El embajador de Israel ante las Naciones Unidas, Ron Prosor, envió un cable clasificado a la Cancillería israelí en el que indica que Israel no tiene ninguna posibilidad de detener una resolución de la Asamblea General de la ONU a favor del reconocimiento de un Estado palestino en la próxima reunión de septiembre.

Fuentes de la Oficina del Primer Ministro, por su parte, revelaron que el primer ministro Benjamin Netanyahu analiza la posibilidad de no participar en la Asamblea General de este año. En cambio, el presidente Shimon Peres es probable que represente a Israel.
Prosor envió un cable diplomático al Ministerio de Relaciones Exteriores israelí la semana pasada sosteniendo que Israel no tiene opción de arrancar un número sustancial que se oponga a la resolución de la Asamblea General de la ONU para evitar que reconozca un Estado palestino.
Bajo el nombre “Informe desde la primera línea en la ONU”, Prosor se mostró muy pesimista sobre la capacidad de influencia de Israel en la votación de septiembre y, aunque no lo señala de forma explícita, sí deja entrever un posible fracaso diplomático.
“Lo máximo que podemos esperar conseguir es que un grupo de estados se abstengan o que estén ausentes durante la votación”, explicó Prosor en el documento, en base a más de 60 reuniones previas mantenidas con sus pares en Naciones Unidas.
Asimismo, el diplomático indicó que “sólo unos pocos países votarán en contra de la iniciativa palestina”.
De acuerdo a lo consignado por el diario Haaretz en su sitio web, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, espera ponerse en contacto con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon el 20 de septiembre para pedirle el reconocimiento de un Estado palestino como miemrbo de la ONU.
En cancillería israelí evalúan que para evitar un veto estadounidense, los palestinos buscan un voto en la Asamblea General y no en el Consejo de Seguridad, a pesar de que el primero es menos vinculante. La votación en la Asamblea General tendrá lugar probablemente en octubre.
Fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores estimaron que entre 130 y 140 estados votarán a favor de los palestinos. Un gran signo de interrogación sigue siendo la posición de los 27 estados miembros de la Unión Europea.
De hecho, la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton, se reunirá con Netanyahu y el canciller, Avigdor Lieberman, en Jerusalem.
La Cancillería de Israel estimó que, hasta ahora, cinco países occidentales prometieron que votarán contra el reconocimiento de un Estado palestino que, según indica, son Estados Unidos, Alemania, Italia, Países Bajos y la República Checa.
Además consideraron que 27 de los Estados miembros de la UE se repartirán entre un gran grupo que apoyará a los palestinos y los dos grupos más pequeños que se abstendrá y se oponen a la resolución.
El Ministro de Relaciones Exteriores de al Autoridad Palestina, Riyad al-Maliki, dijo el fin de semana que la propuesta palestina está cerca de obtener el apoyo de 130 Estados. Esto tras el reciente reconocimiento de un Estado palestino por parte de Honduras y El Salvador.
China también anunció que apoyará la resolución palestina en la ONU.
Los palestinos estiman que Guatemala y varios Estados insulares del Caribe también darán su apoyo a un reconocimiento de un Estado palestino en las próximas semanas.
Israel continúa con su campaña internacional para evitar el apoyo a la resolución y una serie de ministros fueron enviados a África y Asia.
En tanto, fuentes del gabinete de Netanyahu revelaron que el Primer Ministro analiza no acudir a la sesión de este año, aunque Peres estaría dispuesto a hacerlo en su lugar.
“En estos momentos, el primer ministro no cree que su viaje a la ONU vaya a contribuir a cambiar la votación”, ha señalado uno de los consejeros de Netanyahu.
Anuncios