Las fuerzas de seguridad sirias han asesinado a al menos 400 civiles en su intento de aplastar las protestas democráticas, que irrumpieron desde hace un mes, dijo la organización de derechos humanos siria Sawasiah.

El grupo, fundado por el abogado de derechos humanos encarcelado Mohannad al-Hassani, dijo que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas debe reunirse para iniciar acciones contra los funcionarios sirios en la Corte Penal Internacional y “someter al aparato de seguridad”.

“Este comportamiento salvaje, que tiene por objeto mantener a la camarilla gobernante en el poder a costa de un creciente número de vidas de civiles, exige una acción inmediata internacional más allá de las condenas”, dijo Sawasiah en un comunicado. “Los asesinos
del régimen sirio deben rendir cuentas. Los ríos de sangre derramada por este régimen opresivo en los últimos cuatro años son suficientes”, reza la nota.

Sawasiah incluye entre sus miembros principales al profesor sirio de filosofía Sadeq Jalal al-Azem, cuyo libro “La autocrítica tras la derrota” (Self-criticism After the Defeat ) contribuyó a sentar las bases para un renacimiento del pensamiento político árabe después de la victoria de Israel en la guerra de los Seis Días en 1967.

Mientras tanto, los organismos de derechos humanos y un número creciente de países están trabajando para impedir que Siria sea elegida en la dirección del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el 20 de mayo en la Asamblea General.

Anuncios