Las primeras imágenes emitidas por la televisión egipcia, mostraron al soldado Gilad Shalit escoltado por personal de seguridad en una terminal de ese país. Shalit se veía caminando en buen estado de salud. Aunque más bien parecía que era conducido.

“Gilad Shalit está en casa”, dijo el portavoz principal del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) poco después de que las imágenes fueran transmitidas.

El general Yoav Mordejai hizo el anuncio en la
terminal de Kerem Shalom, sobre la frontera con Egipto, a donde fue trasladado Shalit.

Ahmed Jabari, jefe del ala militar del grupo terrorista palestino Hamás, era uno de los que aparecen conduciendo a Shalit en una de las primeras fotografías.

Shalit dijo hoy, en sus primeras declaraciones tras ser dejado en libertad, que “sabía” que algún día iba a ser liberado, en una entrevista con la televisión egipcia.

Shalit ha hablado con su familia y con los médicos y psicólogos del Ejército.

Anuncios