WikiLeaks

Deja un comentario

“Una guerra convencional ahora sería preferible a un Irán nuclear”, llegan a decir los gobernantes de Emiratos Árabes Unidos (EÁU) y Bahréin en sus conversaciones con altos cargos de EE UU. según se refleja luego de conocerse el domingo las filtraciones publicadas por el sitio web Wikileaks, y reproducidas por diversos medios del planeta, entre ellos “El País” de España, “The New York Times” de Estados Unidos y “The Guardian” del Reino Unido. También se supo que Irán utilizó ambulancias de la Media Luna Roja para infiltrar agentes de inteligencia y armamento en el Líbano.

El rey saudí apoya la intervención militar
Significativamente los temores que la República Islámica despierta en Israel no se diferencian mucho de las que ocasiona entre sus vecinos árabes, algo que les convierte en extraños compañeros de viaje. También los saudíes están dispuestos a llegar hasta el final, según se desprende del despacho que firma el ministro consejero de la Embajada norteamericana en Riad, Michael Gfoeller, dando cuenta de una visita del general David Petraeus y el embajador estadounidense en Bagdad al rey Abdalá, en abril de 2008. El embajador saudí en Washington, Adel “al Jubeir recordó los frecuentes llamamientos que el rey ha hecho a EEUU para que ataque Irán y ponga fin a su programa de armas nucleares”, escribe Gfoeller (documento 150519). “Les dijo que cortaran la cabeza de la serpiente”, cita el diplomático a Al Jubeir quien utiliza un símil habitual entre los árabes.
Y es que la prevención del monarca saudí hacia su vecino es colosal. “El objetivo de Irán es causar problemas”, le confía Abdalá de Arabia Saudí a John Brennan, asesor para la lucha antiterrorista del presidente Barack Obama, durante una audiencia en marzo del año pasado. El contenido de los 90 minutos de conversación entre ambos quedó recogido en el informe que al día siguiente elaboró el entonces embajador estadounidense en Riad, Ford M. Fraker (documento 198178). “Sin duda están algo desequilibrados”, cita textualmente al rey quien describe a Irán como “un vecino al que uno trata de evitar” y declara: “Qué Dios nos libre de ser víctimas de la maldad iraní”.

EÁU considera “inaceptable” a un Irán nuclear
En el vecino Abu Dhabi, que preside la federación de EÁU y es el mayor productor de petróleo de los siete emiratos, las ambiciones de Teherán se ven con mayor preocupación. El jeque Mohammed bin Zayed “describió un Irán nuclear como absolutamente inaceptable”, asegura el embajador Richard Olson al dar cuenta de la cena que el príncipe heredero de Abu Dhabi y hombre fuerte de la federación ofreció al secretario del Tesoro, el 15 de julio de 2009.
“Está convencido de que se desatará un infierno si Irán llega a hacerse con la bomba, con Egipto, Arabia Saudí, Siria y Turquía desarrollando su propia capacidad nuclear militar, e Irán instigando el conflicto entre suníes y chiíes por todo el mundo”, advierte el diplomático. Pero Al Nahayan, “el hombre que dirige” el país y “quien decide en asuntos de seguridad” aunque su único título oficial es vice comandante supremo de las Fuerzas Armadas de EÁU, va más allá y considera “una guerra convencional con Irán en el corto plazo como claramente preferible a las consecuencias a largo plazo de un Irán dotado del arma nuclear”.

