El presidente Shimón Peres, se reunió con los líderes de los colonos de los asentamientos a raíz de la escalada de violencia de la extrema derecha. En el encuentro participó Danny Dayan, presidente del Consejo de Yesha (Judea y Samaria), representantes del programa religioso pre-militar (Mejiná) y varios rabinos.
Peres expresó que el encuentro es importante en sí mismo por el bien de la unidad nacional; pero criticó a los activistas de extrema izquierda. “Lo que está haciendo esa gente es muy grave”, manifestó. “Israel siempre ha estado orgulloso de proteger todos los lugares santos. Hoy, cuando el mundo islámico está donde está, darle un justificativo para que ataque a Israel es un desastre, es una locura que debe detenerse”, y añadió que “somos un pueblo
moral; los Diez Mandamientos son mí guía, también en política”.
Por su parte, Danny Dayan declaró que “la mayoría de los colonos se opone a la violencia. Esas acciones no tienen justificativos, no importa de qué religión sea la víctima”. Sin embargo, Dayan advirtió que “en los últimos días han una tendencia a la incitación… contra los asentamientos judíos de Judea y Samaria. No hay nadie mejor que Peres para detener eso”.
Esta mañana, una mezquita había sido quemada en la Cisjordania y sus paredes pintadas con grafitis en hebreo. La gobernadora de Ramallah, Laila Ghanam dijo que la mezquita, en la cercanía de la aldea de Burqa fue rociada con gasolina e incendiada. El portavoz militar precisó que las alfombras y las sillas fueron carbonizadas
Anuncios