El Ministerio del Interior egipcio declaró el estado de alerta para hacer frente a los disturbios en los alrededores de la Embajada de Israel en El Cairo, que fue invadida por manifestantes.

Una fuente de los servicios de seguridad dijo que el ministro del Interior, Mansur Esaui, ha ordenado el estado de alerta para controlar la situación en la zona, donde al menos 448 personas han resultado heridas en choques entre miles de manifestantes y policías
.
Esaui ha puesto énfasis en la importancia de controlar a los manifestantes y en su compromiso con la ley.

Los acontecimientos se desencadenaron cuando decenas de manifestantes irrumpieron en el edificio donde se aloja la legación diplomática tras derribar
el muro que la protegía.

Una vez dentro, varias personas se dedicaron a arrojar archivos y documentos desde las alturas.
Un manifestante se encaramó al inmueble donde se encuentra la Embajada, que ocupa uno de los últimos pisos, y consiguió retirar la bandera israelí, que fue sustituida por una enseña egipcia.
Una veintena de tanques del Ejército se desplegó posteriormente para proteger el edificio, mientras que la policía lanzó gases lacrimógenos y disparos al aire para dispersar a los miles de manifestantes congregados en la zona, donde varios árboles y neumáticos fueron incendiados.
Un avión israelí aterrizó en el aeropuerto internacional de El Cairo para evacuar al embajador de Israel en Egipto, Yitzhak Levanon, su familia y al personal de la legación diplomática israelí. EFE

Anuncios