Decenas de activistas jordanos se manifestaron en Ammán para pedir la derogación del tratado de paz con Israel, con motivo del 17 aniversario de la firma de este acuerdo.

La manifestación tuvo lugar frente a la oficina del primer ministro jordano, Aun Jasawneh, magistrado de la Corte Penal Internacional (CPI), designado para el puesto la semana pasada.

Asimismo, una coalición de partidos de la oposición, que se autodenomina el Comité Nacional para Enfrentar la Normalización con Israel, emitió una declaración instando al gobierno a cancelar el acuerdo de paz.

La agrupación, que también incluye a representantes de los sindicatos, alega que el acuerdo de paz implica “concesiones” a expensas del interés de Jordania.

“El tratado fue el resultado de las presiones sionistas y estadounidenses que
utilizaron el dominio de EEUU en la región después de la guerra del Golfo”, dijo la coalición.

Jordania e Israel firmaron un tratado de paz el 26 de octubre de 1994 en el desierto de Araba o Aravá, en la frontera entre ambos países, en presencia de líderes mundiales como el entonces presidente estadounidense Bill Clinton.

Las relaciones diplomáticas de Israel con el mundo árabe se limitan a Jordania y Egipto. Con este último país firmó un tratado de paz en 1979, pero los lazos entre ambos se han visto debilitados en los últimos tiempos.

Los cambios ocurridos en la región con las revoluciones árabes han instigado protestas contra Israel tanto en Jordania como en Egipto, cuyas poblaciones rechazan mayoritariamente los acuerdos. EFE

Anuncios