Egipto recluta agentes en Irak y Siria para contrarrestar a Irán
“[El presidente egipcio, Hosni] Mubarak tiene un odio visceral hacia la República Islámica, a menudo se refiere a los iraníes como ‘mentirosos’ y les acusa de querer desestabilizar Egipto y la región”, escribe la embajadora norteamericana en El Cairo, Margaret Scobey, en un informe a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, el pasado febrero (documento 191130). En su opinión, “no hay duda de que Egipto considera a Irán como la mayor amenaza a largo plazo, tanto por su desarrollo de capacidad nuclear como por su intento de exportar la revolución chií”. Aún así, matiza Scobey, “Mubarak le ha dicho a[l enviado especial para Oriente Próximo George] Mitchell que no se opone a que Estados Unidos hable con los iraníes, mientras ‘no nos creamos una palabra de lo que dicen”.
A finales de diciembre del año pasado, el jefe del Estado Mayor del Ejército israelí, el teniente general Gabi Ashkenazi, le dijo al congresista norteamericano Ike Skelton que “Mubarak asegura que Irán está promoviendo el cambio de régimen en Egipto”, tal como recoge el resumen de la entrevista elaborado por la Embajada de EEUU en Tel Aviv (documento 241399). Ninguno de los despachos disponibles cita esa denuncia de una fuente directa, pero los dirigentes egipcios se muestran muy preocupados con la penetración iraní en su país.
Egipto ya ha “empezado un enfrentamiento con Hezbolá e Irán”, le anunció el jefe de los servicios secretos egipcios, el general Omar Soliman, al almirante Michael Mullen, el jefe de la junta de jefes del Estado Mayor del Ejército norteamericano, durante una visita a El Cairo en abril del año pasado (documento 204990). Irán “es muy activo en Egipto”, explica. Su principal objetivo es utilizar el país de las Pirámides para canalizar su ayuda financiera a Hamás que cifra en 25 millones de dólares al mes, según el despacho que firma Scobey. No obstante, Soliman asegura que están frustrando esos esfuerzos y pone como ejemplo que han impedido varios intentos iraníes de “pagar los salarios de los Batallones Al Qasam” y detenido a los miembros de la primera célula de Hezbolá en Egipto. Otra intrusión iraní, según Soliman, es el intento de “recabar el apoyo de los beduinos del Sinaí para facilitar el tráfico de armas a Gaza”.
Mullen le expresa su agradecimiento por los esfuerzos para combatir el contrabando y le abre la puerta a que pueda pedir “asistencia adicional para la seguridad en la frontera en cualquier momento”. Solimán insiste en la amenaza iraní. “No vamos a consentir que Irán opere en Egipto”, afirma antes de añadir en que ya han advertido a Teherán de que si lo hacen, ellos también interferirán en Irán. De hecho, confía, su departamento “ya ha empezado a reclutar agentes en Irak y Siria”. Se supone que para infiltrarlos en la República Islámica. “Irán debe pagar un precio por su comportamiento”, concluye.

Jordania alerta ante la extensión del arco chií
“La metáfora que más a menudo utilizan los funcionarios jordanos cuando se habla de Irán es la de un pulpo cuyos tentáculos llegan insidiosamente a manipular, fomentar [sic] y minar los planes mejor establecidos de Occidente y los moderados de la región”, escribe el embajador estadounidense en Ammán, Stephen Beecroft, en un informe sobre cómo reaccionarían los países de la zona a un eventual compromiso de EEUU con Irán (documento 200230). “Aunque los funcionarios jordanos dudan de que el diálogo con Estados Unidos vaya a convencer a Irán de retirar sus tentáculos, opinan que pueden cortarse privando a Irán de asuntos polémicos que le convierten en héroe para la calle árabe, como su defensa de la causa palestina”.
“El rey Abdalá indicó al enviado especial George Mitchell en febrero que la implicación directa de EEUU con Irán en este momento solo profundizaría las divisiones intra árabes y que más ‘países sin agallas’ se pasarían al lado iraní”, menciona Beecroft. El monarca jordano fue el primero en advertir del riesgo de un “arco chií”, que iría desde Irán hasta Líbano, pasando por las minorías del Golfo y sobre todo Irak, si se intervenía para derribar al régimen de Saddam.
Algunos de sus asesores siguen temiendo que “EEUU y Occidente permitan que Irán sea hegemónico en Irak y a través de la región a cambio de abandonar su programa nuclear”, recoge el informe. También menciona que Zeid Rifai, presidente del Senado hasta diciembre de 2009, predice que el diálogo con Irán no llevará a ninguna parte: “Bombardeen Irán o vivan con una bomba iraní. Sanciones, zanahorias, incentivos, no funcionarán”. En definitiva, los jordanos temen que Irán sea el único que se beneficie del diálogo con EEUU, y que a ellos les toque paga el precio.
La sombra de Irán aterra al rey de Bahréin. “Hay que parar ese programa”, le dice el rey Hamad bin Isa al Khalifa de Bahréin al general Petraeus, en noviembre de 2009 cuando éste era comandante del Mando Central (CENTCOM) estadounidense (documento 232927). El informe de la reunión que elabora el embajador norteamericano en Manama, Adam Ereli, señala que el monarca defiende “con fuerza que se actúe para acabar con [el] programa nuclear [iraní], por cualquier medio necesario”. “El peligro de dejarlo avanzar es mayor que el peligro de pararlo”, cita textualmente al rey.

