete de Gobierno lleva a cabo su reunión semanal en el patio original del Kibutz Degania, para festejar los 100 años del nacimiento del movimiento kibutziano.
Además, más allá de la importancia simbólica, el gabinete espera tomar decisiones importantes con respecto a las comunidades agrícolas.
El Gobierno planea tomar medidas para atraer a la gente de las ciudades para que emigren a las comunidades rurales y declarar a un número de kibutzim como parte del plan de patrimonio, que incluye la colocación de 22 millones de shékels en un programa de turismo.
El programa incluye la modernización del kibutz Iad Mordejai, donde se libraron episodios de la Guerra de la Independencia, del centro de conferencias Kfar Etzíon, del museo en el Kibutz Sdot Iam, y la reparación de un cementerio a orillas del Kineret.
Los miembros de Degania han expresado sentimientos mezclados con respecto a la presencia de tan ilustres visitantes. Por un lado, se sienten gratificados por el reconocimiento que les manifiestan los altos funcionarios; pero por el otro lado, han resaltado que la composición de este gabinete dista mucho de los valores e ideales socialista democrático y hasta feministas que propugna el movimiento kibutziano.
Un miembro del kibutz recordaba la visita del entonces primer ministro Menajem Beguin a Degania cuando cumplió sus 70 años.
Beguin fue el primer primer ministro de derecha y había calificado a los miembros del kibutz de “hedonistas”. En esa época, algunos discutieron la posibilidad de no dirigirle la palabra durante su visita.
Pero hoy en día, un Ishai Hadas, dijo que la reunión del gabinete en Degania muestra que el Gobierno reconoce la contribución del movimiento kibutziano “incluso si es de derecha, es nuestro gobierno y vamos a poner las diferencias a un lado”.

Anuncios