Al menos diez personas murieron hoy y 112 resultaron heridas por disparos contra refugiados palestinos y ciudadanos libaneses en una región fronteriza entre el Líbano e Israel, informó el Ejército libanés.
Todos ellos fueron muertos en la localidad fronteriza de Marun el Ras, donde miles de personas se congregaron para conmemorar la llamada “Nakba” (catástrofe), que recuerda la derrota en la guerra de los árabes contra el recién nacido el Estado de Israel, el 14 de mayo de 1948, y el consiguiente flujo de refugiados hacia los países vecinos.
Las Fuerzas Armadas libanesas indicaron en su nota que “pese a todas las medidas tomadas para evitar incidentes, el Ejército israelí disparó a los manifestantes”.
El texto agrega que hay heridos de diversa consideración y que las víctimas han sido trasladadas a hospitales de la región.
El comunicado indica que el Ejército libanés está en “alerta máxima” y que coordina su actividad con la Fuerza Interina de la ONU para el Líbano (FINUL) para prevenir nuevas agresiones.
Según medios de comunicación libaneses, los soldados israelíes comenzaron a disparar contra centenares de refugiados palestinos, la mayoría jóvenes, que se habían acercado a la “línea azul”, marcada por la ONU para delimitar el territorio libanés e israelí.
Durante la protesta, en la que también participaron ciudadanos libaneses, los manifestantes arrojaron piedras contra las posiciones israelíes después de haber sobrepasado las barreras con las que
el Ejército libanés intentaba impedir los disturbios.
En cambio, un portavoz militar del Ejército de Defensa de Israel dijo que los soldados israelíes dispararon con precisión hacia las piernas; y que en cambio las tropas libanesas abrieron fuego pesado e indiscriminado contra los manifestantes.
“Por nuestra alma, por nuestra sangre, nos sacrificaremos por ti, Palestina”, coreaban los manifestantes, mientras otro grupo echaba a volar, desde el lado israelí de la frontera, una bandera palestina a la que habían atado globos con los colores de su emblema.
Poco antes, los manifestantes que se aproximaron a la “línea azul” tiraron piedras a los soldados y policías libaneses que trataban de impedirles acercarse para evitar incidentes, mientras que los organizadores les amonestaban por atacar al Ejército del Líbano.
Estos sucesos coinciden también con la muerte de al menos cuatro manifestantes por disparos de soldados israelíes en los Altos del Golán, según una fuente militar israelí y varias cadenas de televisión árabes.
El régimen de Damasco solo ha confirmado el fallecimiento de dos personas y 170 heridos en ese incidente durante una protesta para conmemorar la “Nakba” en la zona de Ain al Tina, en Quneitra, y en Majdal Shams.
En el norte de Gaza, un palestino falleció y otros 67 resultaron heridos por disparos del Ejército de Defensa de Israel al tratar de infiltrarse en el territorio del Estado judío. EFE y Aurora
Anuncios