La Media Luna Roja traficó armas para Hezbolláh
Otros documentos dicen que Irán utilizó ambulancias de la Media Luna Roja (similar a la Cruz Roja) para el contrabando de armas y agentes de inteligencia hacia el Líbano durante la Segunda Guerra del Líbano en 2006.
Según el diario británico The Guardian, una fuente iraní también dijo a los diplomáticos de EE.UU. que el personal de ambulancias ayudó a oficiales de la Guardia Revolucionaria iraní a infiltrarse en otros estados de la región, entre ellos Irak.
La Media Luna Roja ha negado los informes.
La fuente, que está afiliada con la Media Luna Roja, dijo a los estadounidenses que agentes secretos iraníes enviaron ayuda a Hezbolláh de esta manera que era militar, no médica. Agentes especiales de las unidades de élite fueron introducidos de contrabando en el país.
Los suministros médicos, según los documentos, eran sólo una cubierta para las armas.

Israel le pidió a la Autoridad Palestina que tome Gaza
Los documentos de WikiLeaks indican que el Ministro de Defensa Ehud Barak consultó con Fatah y Egipto la posibilidad de que ellos tomen el control de Gaza luego de la operación israelí “Plomo fundido”, propuesta que recibió el rechazo por parte de ambos.
Barak advirtió que un ataque contra Irán era viable solo hasta finales de 2010
Un cable de 2009 del gobierno estadounidense divulgado el domingo por el sitio web Wikileaks cita al ministro de Defensa, Ehud Barak, informando a funcionarios estadounidenses de que un ataque contra las instalaciones nucleares de Irán era viables hasta el final de 2010, pero después de esa fecha, “cualquier solución militar resultaría en daños colaterales inaceptables. ”

Netaniahu no teme las nuevas revelaciones de Wikileaks
El Primer Ministro israelí, Benjamín Netaniahu, aseguró horas antes de conocerse las revelaciones de Wikileaks que no les teme porque su país mantiene un discurso similar en público y en privado. “Generalmente hay una distancia entre lo que se dice en público y en privado, pero en el caso de Israel esa distancia no es grande”.
“En otros países la distancia es extremadamente grande”, dijo Netaniahu.

Netaniahu señaló que Washington no le ha comunicado que la divulgación incluya “material sensible específico relativo a Israel”, aunque reconoció que difícilmente habrá “podido clarificar” cuáles son los 250.000 documentos secretos relacionados con la guerra en Irak que incluye la filtración. Según Wikileaks, se trata de una lectura de las comunicaciones entre el Departamento de Estado de EEUU y las 297 embajadas, consulados y misiones en todo el mundo. Netaniahu señaló en este sentido que “Israel no es el centro de la atención internacional”.
El Viceministro israelí de Exteriores, Daniel Ayalon, ha dejado claro que “ningún documento puede dañar” las relaciones entre Israel y Estados Unidos.

Aclaración del diario El País de España
El País admitió que no utilizó “todos los papeles obtenidos por Wikileaks”. Y aclara que, como “se trata de relatos que aportan pistas sobre acontecimientos importantes pero que son narrados por una sola fuente, el servicio diplomático de Estados Unidos, El País no ha podido corroborar todos esos relatos y ha prescindido de algunos que ha considerado de dudosa credibilidad. Pero sí ha certificado otros y ha operado de forma responsable con la intención de causar el menor daño posible”. Y cuenta que, “entre otras precauciones, se ha decidido aceptar los compromisos a los que The New York Times llegue con el Departamento de Estado para evitar la difusión de determinados documentos”. Es decir, deja en manos del periódico estadounidense la publicación o no de algunas cuestiones.

Anuncios

Reducen las tropas en Cisjordania al nivel más bajo desde la Primera Intifada

Deja un comentario

El número de tropas emplazadas en Judea y Samaria (nombres bíblicos de Cisjordania) está en el nivel más bajo desde el inicio de la Primera Intifada (1987-1993). La División que se ocupa de la Cisjordania tiene en estos momentos a su disposición sólo la mitad del número de brigadas de combate que tuvo desplegado durante el pico de la Segunda Intifada (en septiembre del 2000).

