Los gobernantes de los países del Consejo de Cooperación del Golfo Pérsico (CCG) clausuraron su conferencia en Abu Dabi, en la que expresaron su “profunda preocupación” por el programa nuclear iraní.

Según el comunicado final de la trigésima primera cumbre de este organismo, el CCG destacó la importancia de que en Irán se respete la legalidad internacional y una solución de los conflictos mediante medios pacíficos.

Los responsables de los países del CCG, compuesto por Arabia Saudí, Kuwait, EAU, Bahréin, Qatar y Omán, insistieron en la importancia de que la región de Oriente Medio, que incluye la zona del golfo Pérsico, se convierta en una región libre de armas nucleares.

Además, dieron la bienvenida a los esfuerzos internacionales destinados a resolver la polémica desatada sobre las actividades nucleares iraníes mediante medios pacíficos.

En cuanto a la disputa sobre la soberanía de tres islas del golfo Pérsico, controladas actualmente por Irán y cuyo dominio reclama Emiratos Árabes Unidos, los participantes en la conferencia lamentaron que los contactos mantenidos con la República Islámica “no han logrado resultados positivos” para resolver este conflicto.

La disputa por las islas de Tonb Mayor, Tonb Menor y Abu Musa, en la entrada del golfo y de especial importancia estratégica para la navegación en esa vía marítima, se remonta a 1971, cuando Irán las ocupó después de que el Reino Unido abandonara la región.

Los conferenciantes reiteraron la necesidad de que Irán mantenga relaciones de buena vecindad y de respeto mutuo, no interfiera en los asuntos internos de otros países y resuelva sus diferencias sin amenazar con utilizar la fuerza.

En cuanto a la lucha antiterrorista, los gobernantes del CCG insistieron en su rechazo de la violencia y del radicalismo terrorista.

Además, instaron a la comunidad internacional a que construya un centro para el intercambio de informaciones y de experiencias, con el objetivo de abortar atentados terroristas.

Sobre el conflicto palestino-israelí, los responsables árabes aseguraron que una paz global y duradera no se va a lograr a menos que Israel se retire de todos los “territorios árabes ocupados”.

Los reunidos abordaron, asimismo, la situación en Somalia, Líbano, Sudán, Irak y Pakistán.

El CCG, una rica alianza política y económica creada en la década de los ochenta del siglo pasado, nació con el fin de unificar esfuerzos para defender a sus países integrantes de las amenazas externas. EFE

Anuncios