Hablando en la celebración del Día del Ejército de Irán, el presidente de la República Musulmana denunció a Israel y al capitalismo, y acusó a Estados Unidos de fomentar las revueltas del mundo árabe.

El presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, se dirigió a la multitud que se juntó hoy en honor al Día del Ejército y dijo que “la era del sionismo y el capitalismo ha muerto”.
Discutiendo sobre las revueltas que movilizaron a Medio Oriente y África del Norte, Ahmadinejad apuntó el dedo a Estados Unidos y acusó a Obama y su gobierno de conspirar para crear una grieta entre Irán y otras naciones árabes.
La retórica de Ahmadinejad ha seguido un tema similar en los últimos días.
En un discurso público la semana pasada, el presidente iraní dijo que visualiza al nuevo Medio Oriente sin la presencia de Israel, Estados Unidos y sus aliados.
Los planes operativos de Hezbollah y la Guardia Revolucionaria Iraní es atacar a objetivos de Occidente en los próximos días, dijo un informe libanés la semana pasada. Éste se basó en información juntada por las agencias de inteligencia occidentales que monitorean “los recientes movimientos anormales de cuadros sospechados de pertenecer a Hezbollah o la Guardia Revolucionaria Iraní”, dijo el sitio Beirut Observer.
Según el UPI, el informe dijo que los ataques tienen el objetivo de desviar la atención global de las acusaciones que el tribunal de las Naciones Unidas espera hacer en la investigación del asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri.
También la semana pasada, el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad dijo que el mundo debería ver a un nuevo Medio Oriente sin Estados Unidos e Israel. Hizo el comentario en un discurso a miles de personas de la ciudad del sudeste, Zahedan, según informó la TV iraní.
“Un nuevo Medio Oriente emergerá sin la presencia de Estados Unidos, el régimen sionista, y sus aliados en un futuro cercano”, dijo. Además acusó a EE.UU. e Israel de “despertar un conflicto iraní-árabe chiita-sunita”.
Ahmadinejad también denunció al “imperialismo americano” en la región y dijo que “los gobiernos y naciones regionales deberían mantenerse atentos para enfrentarse a los complot de Estados Unidos, y no jugar en la corte americana”.
También agregó que Israel se estaba acercando a su final. “Las naciones regionales se han despertado, pero la arrogancia global tiene intenciones de sembrar discordias entre los países de la región”, expresó.
“El pueblo iraní y las naciones regionales están infelices con la existencia del régimen sionista y están contra él. Continuarán su lucha hasta que venzan a Estados Unidos e Israel en la región”, agregó.

Anuncios