Los oficiales del Comando Central de Tzáhal (Ejército de Defensa de Israel) consideran que no ha disminuido la motivación de los grupos terroristas palestinos; sino que ha mejorado la capacidad preventiva del Ejército y del servicio de seguridad Shabak.

Tras la Segunda Guerra del Líbano (2006), Tzáhal extendió el entrenamiento de los batallones del ejército regular y redujo el servicio de las unidades de reserva para las actividades operativas.

El número de batallones estacionados en Cisjordania se redujo constantemente en los últimos cuatro años. La última contracción se produjo a principios de este año, cuando otros dos batallones de combate fueron retirados de la Cisjordania y reubicados en otras áreas.

En el contexto general de la reducción de las tropas y los esfuerzos para facilitar la libre circulación de los palestinos, el Ejército ha retirado decenas de retenes y puestos de control en esa zona, en los últimos años.

El conflicto más sencillo de explicar…

Deja un comentario

רוב השעות

Deja un comentario

http://www.youtube-nocookie.com/v/3iG3hNkBAxc?fs=1&hl=es_ES&color1=0x2b405b&color2=0x6b8ab6

La mayoría de las horas que quedaron
estuvieron llenas de amor
en gran parte de los días que se nos han escapado
ella estuvo conmigo y yo con ella

La mayoría de las canciones que cubrieron la habitación
todo en mí era una tormenta
y lo que queda al final del quiebre
en la mayoría de los casos el silencio perduró

En todos los escapes y las explosiones de ira
recuerdo un aire frío soplar
en gran parte de los vientos y las tormentas
al final del día ella volvía

En la mayoría de las canciones aún recuerdo su rostro
tocando, no tocando
y una lágrima de silencio
en la mayoría de las lágrimas, el reflejo de la habitación
como juzgándola morir en cama

Hay días que han quedado
y son muchos y son de ella
y hay horas que están repletas de su escencia

y en gran parte del tiempo ella se quedaba
y cuando no estaba llorando
y si es de esta forma o de otra
yo sigo siendo de ella.

Traducido por מוּזִיקָה (muzika).

Israel aprueba planes de renovación de la zona del Kotel o Muro de los Lamentos

Deja un comentario

El Gobierno aprobó un plan de renovación de la zona del Muro de los Lamentos, el lugar más sagrado del judaísmo, al que destinará 85 millones de shekels (23 millones de dólares) en los próximos cinco años.
La decisión, adoptada en la reunión semanal del consejo de ministros, tiene como objetivo “preservar y mejorar el acceso a los hallazgos arqueológicos, mejorar las infraestructuras físicas y de transporte y organizar actividades educativas para estudiantes y soldados”, informó el Ejecutivo.
“El Kotel (nombre que recibe en hebreo) es el patrimonio más importante del pueblo judío. Estamos comprometidos a desarrollarlo y mantenerlo de forma que continúe siendo foco de visitas y fuente de inspiración para millones de visitantes, turistas, jóvenes y mayores, de Israel y de todo el mundo”, señaló el primer ministro, Biniamín Netanyahu, al anunciar el plan.
El portavoz del Gobierno, Mark Regev, precisó que se trata de “obras de mantenimiento necesarias” que no afectan a la adyacente Explanada de las Mezquitas, tercer lugar más sagrado en el islam, tras La Meca y Medina.
La apertura en 1996 por el primer Ejecutivo de Netanyahu de un túnel junto a la Explanada del Muro desató una oleada de enfrentamientos, en la que murieron 70 palestinos y 17 soldados israelíes.
En 2007 la reparación de una rampa de acceso a la Explanada de las Mezquitas llenó de indignación al mundo musulmán por la infame difamación a que dañase las bases de la Mezquita de Al-Aqsa.
El Muro Occidental (Kotel Hamaraví, conocido popularmente en el mundo no judío como Muro de los Lamentos) que el año pasado recibió ocho millones de visitas, es la pared occidental del pedestal que hace dos milenios sustentaba el segundo templo judío, destruido por los romanos durante la Gran Revuelta judía en el siglo I.
El vestigio está ubicado en el barrio judío de la antigua ciudadela amurallada, en el territorio disputado de Jerusalén Este.
La Fundación del Patrimonio de Al Aqsa señaló que el nuevo plan israelí “sólo puede entenderse” como una “continuación del proyecto de judeización” de los lugares sagrados musulmanes, que llamó a “defender”.
Por su parte, Yamal Mufihem, miembro del comité central de Al-Fatah, movimiento palestino que lidera el presidente Mahmud Abás, acusó a Israel de “seguir creando cambios en el estatus de los territorios ocupados y actuando en contra de las resoluciones internacionales”.
“Estas medidas van en contra de la reanudación de las negociaciones de paz”, estancadas desde finales de septiembre. EFE y Aurora

