La televisión iraní exhibió un avión espía no tripulado, luego que oficiales estadounidenses reconocieran su temor de que Teherán pueda de extraer información militar clasificada.
La agencia de noticias semi-oficial Fars, en programa televisado, mostró al comandante de las Fuerzas Aeroespaciales de la Guardia Revolucionaria, Amir Ali Hajizadeh, señalando que las fuerzas iraníes descubrieron la aeronave cuando estaba por “infiltrarse en el espacio aéreo del país (Irán) para misiones de espionaje”.
Irán exhibe avión espía no tripulado estadounidense capturado”Tras ingresar en el este del país, esta nave cayó en una trampa tendida por nuestras fuerzas armadas y fue derribada en Irán con un daño mínimo”.

El oficial iraní subrayó en el video que el avión no tripulado está “equipado con un sistema de vigilancia altamente sofisticado, dispositivos de recolección de datos, comunicación electrónica y sistemas de radar”, enfatizando que “este tipo de aviones ha sido diseñado para evadir sistemas de radares, y desde el punto de vista de la tecnología está entre las aeronaves avanzadas usadas en Estados Unidos”.
“La tecnología empleada en estas aeronaves ya ha sido usada en los aviones B2 y F35”, agregó Hajizadeh, quien precisó que “el aparato aéreo es controlado y guiado vía satélite por estaciones terrestres en Afganistán y Estados Unidos”.
“Expertos militares son consientes de cuán preciosa es la información tecnológica que este avión no tripulado posee”, apuntó Hajizadeh.
El avión espía no tripulado RQ-170 es usado en Afganistán desde hace varios años. Oficiales de Washington han reconocido que el Ejército perdió el control de uno de sus sigilosos “drones” (aviones espías no tripulados) durante una misión en el oeste de Afganistán. Irán afirmó que sus fuerzas armadas lo derribaron

Funcionarios oficiales estadounidenses han dejado ver su inquietud por el uso que podría hacer Irán del sofisticado drone (avión no tripulado) de la CIA interceptado cuando supuestamente llevaba a cabo labores de espionaje sobre el país.
Estados Unidos evaluó una incursión para recuperar su avión robot perdido en Irán pero desistió sin que se sepa claramente si el aparato está destruido o si los iraníes podrán aprender secretos tecnológicos.
Washington abandonó la idea de recuperar su avión no tripulado RQ-170 “Sentinel” a la vista del embrollo mayor que resultaría de un choque con las fuerzas de seguridad iraníes.
El aparato, de unos 23 a 27 metros de envergadura, cumplía una de las tantas misiones secretas de la CIA espiando a Irán desde territorio afgano.
Como siempre que se trata de misiones de la CIA, ni el Pentágono ni el Departamento de Estado ni la Casa Blanca han hecho comentarios que confirmen o refuten versión alguna.
El Gobierno de Irán ha indicado que capturó el avión en bastante buenas condiciones después de que fuera derribado ya sea por baterías antiaéreas o por intromisión de “hackers” militares iraníes en el cerebro cibernético del “Sentinel”.
Los informantes estadounidenses sostienen que se desistió del intento de recuperación, o de la destrucción de los restos con un misil, porque de todos modos el RQ-170 se desbarató al estrellarse en una zona montañosa, donde un satélite ya lo descubrió a unos 225 kilómetros de la frontera afgana.
El experto en guerra robótica Peter Singer, del Instituto Brookings en Washington, dijo que esos aviones “cargan una variedad de sistemas que no serían de mucho beneficio para Irán, pero para sus aliados como China y Rusia podrían ser una mina de oro”.
Y otro funcionario gubernamental, tampoco identificado, dijo que lo ocurrido “es malo, muy malo: los iraníes le echarán mano a la tecnología, y también la tendrán los chinos o los rusos”, que ya han solicitado al gobierno iraní formalmente permisos para inspeccionarlo, que seguramente se los concederán a cambio de algún envío de armamento o intercambio de inteligencia.
Según estas versiones estadounidenses, Irán no cuenta con la tecnología para introducirse en el cerebro cibernético del “Sentinel”, o para detectarlo en vuelo, por lo cual la caída del aparato se debió a problemas en su funcionamiento o en el control remoto.
Pero es la tecnología de los robots voladores “invisibles” la que más puede interesar a Irán y que, según algunos expertos, si los iraníes logran descifrarla, podrían pasar a otros enemigos actuales y adversarios potenciales de Estados Unidos.
La denominación “RQ” del “Sentinel” significa que no porta armamento y sus características más notables son el diseño, parecido a un murciélago, y la pintura exterior que, supuestamente, lo tornan invisible para los radares del adversario.
Otros expertos, reconociendo que pocos son los detalles que se conocen del equipo a bordo de los “Sentinel”, creen que el robot cuenta con cámaras y sensores capaces de “ver” y “escuchar” en grados hasta ahora no soñados.
El “Sentinel” sobrevuela a kilómetros del suelo puede “escuchar” conversaciones en teléfonos celulares y puede “oler” las emanaciones químicas de laboratorios nucleares subterráneos.
Anuncios