“Septiembre, ocurrirá en octubre”, así lo indican todos los israelíes involucrados en el proceso palestino previsto por el reconocimiento de su estado ante la Asamblea de Naciones Unidas, que ya obtuvo su fecha oficial de realización, hace algunos días. El 20 de septiembre se pondrá sobre la mesa, de la Asamblea General, el plato de comida elaborado por los palestinos en los últimos meses y se abrirá el proceso que tiene prevista su finalización en octubre, con la votación de 193 países miembros de la organización, que decidirán si reconocerán el estado palestino.

¿Hacia dónde soplan los vientos?

Una revisión ubica la foto de situación de los países. La tarea, realizada en Jerusalén, estima que si la votación se lleva a cabo sobre el tema del reconocimiento del nuevo estado, los palestinos obtendrán la mayoría automática a partir del apoyo de 116 países “no alineados”, que tienden a votar, como bloque único y promover intereses comunes. Es por ello que, en la Cancillería, ubican los esfuerzos de divulgación contra las medidas unilaterales en lo que ellos denominan “la mayoría moral”, es decir, los países grandes y de capacidad de influencia, que incluyen a los 27 países de la Unión Europea, las grandes potencias y otros países clave. El no apoyo de esos países antes de septiembre, a medidas unilaterales, dicen en Jerusalén, convertirá la decisión que sea aceptada en ilegítima.

Mientras tanto, y en especial dado que, los palestinos, aún no vieron el borrador del pedido que será presentado ante Naciones Unidas, los países de Europa se abstienen de expresar sus posiciones abiertamente. La tendencia, en Bruselas, es intentar crear un frente único de países de la Unión Europea e impedir la votación. Pero, ahora, pareciera que las voces del continente se dividen y que la adivinanza se resolverá solo cerca de la fecha de votación.

¿Qué ocurrirá el 20 de septiembre? Tampoco los palestinos lo saben.

1. El 13 de septiembre inaugurará la 66° Sesión de la Asamblea General, Nassir Abdulaziz Al-Nasser, diplomático de Qatar y su presidente entrante. La gestión de Líbano, como presidente temporario del Consejo de Seguridad, fortaleció el momento de presentación del pedido palestino. En Jerusalén, no se sensibilizan por las identidades de los presidentes de bloque y sostienen que el sentido es solo simbólico y, como mucho, podrá aliviar los procedimientos y acelerar las burocracias de modo limitado.

Tienden a apoyar: Rusia- China- India- Irlanda- España- Portugal- Noruega- Suecia- Finlandia- Bélgica- Suecia- Luxemburgo- Malta- Eslovenia.

Tienden a no apoyar: Estados Unidos- Alemania- Italia- Canadá- Australia- Holanda- República Checa- Rumania- Bulgaria- Hungría- Polonia- Letonia- Lituania- Estonia.

Dudan: Gran Bretaña- Francia- Japón- Dinamarca- Grecia- Chipre- Austria- Eslovaquia.

2. En la tabla se presentan los países considerados “países de mayoría moral”:

116 Los países “o alineados” apoyarán todo el reconocimiento al estado palestino.

Por el momento, aún no se sabe a qué bloque se le presentará el pedido y qué característica tendrá.

3. – Si los palestinos deciden dirigirse al Consejo de Seguridad con el pedido de ser aceptados como miembros plenos de Naciones Unidas (paso que tiene prevista su finalización con el veto norteamericano),

4. – a la Asamblea de Naciones Unidas con el pedido de reconocimiento del estado,

5. – o si se conformarán con el pedido de promover su posición en Naciones Unidas a observadora, medida que obtendrá la total mayoría del mundo.

6. La posibilidad más considerable es el pedido palestino, ante la Asamblea de Naciones Unidas, donde por primera vez será revelada la versión que solicitarán aprobar en la votación. La estimación es que la versión “moderada”, que llama al reconocimiento del estado palestino en fronteras temporarias, obtendrá el amplio apoyo de los países del mundo. Por el contrario, la versión “más dura”, que incluye límites en discusión y el reconocimiento de Jerusalén Oriental como estado del pueblo palestino, obtendrá menor apoyo, a pesar de tener también la mayoría automática garantizada.

7. La fase de los discursos (debate general) en la Asamblea, se llevará a cabo entre el 21 y el 30 de septiembre y constituirá la última línea de persuasión por parte de Israel y los palestinos. Entre otros, está previsto el mensaje del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, del Presidente de la Autoridad Palestina, Abu Mazen, y un representante israelí cuya identidad se desconoce.

8. Dado que el estilo del paso palestino no está, todavía, claro, “deben decidir antes qué es lo pretenden”, se dice en Cancillería. Los países de Europa no declaran sus posiciones sobre el tema. Junto a ello, estimaciones de la situación, que se realizan cada día en Cancillería y en las representaciones de Israel en el mundo, van dando una imagen general.

Los países de la “mayoría moral” tienen sus propios problemas

En el mismo momento en que en Israel hace eco la palabra “septiembre”, como uno de los temas políticos más significativos de los últimos años, en Europa y el mundo se trata de un dato marginal de sus agendas. Cuando las economías europeas están a punto de estallar, Estados Unidos enfrenta la baja de su calificación del crédito en el mundo y la OTAN se dispone a cambios dramáticos tras la caída del gobierno de Ghadafy en Libia, el actual momento -mientras los parlamentos de Europa están en receso, nace la situación por sobre la que, los “países de mayoría moral”, tienen preferencias previas.