La Knéset aprobará referéndum para cesión del Golán o Jerusalén oriental

Deja un comentario

Se espera que la Knéset (Parlamento) apruebe en segunda y tercera lectura un proyecto de ley que exige un referéndum para renunciar a los territorios de Jerusalén y los Altos del Golán.
El proyecto presentado por el presidente del Comité de Asuntos Internos de la Knéset Iariv Levin (del partidoLikud), requerirá un referéndum a nivel nacional o el voto a favor de 80 diputados, para el caso que el Gobierne aceptase en negociaciones diplomáticas entregar las zonas que están bajo su soberanía (es decir, Jerusalén oriental o los Altos del Golán).
Según el proyecto de ley, cualquier tipo de acuerdo sería sometido a plebiscito, dentro de un plazo de 180 días.
El ministro de Defensa, Ehud Barak, que se opuso al proyecto, lo calificó como “un bloque de hormigón en la cabeza de los esfuerzos por hacer avanzar el proceso diplomático”.
“El proyecto de ley plantea serias preguntas sobre el deseo del gobierno y su capacidad para dirigir el proceso de paz”, dijo Barak.
Por su parte, el portavoz de la Knéset, Reuven Rivlin también se opuso a la ley señalando que el gobierno podría utilizar el referéndum para eludir al Parlamento. El referéndum real que se debe utilizar para interpretar la opinión pública son las elecciones parlamentarias, polemizó Rivlin.
“Los referendos no son conejos que se puede sacar de la galera en momentos difíciles”, dijo Rivlin.
“Las reformas se pueden hacer, pero el gobierno no puede obligar a la Knéset a aceptar medidas tomadas con métodos impropios”.

Israel es un Estado Canalla

Deja un comentario

Israel es un Estado Canalla
Gabriel Latner
UN Watch Briefing, Vol. 264, 19 de noviembre de 2010

Este notable discurso fue pronunciado por Gabriel Latner, un estudiante de Cambridge, de 19 años de edad, en un reciente debate de la Sociedad de Debates de la prestigiosa universidad. UN Watch se enorgullece en anunciar que el Sr. Latner vendrá a las Naciones Unidas en 2011 como becario en nuestra organización.
El debate de Cambridge se centró en la propuesta que “Israel es un Estado canalla”, que corresponde a Lauren Booth, de Inglaterra, una ferviente opositora a Israel, que trabaja para el canal de televisión mundial estatal de Teherán y que recientemente se convirtió al islamismo en una visita a Irán. En el debate, estuvo acompañada por Mark McDonald, fundador de los Amigos Laboristas de Palestina, oponiéndose al Sr. Latner.
The Irish Independent ha dicho que el discurso del Sr. Latner es “la defensa de Israel más brillantemente audaz desde que Moisés dividió el Mar Rojo”.
________________________
Israel es un Estado Canalla
Gabriel Latner

Ésta es una guerra de ideales y los otros oradores presentes esta noche son, con todo derecho, idealistas. Yo no lo soy. Yo soy realista. Estoy aquí para ganar. Tengo un único objetivo esta tarde: lograr que la mayor parte del público salga por la puerta del “sí”.

Me enfrento a un reto singular: muchos de ustedes, si no todos, han tomado partido. Este tema polariza demasiado la opinión para que la gran mayoría no tenga una opinión formada. Estaría dispuesto a apostar que la mitad de ustedes apoya firmemente la propuesta a debate, y la mitad se opone firmemente a ella.

Quiero ganar, y estamos destinados a un empate. Estoy tentado de hacer lo que mis compañeros, los demás oradores, van a hacer: un simple refrito de todo lo que de malo ha hecho el gobierno israelí, con la intención de satisfacer a quienes están de acuerdo con ellos. Y tal vez culpabilizar a los escasos indecisos presentes para que voten a favor de la propuesta o, más exactamente, en contra de Israel.

Sería muy fácil torcer el sentido y el significado de las “leyes” internacionales para hacer que Israel parezca un estado criminal. Pero eso ha sido hecho hasta los límites más extremos.

