Israel emplazará el nuevo sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro (Kipat Barzel) para proteger a las comunidades del sur de los ataques terroristas palestinos desde la Franja de Gaza.

El titular de la cartera de Defensa tomó esta decisión tras una semana en la cual las organizaciones armadas palestinas dispararon docenas de cohetes y proyectiles de mortero, a los cuales Israel respondió con ataques desde el aire.
Barak aclaró que aprobó el despliegue del sistema defensivo como un experimento y que entrará en actividad en pocos días.
Barak elogió la reacción del Ejército de Defensa de Israel ante la escalada de cohetes, señalando que “en los últimos diez días, las organizaciones terroristas en Gaza han sido golpeadas duramente y perdieron a 11 militantes”.
El ministro lamentó la pérdida de vidas civiles durante las represalias, pero afirmó que
“Israel no permitirá que las organizaciones terroristas rompan nuestra rutina”, precisando que se hará todo lo que sea necesario para restaurar el orden.
Barak detalló que el despliegue completo del sistema de defensa antimisiles será factible dentro de algunos años, debido a límites presupuestarios.

La frase bautismo de fuego, del francés “baptême de feu” se refiere a la primera experiencia de un soldado bajo fuego en batalla.
El martes 1 de marzo del año 2011 fue el bautismo de fuego del sistema “Trofeo” de defensa contra cohetes anti-tanques. Un palestino, en la frontera de Gaza, disparó un cohete a un tanque que se encontraba en territorio israelí. El sistema “Trofeo” lo destruyó por completo y ni el tanque ni su tripulación sufrieron daños. Por primera vez en la historia, no sólo del ejército israelí sino de todos los ejércitos del mundo, un sistema de defensa logró identificar, detener y destruir un cohete disparado a un tanque por un combatiente enemigo.
Los cohetes anti-tanques, llamados en inglés “Rocket-propelled grenade”, RPG, han sido usados en Irak contra las fuerzas americanas donde han matado a cerca de 150 soldados. En la Guerra del Líbano, en el año 2006, los combatientes de Hizballah dispararon cientos de cohetes anti-tanques, hicieron blanco en 52 tanques israelíes y penetraron el blindaje de 22 de ellos. 19 soldados murieron y muchos más fueron heridos.
El sistema “Trofeo”, (llamado en hebreo Meil ruaj, “abrigo de viento”), producto de diez años de desarrollo de la compañía israelí Rafael con la colaboración del grupo Elta de las Industrias de Aviación de Israel, ha sido objeto de muchas pruebas, en las cuales demostró tener una eficacia cercana al 100%. Consiste en cuatro antenas de radar con un campo de 360 grados. Cuando un cohete es disparado al vehículo, la computadora del sistema calcula su trayectoria, lo clasifica y determina si hay peligro de impacto y el ángulo, en cuyo caso dos lanzadores de rotación, instalados en los costados del tanque, disparan “agentes neutralizadores”, perdigones de metal que se concentran en un área muy pequeña para evitar causar daños a las tropas que están al lado del vehículo protegido. Se recarga automáticamente a si mismo de inmediato.
Israel ofreció hace algunos años proveer el sistema al ejército americano, (el precio es alrededor de US$ 300,000 por unidad), oferta que los americanos rechazaron para desarrollar su propio sistema, lo cual puede durar varios años. Es muy probable que ahora reevalúen su decisión.

Anuncios