La Brigada Jeque Abddullah Azzam, un grupo terrorista sunita vinculado a Al Qaeda se adjudicó la responsabilidad por los cuatro cohetes Katyusha disparados desde el sur del Líbano contra Israel anoche.
Según el diario Haaretz, el grupo no tiene un gran arsenal y la mayoría de sus miembros están entrenados en el manejo de viejas armas, algunas que datan de la guerra civil del Líbano, en la década de los ochenta.
La Fuerza Interina de las Naciones Unidas para el Líbano (FINUL o UNIFIL, en inglés) prometió que investigará y reforzará el patrullaje para asegurar la calma en la zona fronteriza.
Los comandantes de FINUL realizaron reuniones de emergencia con representantes del Ejército de Defensa de Israel y del Ejército del Líbano, tras el ataque.
“Este un grave incidente que viola la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU y está socavando directamente la estabilidad en el área”, precisó FINUL en un comunicado.
Cuatros cohetes disparados desde el Líbano hicieron impacto anoche en la Galilea Occidental, por primera vez desde 2009,
obligando al Ejército israelí a retornar el fuego con disparos de artillería, dijeron fuentes militares.
Dos edificios de la Galilea Occidental resultaron dañados, y uno de los cohetes de 122 milímetros hizo impacto sobre un tanque de gas. El cohete desató un incendio que costó a los bomberos horas de trabajo para poder apagarlo. No se registraron heridos.
Los habitantes de la zona dijeron que escucharon dos explosiones y que las casas se temblaron.
Israel responsabilizó al gobierno del Líbano y elevará una queja al Consejo de Seguridad, señaló el ministro de la Retaguardia o Defensa Civil, Matan Vilnaí.
Fuerzas de seguridad libanesas subrayaron que los cuatro cohetes fueron disparados desde una zona ubicada entre las aldeas Aita Shaab y Rmesh, a dos kilómetros de la frontera. Los cuatros proyectiles israelíes disparados en represalia, cayeron en el campo, sin provocar daños.
El Ejército del Líbano dijo más tarde que había encontrado dos lanzadoras de cohete, que según cree fueron usadas en el ataque contra Israel.
Se trata de la primera vez desde 2009 que se produce un incidente severo de este tipo en esta zona, tras la guerra de 34 días contra el grupo terrorista chií Hezbollah en 2006.
La organización Hezbollah controla el área de Rmesh, pero negó que estuviera implicada en el ataque
Anuncios