El presidente de Israel, Shimon Peres, ha desea este domingo que el Sinaí vuelva a ser la “península de la paz”, ya que el restablecimiento de las relaciones amistosas entre Egipto e Israel es en provecho de ambas partes.

Peres ha realizado estas declaraciones durante una visita a la familia del sargento Moshe Naftali, fallecido el pasado jueves durante el ataque coordinado de milicias palestinas contra Eilat, en el sur de Israel. Está previsto que Peres visite a las familias de otras víctimas de los ataques, como la del policía de élite Pascal Avrahami.

El jefe del Estado hebreo ha aprovechado además para expresar sus condolencias a las familias de los policías y militares egipcios fallecidos durante los enfrentamientos, algunos de ellos en un ataque transfronterizo del Ejército israelí.

Estas muertes han provocado una escalada de la tensión en las relaciones bilaterales egipcias y precisamente el sábado el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, manifestó que lamentaban las muertes de los egipcios, una disculpa considerada “insuficiente” por El Cairo

Egipto expresó que la disculpa israelí fue “insuficiente”

Los líderes del gabinete egipcio expresaron que la declaración de Israel realizada con el objetivo de manifestar su pesar por la muerte de cinco policías fronterizos “no es suficiente”.

Por medio de un comunicado los líderes egipcios aseguraron que “la declaración israelí fue positiva en la superficie pero no estaba en consonancia con la magnitud del incidente y el estado de ira hacia las acciones de Israel con Egipto”.

A su vez, el mensaje publicado en el diario egipcio agrega que el gabinete oficial insistió en armar un calendario de investigación conjunta sobre las muertes ocurridas durante los ataques terroristas del jueves que asesinaron a ocho personas.

“Egipto afirma su solicitud para el mantenimiento de la paz con Israel, pero Israel también debe asumir la responsabilidad de proteger esta paz”, describe el comunicado.

Egipto se convirtió en el primer país árabe en firmar un tratado de paz con Israel en 1979. Sin embargo, Israel sigue siendo profundamente impopular en el estado árabe más poblado, y desde la revuelta de febrero derrocó al presidente Hosni Mubarak, visto como un aliado cercano de Israel, cada vez hay más llamamientos para la revisión del acuerdo.

Durante el sábado, miles de egipcios protestaron frente a la embajada de Israel en El Cairo y se amenazó con retirar al embajador israelí del país.

En vistas de evitar un enfrentamiento, durante el mismo día, Israel mando a un representante de su gabinete a leer una declaración del ministro de Defensa, Ehud Barak, que expresaba su pesar por la muerte de tres soldados egipcios durante un enfrentamiento fronterizo con milicianos palestinos y ofreciendo una investigación conjunta.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores israelí, Yigal Palmor, dijo que “en ningún momento Israel fue notificado oficialmente de la retirada del embajador”.

Las autoridades egipcias remarcaron que las discusiones sobre el tema se siguen en marcha y que no se ha logrado ninguna decisión. Mientras, las autoridades israelíes acusaron a militantes palestinos en Gaza de planificar y llevar a cabo el ataque.

Los representantes de Egipto negaron que los hombres armados utilizaran su territorio y se ofendió ante las sugerencias de que habían perdido el control de la península del Sinaí, donde su ejército esta llevando a cabo una operación para acabar con los militantes islámicos.

El primer ministro de Egipto, Essam Sharif, también expresó su enojo en un mensaje en su página de Facebook. “La sangre de Egipto es demasiado valiosa para ser derramada por ninguna razón”, escribió Sharaf.

“Nuestra gloriosa revolución se llevó a cabo a fin de que los egipcios puedan recuperar su dignidad”, agregó.

Manifestantes egipcios quitan bandera de embajada de Israel

Manifestantes egipcios que protestaban frente a la embajada de Israel por la muerte de cinco policías egipcios durante un incidente en la frontera egipcio-israelí subieron al techo del edificio, arrebataron la bandera de Israel, la quemaron y posteriormente pusieron en su lugar una bandera egipcia.

El sábado, al finalizar el shabat, el ministro de Defensa Ehud Barak, emitió un comunicado señalando que “Israel lamenta la muerte de policías egipcios durante el atentado terrorista en la frontera”; sin embargo, el ministro no pidió disculpas. El responsable de la cartera de Defensa afirmó que ordenó establecer una investigación en el Ejército de Defensa de

Israel (Tzáhal), y subsecuentemente una investigación conjunta con el Ejército de Egipto para aclarar las causas del incidente en el que murieron cinco policías de la guardia de frontera de ese país.

“De acuerdo a los resultados de la investigación se sacarán las conclusiones correspondientes”, indicó Barak.

Mientras que aún no están claras las razones que provocaron el hecho, en Egipto acusan a las tropas israelíes. Fuentes de Tzáhal todavía no comprenden en profundidad las causas de la muerte de los soldados egipcios, y se escucharon versiones de que podrían haber muerto al estallar explosivos o a raíz del fuego de terroristas.

Egipto retiró su embajador de Israel

Egipto resolvió retirar a su embajador Yasser Reda en Tel Aviv en protesta por la muerte de cinco miembros de sus fuerzas de seguridad en un incidente fronterizo ocurrido el jueves, afirmó la televisión de El Cairo.

Los militares egipcios murieron cuando los soldados israelíes perseguían a los terroristas, que aparentemente salieron de la Franja de Gaza, atravesaron la frontera desde la península del Sinaí, e ingresaron al sur de Israel para ejecutar el múltiple atentado terrorista en el que fueron asesinados ocho israelíes y decenas resultaron heridos.

Los sucesos aún están siendo investigados; sin embargo, el gobierno interino de Egipto ha decidido que “Israel es política y legalmente responsable por el incidente” agregando que el suceso constituye una violación a los acuerdos de paz de Camp David de 1979 entre ambos país.

“La Comisión del Gabinete ha resuelto retirar al embajador de Egipto en Israel hasta que sean ofrezca el resultado de las investigaciones de las autoridades israelíes y una disculpas de la dirigencia israelí sobre las lamentables y apuradas declaraciones sobre Egipto”

“Egipto deplora las declaraciones irresponsables y apuradas hechas por algunos dirigentes en Israel, las cuales carecen de sabiduría y prudencia e imponen un juicio antes de llegar a la verdad, particularmente teniendo en cuenta la las sensibles relaciones egipcio-israelíes”, señala el gabinete en un comunicado.

El gobierno egipcio también convocó al embajador de Israel en El Cairo para protestar por los sucesos.

“El Gabinete ordenó al ministro de Exteriores de Egipto convocar al embajador de Israel en el Cairo. El Gabinete exige un investigación conjunta para verificar las circunstancias del incidente y tomar las acciones legales para proteger los derechos de las víctimas y los heridos egipcios”.

Anuncios