El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció que Ankara “suspendió completamente” las relaciones con las industrias de defensa de Israel, tras haber degradado los lazos diplomáticos con Jerusalén, al nivel de segundo secretario.

“Las relaciones comerciales y militares, en relación a las industrias de defensa, han sido suspendidas completamente. Este proceso continuará a través de varias medidas”, declaró Erdogan.

Previamente, el director de la oficina de política y seguridad del Ministerio de Defensa, Amós Gilad, manifestó que continuaban los vínculos militares con Turquía, a pesar
de las declaraciones turcas, alegando que “el agregado militar continúa trabajando” en Ankara.

Días atrás, el gobernador del Banco de Israel, Stanley Fischer, advirtió sobre las consecuencias de una ruptura comercial prolongada con Turquía apuntando que la economía turca sobrepasa en gran medida a la de Israel y que está creciendo frenéticamente.

“La economía turca está creciendo a un ritmo excepcional”, indicó Fischer. “Tienen grandes empresarios y una fuerzas de trabajo europea entrenada. Turquía será un gran mercado en la región y un principal exportador. Las consecuencias de no tener relaciones económicas con Turquía serán costosas”

Anuncios