El presidente israelí Peres elogió al primer ministro por lo alcanzado: “La seguridad de cada soldado no es menos importante que la de la nación como un todo”. Ambos mandatarios se encontrarán justo antes del intercambio. No se entregarán los documentos hasta que se sepa que Gilad Shalit ya no está en Gaza.

El presidente israelí, Shimon Pers, dijo esta mañana que todo lo relacionado con los indultos de los prisioneros en el acuerdo de intercambio por Gilad Shalit estará completo a tiempo.
La Alta Corte de Justicia decidió ayer que escuchará la petición al medio día contra la liberación de 1.027 prisioneros palestinos involucrados en el acuerdo de intercambio para liberar a Shalit. Se espera que el primer grupo de 477 detenidos, cuyos nombres fueron publicados ayer, sean liberados mañana en el mismo momento en el que Hamas entregue a Shalit. La lista incluye a 450 hombres y 27 mujeres.
“Hoy es un día muy especial. Estos no son solo días largos, sino también muy sensibles. Estamos todos muy emocionados, y es un evento con mucha esperanza, pero mucho miedo”, expresó el presidente a los periodistas congregados en su sucá en la residencia presidencial. “Israel ha afrontado muchos problemas, pero también ha tenido muchos éxitos”, agregó Peres, en referencia a la dificultad en localizar el lugar de cautiverio de Shalit.
Además dijo: “Estoy siempre sorprendido de que tengamos comités de investigación sobre nuestros problemas. Pero nunca comisionado un comité de investigación para ver nuestro éxito. Es momento de que lo hagamos, para que podamos alcanzar una mayor perspectiva balanceada cuando miremos a nuestra historia”.
También destacó: “La seguridad de cada soldado no es menos importante que la de la nación como un todo”.
Miembros de personal del departamento legal de la oficina del presidente han estado trabajando por la noche para procesar cerca de 200 archivos de prisioneros palestinos, convictos con varios cargos de terrorismo, que recibirán indulto a cambio de Shalit.
Según el vocero del presidente, Ayelet Frish, el departamento trabajó toda la noche de ayer y trabajará toda la mañana y noche de hoy para preparar el papelerío necesario. Frish también dijo que en efecto, los prisioneros no están siendo perdonados. En cambio, sus sentencias están siendo conmutadas.
De hecho, Peres ha decidido agregar una declaración que firma declarando que no olvida ni perdona, pero que la sentencia ha sido conmutada por una razón específica. También ha insistido con que cada documento que prepare el departamento de estado para su firma tenga los detalles del crimen cometido acompañados y la sentencia dictada.
Peres firmará las conmutaciones de los prisioneros de Gaza y dentro de Israel, mientras que el jefe del Comando Central firmará las de aquellos de Judea y Samaria.
El presidente israelí se encontrará con Benjamín Netanyahu justo antes del intercambio. No se entregarán los documentos hasta que se sepa que Gilad Shalit ya no está en Gaza.

Anuncios