Las ceremonias de recordación están llevándose a cabo en los 44 cementerios militares del país, para conmemorar a los 22.867 israelíes asesinados durante el cumplimiento del deber al estado. Comenzaron poco después de que sonara la sirena a las once de la mañana.
Israel se detuvo esta mañana mientras una sirena sonó para conmemorar a los soldados caídos en el Día de Memoria de Israel. El país se paralizó con el sonido y los autos pararon en las autopistas y los ciudadanos dieron sus respetos a los soldados caídos del país.
Las ceremonias de conmemoración se llevan a cabo en los 44 cementerios militares del país, para conmemorar a los 22.867 israelíes asesinados en cumplimiento del deber al estado. Comenzaron poco después de que sonara la sirena a las once de la mañana.
La ceremonia oficial se lleva a cabo en el Monte Herzl en Jerusalem, con la presencia del presidente israelí, Shimon Peres, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el jefe de personal de la Fuerza de Defensa de Israel, Benny Gantz. El ministro de Defensa, Ehud Barak, está participando de una ceremonia en el cementerio militar Kiryah Shaul en Tel Aviv.
Netanyahu dijo en la ceremonia: “22.867 de nuestros hijos e hijas cayeron en las guerras de Israel. Es difícil evaluar el costo total que se nos ha quitado con sus muertes”.
“Cada uno de nosotros tiene una manera de lidiar con la agonía del duelo, el tormento infernal”, dijo el primer ministro, y agregó que sabía que podía ser muy doloroso.
“Espero haber podido aconsejar aquellos que se convirtieron en una de las familias en duelo en el último año. Sé que toda la nación llora con ustedes”, agregó.
El Día de la Memoria comenzó ayer por la tarde, con una ceremonia oficial que se llevó a cabo en el Muro de los Lamentos en Jerusalem.
Hablando en la ceremonia estaba el presidente Shimon Peres, quien dijo que hoy en día Israel está más fuerte que nunca. “No buscamos las guerras. Se nos fueron forzadas. Pero cuando fuimos atacados, no tuvimos la opción de perder a nadie. Y cuando ganamos volvimos a buscar la paz. Hoy les sugiero a aquellos que buscan la guerra que no cometan los mismos errores. No le falten el respeto a nuestra habilidad, estamos preparados físicamente para defender nuestra tierra y moralmente para defender nuestra herencia”, dijo el presidente.
El primer ministro también habló en la ceremonia del Día de la Memoria en la organización conmemorativa Yad Labanim en la Colina Munición en la capital y destacó el compromiso del gobierno de devolver al soldado secuestrado Gilad Shalit.
El primer ministro dijo que Israel sigue trabajando “todos los días” para devolver a aquellos soldados que han desparecido y otros que están cautivos. “Trabajamos todos los días para su vuelta, incluyendo en maneras que pueden no estar a la vista. No descansaremos hasta que vuelvan”, destacó.
El Día de la Memoria termina a las ocho de la noche, con la ceremonia tradicional de encendido de velas, también en el Monte Herzl, que marca el comienzo del Día de la Independencia.

Recuerde el pueblo de Israel a sus hijos e hijas, confiables y valientes soldados del Ejército de Defensa de Israel.
Y a todos los combatientes clandestinos y unidades de combate en las guerras previas al Estado y a todos los hombres enrolados en inteligencia y seguridad.

Y al personal policial que sacrificaron sus almas en la guerra de la Independencia.

Y a todos aquellos que fueron asesinados dentro del país y fuera de él a manos de los asesinos de las organizaciones dedicadas al terror.

Recuerde Israel y bendiga su descendencia que velará por el resplandor de los fallecidos.

Y su hambre de heroísmo, la sacralizad de su voluntad y su abnegación que fueron reunidos en esta pesada batalla.

Sean los héroes de Israel coronados con la victoria, rubricados en el corazón de Israel en cada generación.

Anuncios