Arqueólogos israelíes han descubierto la primera pieza arqueológica que confirma el testimonio escrito de ritual que se practicaba en el Templo Judío de Jerusalem.
Una investigación arqueológica de Autoridad de Antigüedades de Israel en el noreste del Monte del Templo mostró un pequeño artefacto, del tamaño de un botón, inscripto con las palabras en arameo: “Daka Le’ Ya”. Los directores de la excavación en nombre de la institución, el arqueólogo Eli Shukron y el profesor Ronny Reich de la Universidad de Haifa, explican el significado como “pureza de Dios”.
Los investigadores creen que el artefacto, que sería del primer siglo, hacia el final del período del Segundo Templo, es un sello similar a aquellos descriptos en la Mishnah. Si están en lo correcto, es la primera evidencia física del ritual del templo que fue corroborada en registros escritos.
El equipo cree que este pequeño sello era puesto en objetos que serían usados en el templo, y por lo tanto debía ser ceremonialmente puro.
Con respecto a esto, y en el espíritu de Jánuca, el arqueólogo de la Autoridad de Antigüedades del distrito de Jerusalem dijo: “Está escrito en el Talmud que solo el aceite que fue descubierto en el Templo después de la victoria de los Macabeos sobre los griegos ‘descansa con el sello del Alto Sacerdote’. Esto es que el sello indicaba que el aceite era puro y podía ser usado. Recordemos que esto fue la base del milagro de Janucá que pudo mantener la menorá prendida por ocho días”.
Además de este artefacto, la excavación también mostró otros del Segundo Templo, algunos más viejos, del tiempo de la dinastía de los asmoneos, incluyendo lámparas de aceite, macetas de barro y contenedores llenos de aceite y perfumes, así también como monedas con los reyes asmoneos como Alexander Jannaeus y John Kyrcanus.
Anuncios