El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) resolvió emplazar tanques especiales equipados con un sistema de protección activo conocido como Rompevientos (Windbreaker o Meil Ruaj) en la frontera con la Franja de Gaza.
El despliegue comenzará el mes que viene a raíz de evaluaciones de inteligencia sobre el aumento de la amenaza de ataques con misiles antitanques, por parte de los terroristas palestinos, suministrados o financiados por Irán.
Hace dos semanas un tanque de Tzáhal recibió el impacto de un misil antitanque en el norte de la frontera con Gaza. El tanque resultó dañado pero los soldados que comandaban el vehículo blindado salieron ilesos.
La Inteligencia Militar estima que los terroristas palestinos en Gaza han incrementado la capacidad de sus misiles antitanques.
En un principio, la Brigada 401 debía emplazar sus vehículos blindados en esta zona. Sin embargo, otro batallón, el noveno, de la misma brigada, equipada con tanques con los sistemas Rompeviento será desplegada en el área.
Los sistemas, producidos por las industrias Rafael, vendidos en el exterior con el nombre de Trophy, son capaces de neutralizar sofisticados misiles antitanques a diferentes distancias.
El noveno batallón está además equipado con más moderno tanque de guerra del tipo Merkava, el Mark IV, y es el único equipado con el sistema Rompevientos.
En tanto que los palestinos de la Franja de Gaza poseen centenares de misiles antitanques de distinto tipo y sofisticación, desde el RPG simple hasta misiles más avanzados.
A raíz los numerosos combates donde misiles disparados por Hezbollah lograron averiar y destruir tanques israelíes, durante la Segunda Guerra del Líbano, Tzáhal resolvió procurar un mejor sistema de defensa.
Sin embargo, a cuatro años de la guerra, solamente el noveno batallón ha sido equipado por el sistema avanzado. Al paso que vamos, pasarán varios años hasta que un número importante de batallones sea equipado con este tipo de sistemas.
Anuncios