La comunidad judía de Argentina rechazó la declaración de oferta del Gobierno iraní de cooperar con su par argentino para esclarecer el atentado de 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en el que fueran asesinadas 85 personas, y por cuya autoría la Justicia pide la captura de varios iraníes.
“No confiamos en el Gobierno iraní, ni existen razones para hacerlo”, señalaron los titulares de la AMIA y la Delegación de Asociaciones Israelitas de Argentina (DAIA) en un comunicado conjunto.
“Cualquier acción que decida adoptar el Gobierno debe tener como único objetivo el esclarecimiento de la verdad, a través del debido procesamiento y eventual condena de los responsables”, señalaron después de que la Cancillería argentina considerara “positiva” la oferta de Irán para cooperar en la causa.
El Gobierno iraní difundió un comunicado en el que expresó su disposición a “establecer un diálogo constructivo y colaborar con Argentina para aclarar en el marco de la Ley los hechos reales” ocurridos el 18 de julio de 1994.
El comunicado fue divulgado en vísperas del 17 aniversario del atentado, conmemorado el pasado lunes con la presencia de la presidenta argentina, Cristina Fernández.
“Durante estos 17 años la República Islámica de Irán no ha hecho más que defraudar a nuestro país y a la comunidad internacional, negándose sistemáticamente a colaborar para que
los sospechosos iraníes se presenten a declarar ante la Justicia argentina”, afirmaron la AMIA y la DAIA.
Sin embargo, el canciller argentino, Héctor Timerman, consideró “un hecho auspicioso” que por primera vez el Gobierno de Irán “diga que está dispuesto a comenzar un diálogo para cooperar con el Gobierno argentino”.
La Justicia del país suramericano sospecha que Irán fue cómplice de los terroristas que el 18 de julio de 1994 detonaron explosivos que arrasaron con la sede del centro comunitario judío.
Por el ataque, la Justicia argentina ha pedido la captura el expresidente Alí Akbar Rafsanjani, del actual ministro iraní de Defensa, Ahmad Vahidi, de los exministros de Exteriores Alí Akbar Velayati y de Información Alí Fallahijan, del excomandante de la Guardia Revolucionaria Mohsen Rezai y del exfuncionario diplomático Ahmad Reza Ashgari.
En abril pasado, Vahidi hizo una visita a Bolivia, donde acudió a un desfile militar junto al presidente boliviano, Evo Morales, quien por ello debió pedir disculpas al Gobierno argentino, que le envió una protesta, y al colectivo judío de Argentina.
El ataque a la AMIA es el acto terrorista más grave en la historia argentina y siguió al perpetrado en marzo de 1992 contra la embajada de Israel en Buenos Aires, que se 29 personas fueron asesinadas y más de 200 resultaron heridas. EFE y Aurora
Anuncios