El presidente francés, Nicolas Sarkozy, visitará Jerusalem para mitigar el daño diplomático causado por una polémica declaración que hizo recientemente en la reunión del G-20, confirmó un diplomático francés.
Ex enviado especial de Francia para Oriente Medio, Valerie Hoffenberg, dijo que su ex jefe visitaría “pronto” para tratar de aclarar el “malentendido con Israel, relativa a la posición de Francia”.
La polémica se dio por una falla técnica que se produjo en la cumbre del G-20, en Cannes, cuando los presidentes Barack Obama (Estados Unidos) y Nicolas Sarkozy (Francia), mientras esperaban que comience la rueda de prensa se refirieron al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.
En esa conversación, Sarkozy le dijo a Obama sin ninguna diplomacia: “No lo soporto, es un mentiroso”. Obama le replicó: “Tú no lo soportas, pero yo lo tengo que aguantar todos los días!”.
La observación que se hizo en privado, pero por casualidad llegó a la prensa, ha creado una crisis diplomática a gran escala entre los gobiernos de tres países.
Sarkozy dijo a los miembros del Congreso Judío Mundial el miércoles durante una reunión en el Palacio del Elíseo en París, que había defendido a Netanyahu varias veces, según fuentes citadas por The Jerusalem Post.
“He defendido a Bibi a lo largo de mi vida política”, dijo el presidente francés.
Asimismo indicó que Sarkozy se manifestó partidario de Israel y sus dirigentes, incluso cuando la gente lanzaba insultos antisemitas contra el mandatario francés.
Sarkozy dijo a los líderes judíos le parecía que Israel había perdido la guerra los medios de comunicación y no había podido presentar su caso a la comunidad internacional que quería la paz
Anuncios