Dos de los más importantes periódicos alemanes, el “Frankfurter Allgemeine Zeitung” y el “Süddeutsche Zeitung”, así como el semanario “Der Spiegel”, venden en internet libros de conocidos nazis o ultraderechistas, según una investigación de la cadena pública de TV ARD.
El programa político “Report Mainz” asegura que esos medios ofrecen en su edición digital hasta 150 obras de conocidos nazis como el austríaco Otto Skorzeny, responsable de operaciones especiales y sabotajes de Hitler, o Leon Degrelle, el jefe de las Waffen SS (soldados nazis de elite) en Bélgica.
“Es un escándalo”, ha asegurado Salomon Korn, vicepresidente del Consejo Central Judío en Alemania en declaraciones adelantadas por la emisora pública.
Tras conocer el contenido del programa, Korn mostró su “incomprensión ante la idea de que esos medios manchen su buen nombre difundiendo literatura que ataca el sistema democrático”.
“¿Tienen FAZ, Süddeutsche y Spiegel la necesidad de vender esa basura bajo su etiqueta”, se pregunta Korn.
En Alemania, lucir cualquier símbolo del nazismo o ensalzar éste están castigados por ley.
Entre las obras que ofrecen estos medios se encuentran las de conocidos negacionistas del Holocausto como el polémico historiador británico David Irving o el alemán Helmut Schröcke.
Los libros de los tres medios citados, considerados como los más prestigiosos del país, son ofertados por la compañía Libri, que tiene en su catálogo más de cinco millones de títulos.
En el programa que se emitirá esta noche en la ARD se cita una nota del director de la revista “Der Spiegel”, Georg Mascolo, en la que afirma que es “imposible” evitar la venta de esos libros.
“Una censura a través del distribuidor está completamente descartada”, señala en su escrito Mascolo, quien añade que hay una “obligación de ofrecer todo o nada del catálogo”.
El jurista Emanuel H. Burghardt niega en el programa “Report Mainz” la existencia de esa “obligación” por parte de la compañía Libri.
“Como en cualquier librería en internet, ‘Der Spiegel’ tiene la posibilidad de elegir los libros que ofrece en su página”, afirma el profesor Burghardt.
Igualmente, ARD cita en su programa sendos comunicados de las editoriales del “Frankfurter Allgemeine Zeitung” y del “Süddeutsche Zeitung” en las que aseguran que es “imposible” seleccionar los libros que no se deben vender ante el volumen de su catálogo.
La firma Libri, por su parte, ha negado que sea imposible descartar ciertos libros de su catálogo, y explicó que simplemente esa operación encarece el coste final del servicio. EFE
Anuncios