Luego que la instalación nuclear de Isfahan sufriera una gran explosión, por segunda vez en un mes, empezaron a resurgir las especulaciones sobre un posible ataque israelí a las instalaciones militares y nucleares iraníes.

Las imágenes de satélite obtenidas por el diario The Times, confirmaron que la explosión que sacudió la ciudad de Isfahan el pasado lunes, causo grandes daños a la planta de enriquecimiento de uranio, pese a los desmentidos de Teherán.
Las imágenes muestran claramente nubes de humo y grandes escombros, negando las afirmaciones iraníes de que ayer dicha explosión no había tenido lugar.
Funcionarios de inteligencia israelíes dijeron a The Times que no había “ninguna duda” de que la explosión se produjo en las instalaciones nucleares de Isfahán no fue “un accidente”.
El suceso hace recordar, el “accidente” según las autoridades iraníes, en una base militar en las afueras de la ciudad, hace dos semanas, que mató a cerca de 30 miembros de la Guardia Revolucionaria, entre ellos el general Hassan Moghaddam, principal responsable del programa de misiles de largo alcance.
Irán afirmó que la explosión se produjo durante las pruebas de un nuevo sistema de armas diseñadas para atacar a Israel. Sin embargo, varias agencias de inteligencia descreen la versión y sugieren una intencionalidad para desmembrar el programa nuclear.
El lunes, los residentes de Isfahan escucharon una explosión que sacudió los edificios en el centro de la ciudad aproximadamente a las 14:40 y se vio una nube de humo que se elevaba sobre la instalación nuclear en las afueras de la ciudad.
“El daño causado a las instalaciones de Isfahan, fue directo a los elementos que creemos estaban implicados en el almacenamiento de las materias primas”, dijo una fuente de inteligencia militar.
No se quiso confirmar ni negar la participación de Israel en la explosión, aludiendo que existen “numerosos interesados en sabotear o detener elprograma de armas nucleares”.
Alireza Zaker-Isfahani, gobernador de la ciudad, afirmó que la explosión había sido causada por un ejercicio militar en la zona, pero las agencias estatales en Teherán pronto eliminaron esta historia y emitieron un desmentido, asegurando que no hubo ninguna explosión.
El lunes, Dan Meridor. el ministro de Inteligencia israelí, dijo: “Hay países que imponen sanciones económicas y hay países que actúan de otra manera para hacer frente a la amenaza nuclear iraní.”
El mayor general Giora Eiland, ex director de Israel de la seguridad nacional, dijo por radio que “Cuando existen tantas casualidades, es probable que haya algún tipo de mano que las guía, aunque tal vez es la mano de Dios”.
Un ex funcionario de inteligencia israelí, aseguro que al menos dos ataques ,hasta el momento, han “neutralizado con éxito” los avances del Estado Persa.
Entre ellas, uno a la base iraní que se encargaba de producir el Shahab-3, el misil de mediano alcance que podría ser adaptado para transportar una ojiva nuclear. “Esto es algo que todos en Occidente querían que ocurriera”, agregó.
Irán ha negado reiteradamente la existencia de un programa de armas nucleares, y condenó enérgicamente el informe del Organismo Internacional de Energía Atómica el mes pasado que acusó a Irán de tratar de construir un arma nuclear.
Anuncios