Sería más fácil aún apelar a vuestra simpatía con historias personalizadas del sufrimiento palestino. Y se pueden pronunciar discursos muy elocuentes sobre esas cuestiones.

Pero la verdad es que tratar mal a la gente, sea a sus ciudadanos, sea a los de una nación ocupada, no convierte a un estado en “canalla”. Si lo hiciera, Canadá, EE.UU. y Australia serían todos estados canallas, fundándose en cómo tratan a sus poblaciones indígenas. El tratamiento que Gran Bretaña da a los irlandeses, la calificaría fácilmente para motejarla del mismo modo. Estos argumentos, aunque emocionalmente satisfactorios, carecen de rigor intelectual.

Más importante aún: simplemente, no creo que podamos ganar con esos argumentos. No van a cambiar los números. La mitad de los presentes estará de acuerdo con ellos, la otra mitad no. Así que voy a probar algo diferente, algo un tanto alejado de la ortodoxia.

Voy a tratar de convencer a los sionistas acérrimos y partidarios de Israel, aquí, esta noche, para que voten afirmativamente por la propuesta. Al final de mi intervención, habré presentado cinco argumentos a favor de Israel que demostrarán que Israel es, si no un “estado canalla”, al menos “pícaro”.

Quiero ser claro. No voy a sostener que Israel es “malo”. No voy a sostener que no merece existir. No voy a sostener que se comporta peor que cualquier otro país. Sólo voy a argumentar que Israel es “canalla”.

La palabra “canalla” ha llegado a tener connotaciones excepcionalmente condenatorias. Pero la palabra en sí es valorativamente neutral. El Diccionario Oxford de Inglés define canalla como “aberrante, anormal, fuera de lugar, que ocurre (especialmente en forma aislada) en un lugar o tiempo inesperado”, a la vez que un diccionario de una institución mucho más grande da esta definición: “comportarse de maneras que no se esperan o no normales, frecuentemente de forma destructiva”.

Estas definiciones, y otras, se centran en la idea de anomalía: lo inesperado o poco común. Usando esta definición, un estado canalla es aquel que actúa de una manera inesperada, poco frecuente o aberrante. Un estado que se comporta exactamente como Israel.

El primer argumento es estadístico. El sólo hecho de que Israel sea un Estado judío lo hace lo bastante anómalo como para ser llamado Estado canalla: hay 195 países en el mundo. Algunos son cristianos, algunos son musulmanes, algunos son seculares. Israel es el único país judío del mundo. O, para hablar en términos matemáticos por un momento, la probabilidad que tiene cualquier estado, elegido al azar, de ser judío es de 0,0051. En comparación, la probabilidad de ganar al menos £10 con un billete de lotería del Reino Unido es de 0,017: más del doble. La condición judía de Israel es una aberración estadística.

El segundo argumento concierne al humanitarismo de Israel y, en particular, a la respuesta de Israel ante una crisis de refugiados. No ante la crisis de los refugiados palestinos —porque estoy seguro de que los demás oradores la cubrirán—, sino ante la cuestión de los refugiados de Darfur. Todo el mundo sabe lo que ocurrió y sigue ocurriendo: en Darfur hay un genocidio, quieran o no las Naciones Unidas y la Liga Árabe denominarlo de ese modo. (De hecho, espero que el Sr. Massih sea capaz de hablar acerca de eso: en realidad, es algo así como un experto en lo que respecta a la crisis en Darfur; de hecho, es su experiencia la que le ha hecho indicado para representar al ex dictador de Sudán, mientras está siendo investigado por la Corte Penal Internacional.)

Se ha producido un éxodo masivo de Darfur, los oprimidos buscan seguridad. No han tenido mucha suerte. Muchos se han ido hacia el norte, a Egipto, donde son tratados de manera despreciable. Los valientes hacen una carrera por el desierto, intentando llegar a Israel. No sólo se enfrentan a las amenazas naturales de la península del Sinaí, sino también a los soldados egipcios que patrullan la frontera y los utilizan para practicar tiro al blanco. ¿Por qué se arriesgan?
Porque en Israel se los trata con compasión —se los trata como a los refugiados que son—, actitud de la que tal vez sea culpable la memoria cultural de genocidio de Israel. El gobierno israelí ha ido muy lejos, hasta el punto de conceder la nacionalidad a varios cientos de refugiados de Darfur. Esto, por sí sólo, sitúa a Israel aparte del resto del mundo.

