El primer ministro, Biniamín Netanyahu, participó en la ceremonia de graduación del curso mixto para pilotos de combate de la Fuerza Aérea de Israel, y aprovechó la oportunidad para recordar a la audiencia que en el Estado judío las mujeres pueden lograr todos sus objetivos.
“No existe una prueba mayor de lo absurdo que es la exclusión de las mujeres que el hecho de que ustedes están hoy aquí”, expresó en referencia a las cinco graduadas.Netanyahu congratuló a las nuevas pilotos de Israel
“Un país donde las mujeres se sientan en el asiento del piloto es un país donde las mujeres pueden sentarse en cualquier parte”, señaló el jefe del Ejecutivo aludiendo
a la reciente controversia pública sobre los autobuses segregados en los barrios ultra ortodoxos.
El ministro de Defensa, Ehud Barak, añadió, por su parte, que el sionismo es la respuesta a la exclusión de las mujeres, y el jefe del Estado Mayor, teniente general Benny Gantz, dijo a las jóvenes soldados que su presencia indica la enorme contribución femenina a la sociedad.
El Ejército de Defensa de Israel precisó que el 31 por ciento de los pilotos graduados provienen de las ciudades, 21 por ciento de los moshavim (aldeas agrícolas con algunas tareas cooperativas) y 5 por ciento del kibutz. Además, 58 por ciento son originarios del centro del país, 36 por ciento del norte y sólo 6 por ciento del sur.
La gran mayoría de los nuevos pilotos – 72 por ciento – son seculares, el 17 por ciento tradicionalistas y el 10 por ciento religiosos. El graduado de mayor edad tiene 26 años, pero la gran mayoría, 21 años.
Anuncios