En representación de los familiares de las víctimas del atentado contra la AMIA, Sergio Burstein cerró el acto por el 17º aniversario del ataque terrorista con durísimas críticas, tanto a Irán, como a distintos referentes de la coyuntura nacional. No hubo cuestionamientos al gobierno de Cristina Kirchner que, en cambio, recibió elogios.

Contra Irán: Burstein reaccionó con malestar al ofrecimiento de “colaboración” con el esclarecimiento del atentado que Teherán hizo trascender en las últimas horas.
“Da asco tanta hipocresía. No necesitamos el pésame del Estado iraní. Menos aún, a un negador del Holocausto como [el presidente de ese país, Mahmud] Ahmadinejad, que es el nuevo Hitler. Entreguen a los ocho prófugos de la Justicia si quieren que esta causa se resuelva. Sus funcionarios tienen las manos llenas de sangre como criminales que son”.
Contra Mauricio Macri: el representante de los familiares recordó el nombramiento de Jorge “El Fino” Palacios al frente de la Policía Metropolitana cuando ya estaba procesado por el encubrimiento del atentado a la AMIA. Fue además pieza clave de la causa por escuchas ilegales en la que está procesado el jefe de gobierno.
“Fuimos los primeros en repudiar el nombramiento del Fino Palacios. Después de eso, escucharon ilegalmente mis conversaciones, con mis compañeros de lucha, con mi familia. Eso hizo que Mauricio Macri nos odie. Macri nunca merecerá nuestro respeto. Terminó ofreciendo una candidatura a un miembro de nuestra comunidad”.
Contra Sergio Bergman: el cuestionamiento fue directo al rabino que fue electo legislador por Pro.
“A nadie se le puede negar el derecho de ser elegido. Pero estamos hablando de la persona que nos dio vuelta la cara cuando le fuimos a pedir ayuda. Nos hizo saber que tenía nuestros nombres y que tenía nuestros nombres en una lista, como ocurría con las listas negras en la dictadura”. “Es el aforista Bergman: el de «Miente, miente que algo quedará»”
Contra Evo Morales: el ataque se concentró en la visita del ministro de Defensa, de Irán, Ahmad Vahidi, acusado por el atentado contra la AMIA, a Bolivia, hace poco más de un mes.
“La Cancillería de Bolivia invitó a Vahidi. Fue recibido con honores por Evo Morales, quien estrechó su mano teñida por la sangre de 85 personas entre las que, paradójicamente, se encuentran seis ciudadanos bolivianos. Decir que no sabían quién es Vahidi es inaceptable. Contra el terrorismo y contra quienes albergan terroristas hay que actuar con firmeza y sin concesiones. Para que situaciones como estas no se repitan, le proponemos a la Presidenta que lleve el tema ante foros internacionales para que a ningún prófugo por delitos de lesa humanidad le asista la inmunidad diplomática”.
Contra Luis D’Elía: “Estamos aquí para denunciar al supuesto el vocero de Irán que pretende una banca en el Congreso. No es difícil imaginar porqué D’Elia actúa como actúa. Nada lo exculpa de haber abandonado la lucha por Justicia”.La Nacion.com

Anuncios