Calendario

– 23 de agosto: Encuentro de la Comisión de seguimiento del Proceso de paz de la Liga Árabe.

– 2- 3 de septiembre: Encuentro de Cancilleres de la Unión Europea en Polonia.

– 13 de septiembre: Apertura de la 66° Sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas.

– 20 de septiembre: Presentación del pedido palestino por el reconocimiento de su estado.

– 21- 30 septiembre:General Debate en la Asamblea General de Naciones Unidas.

– Octubre: Votación en la Asamblea de Naciones Unidas por el reconocimiento del estado palestino.

En la Cancillería estiman que los acontecimientos internos de los países dejan a un lado los asuntos de política exterior y eso puede aumentar la influencia de las potencias y de los países con un rol central en el ámbito mundial, con acento en Alemania, factor de estabilidad en la crisis económica, que ya anuncio su oposición a la medida unilateral. De entre las potencias se perfila una bastante clara imagen sobre sus posiciones hacia el reconocimiento del estado palestino.

Obama llamó a los palestinos a abstenerse de medidas unilaterales y la potencia occidental no apoyará el reconocimiento de Palestina. En contrario, Rusia apoyaría cualquier versión de decisión palestina que sea llevada a Naciones Unidas, en sintonía con el reconocimiento del Presidente Medvedev al estado palestino, en enero pasado.

En el ámbito asiático, China e India apoyarían ambos el reconocimiento, mientras Japón oscila. En Cancillería montan esperanzas en la democracia japonesa y sus estrechas relaciones con Estados Unidos y mencionan la ayuda israelí al país tras la tragedia del tsunami.

A excepción de Alemania, los principales países que se alinearán, según su opinión, son: Francia, Gran Bretaña, España, e Italia. En Israel no esperan demasiado de España, que reconocería al estado palestino, salvo que los países de la Unión resuelvan una línea única. Contrariamente, el Primer Ministro italiano, Silvio Berlusconi, dijo que se opondrá a la medida unilateral y mensajes similares fueron obtenidos en conversaciones cerradas por parte de Holanda y la República Checa, los países Bálticos y la mayoría de los países del este Europeo.

Para los británicos y franceses, la historia es diferente: ambos declararon que cristalizarán sus posiciones solo después de ver la versión palestina. “La política británica es demasiada clara: abrazan a Israel en los límites del 67 y la dislocan fuera de ellos”, dicen en Jerusalén. Con respecto a los franceses, quienes tan solo recientemente salieron con una iniciativa propia de reanudación de la negociación, se obtuvieron señales de reconocimiento de Palestina si el congelamiento político continúa, pero no queda claro cómo votarán al final del día.

Los principales defensores europeos del reconocimiento al estado palestino, son: Irlanda, la primera en la Unión Europea que ya elevó la calificación de la representación palestina a la categoría de embajada, Bélgica y el bloque escandinavo, mientras Dinamarca se ubica en el límite. Grecia y Chipre, dos países con los cuales las relaciones se vieron tensas en el último período, se ubican en el límite, en especial dado que ya reconocieron el estado palestino tras la declaración de la independencia de Arafat de1988 y ahora les resulta difícil retroceder.

“Banco de objetivos diplomáticos”

El 2- 3 de septiembre, tendrá lugar el encuentro informal en la capital de Polonia, donde los Cancilleres europeos deliberarán en conversaciones abiertas. En Cancillería ven en el encuentro una importante oportunidad para la transmisión de mensajes israelíes pero, frente a esos esfuerzos, se perfila un actor más importante: Turquía, quien ya insinuó que, en la medida que no se alcance un acuerdo con Israel en el marco del Informe Palmer, desplegará toda su fuerza y relaciones para generar el apoyo al estado palestino.

En Cancillería se encuentran en el último eslabón en vías a la decisión. Las representaciones y los diplomáticos suman sus principales relaciones en sus países con la intención de desviar la cuchara o, en otras palabras, poner en funcionamiento su banco de objetivos diplomáticos, destinado a acontecimientos de este tipo. “En cada país hay motores que sumamos: amigos en el parlamento, la comunidad judía, formadores de opinión, medios de comunicación. ONG, la Iglesia, grandes aportantes. Es el momento de usar las cartas que acumulamos”, dicen los diplomáticos.

Asimismo, frente a cada país se cristalizó un programa de acción y se coordinaron los mensajes. Por ejemplo, para Noruega, país que reconocería el estado palestino, se transmitió el siguiente mensaje: “En Oslo se sintetizo el borrador del acuerdo permanente y, sobre su nombre, se inscribe el proceso de paz. Si justamente apoyan a los palestinos y la salida de ese acuerdo, puede convertirse en señal de que Noruega pierde su lugar y su posición especial en el proceso de paz”.

¿Cuánto se vinculan a septiembre como un evento significativo?

“Ahora significa el 90% de nuestro tiempo”, dijeron en Cancillería.

Anuncios