Pero la verdadera clave de la diferencia es la siguiente: las FDI envían soldados y médicos a patrullar la frontera con Egipto. Los envían en busca de refugiados que intentan cruzar a Israel. No para enviarlos de vuelta a Egipto, sino para salvarlos de la deshidratación, del agotamiento por calor y de las balas egipcias.

Comparen esto con la reacción de EE.UU. ante la inmigración ilegal a través de su frontera con México. El gobierno estadounidense ha arrestado a particulares por haber dado agua a los que cruzaban la frontera y que se estaban muriendo de sed, y aquí el gobierno de Israel envía a sus soldados para salvar a los inmigrantes ilegales. Llamar anómalo a ese tipo de comportamiento es quedarse corto.

Mi tercer argumento es que el gobierno israelí se dedica a una actividad que el resto del mundo rechaza: negocia con terroristas. Olvídense del ex Presidente de la OLP, Yasser Arafat, un hombre que murió con sangre en las manos: Israel está en el proceso de negociación con terroristas en estos momentos. Yasser Abed Rabbo es uno de los negociadores líderes de la OLP que ha sido enviado a las conversaciones de paz con Israel. Abed Rabbo fue también líder del FPLP, una organización de “luchadores por la libertad” que, bajo la dirección de Abed Rabbo, se dedicaba a la promoción de actividades por la libertad tales como el asesinato de 22 estudiantes israelíes de secundaria.

Y el gobierno israelí envía delegados a sentarse en una mesa con este hombre, y a hablar de paz. Y el mundo aplaude. Nunca verán al gobierno español en conversaciones de paz con los líderes de la ETA, ni el gobierno británico negociaría nunca con Thomas Murphy. Y si el presidente Obama se sentara a hablar de paz con Osama Bin Laden, el mundo lo vería como una locura. Pero Israel no puede hacer exactamente lo mismo y ganarse el reconocimiento internacional en el proceso. Ésa es la definición que da el diccionario de “canalla”: comportarse de una manera inesperada o no normal.

Otra parte de la definición del diccionario es el comportamiento o actividad “que ocurre en un lugar o tiempo inesperado”. Cuando se compara a Israel con sus vecinos regionales, se pone de manifiesto hasta qué punto Israel es canalla. Y aquí está el cuarto argumento: Israel tiene un historial de derechos humanos mejor que cualquiera de sus vecinos. Jamás, en ningún momento de la historia, ha habido un estado democrático liberal en Medio Oriente, excepto Israel. De todos los países de Medio Oriente, Israel es el único donde la comunidad gay y lesbiana disfruta de cierta, pequeña, igualdad.

En Kuwait, Líbano, Omán, Qatar y Siria, la conducta homosexual se castiga con azotes, encarcelamiento, o ambas cosas. Pero los homosexuales están ahí un poco mejor, en comparación con sus homólogos de Irán, Arabia Saudita y Yemen, donde son condenados a muerte. Los homosexuales israelíes pueden adoptar, servir abiertamente en el ejército, efectuar uniones civiles, y están protegidos por una legislación anti discriminatoria en términos excepcionalmente enérgicos. Le gana a una sentencia a muerte. De hecho, le gana a Estados Unidos.

La protección de las libertades civiles de los ciudadanos de Israel se ha ganado el reconocimiento internacional. Freedom House es una ONG que emite un informe anual sobre democracia y libertades civiles en cada uno de los 195 países en el mundo. Califica a cada país como “libre”, “parcialmente libre” o “no libre”. En Medio Oriente, Israel es el único país que ha obtenido la calificación de país “libre”. No es de extrañar, dado el nivel de libertad que se les otorga a los ciudadanos de Líbano, digamos —un país calificado como “parcialmente libre”—, donde hay leyes contra periodistas que critican, no sólo al gobierno libanés, sino también al régimen sirio. Espero que la Sra. Booth hable acerca de esto, dada su experiencia laboral como “periodista” para Irán.

