El ministerio de Defensa británico confirmó el envío de su destructor más avanzado de Reino Unido, denominado “Daring” al Golfo Pérsico.

El navío de guerra británico, cuyo valor es de mil millones de libras (1.542 millones de dólares) realizará su primera misión en el Golfo Pérsico y se unirá a otros buques que mantiene ese país en la zona.

La nueva iniciativa anti –Iraní se suscita después de que Estados Unidos ha mandado a sus tropas, buques, porta aviones y otros equipos de guerra a la región con el propósito de realizar ejercicios militares conjuntos con Israel.

El comandante de la Tercera Fuerza Aérea estadounidense posicionado en Alemania, teniente general Frank Gorenc, afirmó que las fuerzas militares no se han enviado a la región sólo para realizar un mero ejercicio militar, sino que van para “desplegarse en la zona”.

Irán aseguró que cuenta con la capacidad para cerrar el Estrecho de Ormuz, paso por el que atraviesa el 40% del tráfico del crudo mundial, si los países occidentales imponen nuevas sanciones contra su sector petrolero. Pero Inglaterra, Estados Unidos, Italia y Francia han dicho que de Iran hacerlo, sería causa para iniciar un ataque militar.

Estados Unidos y los países occidentales han sumado presiones sobre la República Islámica de Irán después de que la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) en su informe del 8 de noviembre acusara a Irán de intentar producir armamento nuclear

Anuncios