Irán es un país calificado como “no libre”, lo que lo sitúa junto a China, Zimbabwe, Corea del Norte y Myanmar. En Irán, como espero que la Sra. Booth diga en su discurso, existe un “Tribunal de Prensa”, que procesa a los periodistas por delitos atroces, tales como criticar al Ayatollah, informar sobre historias que dañen los “fundamentos de la república islámica”, usar “fuentes sospechosas” (es decir, occidentales) o insultar al Islam. Irán es el líder mundial en términos de periodistas encarcelados, con 39 periodistas (que sepamos) en la cárcel en 2009. También expulsaron a casi todos los periodistas occidentales durante las elecciones de 2009. (No sé si la Sra. Booth se vio afectada por ello.)

Supongo que, en realidad, no podemos esperar otra cosa de una teocracia. Que es lo que son la mayoría de los países de Medio Oriente. Teocracias y autocracias. Pero Israel es la exclusiva, la única, la canalla democracia. De todos los países del Medio Oriente, sólo en Israel las protestas contra el gobierno no son aplastadas y no se censura la información.
Tengo un argumento final —el último clavo en el ataúd de la oposición—, y está sentado justo al otro lado del pasillo. La presencia del Sr. Ran Gidor aquí es la única prueba que a cualquiera de nosotros debería bastarle para decir, con toda confianza, que Israel es un estado canalla. Para aquellos de ustedes que nunca han oído hablar de él, el Sr. Gidor es un consejero político agregado a la embajada de Israel en Londres. Es el tipo que el gobierno israelí envió para que lo represente en las Naciones Unidas. Sabe lo que está haciendo. Y está aquí esta noche. Y es increíble.
Consideremos, por un momento, lo que significa su presencia aquí. El gobierno de Israel ha firmado el permiso para que uno de sus representantes diplomáticos, de alto nivel, participe en un debate sobre su legitimidad. Eso es notable.
¿Creen, por un minuto, que algún otro país haría lo mismo? Si en la Sociedad de Debates de la Universidad de Yale se debatiera la propuesta “Esta casa cree que Gran Bretaña es un estado racista y totalitario que le ha hecho un daño irrevocable a los pueblos del mundo”, ¿Gran Bretaña permitiría participar a alguno de sus funcionarios? No.
¿Participaría China en un debate sobre el status de Taiwán? Nunca.
Y no hay absolutamente ninguna posibilidad de que se le permita a un funcionario del gobierno estadounidense participar en un debate acerca del trato a los prisioneros en la Bahía de Guantánamo.
Pero Israel ha enviado al Sr. Ran Gidor para discutir esta noche con una “periodista” estrella de la televisión pseudo realista, y conmigo, un estudiante de derecho de 19 años de edad, totalmente no calificado para hablar sobre el tema en cuestión.
Todos los gobiernos del mundo deben de estar riéndose de Israel en este momento, porque olvidó la regla número 1: nunca hay que añadirles credibilidad a los chiflados mezclándose con ellos. Es la misma razón por la que no veremos a Stephen Hawking ni a Richard Dawkins debatir con David Icke. Pero Israel está haciendo precisamente eso. Una vez más, comportándose de una manera inesperada o no normal. Comportándose como un Estado canalla.
Éstos son los cinco argumentos dirigidos contra los partidarios de Israel. Pero me quedan uno o dos minutos. Y he aquí un argumento para todos ustedes: Israel, deliberada y enérgicamente, no tiene en cuenta el derecho internacional. En 1981 Israel destruyó Osirak, el laboratorio para la bomba nuclear de Sadam Hussein. Todos los gobiernos del mundo sabían que Hussein estaba construyendo una bomba. Y no hicieron nada. A excepción de Israel. Sí, al hacerlo, violó la ley y la costumbre internacional. Pero también nos salvó a todos de un Irak nuclear.
Esa acción canalla debería otorgarle a Israel un lugar de respeto a los ojos de todos los pueblos amantes de la libertad. Pero no es así. Pero esta noche, mientras nos escuchan parlotear, quiero que recuerden algo: mientras ustedes están aquí, el Irán de Jomeini está trabajando en la bomba. Y si son honestos con ustedes mismos, saben que Israel es el único país que puede hacer, y hará, algo al respecto. Israel, por necesidad, actuará de una manera que no responde a la norma, y será mejor que esperen que lo haga de forma destructiva. Cualquier persona sana preferiría un Israel canalla a un Irán nuclear. Excepto la Sra. Booth.
El autor, un estudiante de derecho de la Universidad de Cambridge, en 2011 será becario en UN Watch.

Traducido para porisrael.org
por Jose Blumenfeld
Difusión: http://www.porisrael.org

Older Entries