Dos semanas después de que se mostrar al público un sello de la era del Templo, los arqueólogos continúan excavando para desenterrar pruebas de la antigua conexión de los judíos con la Tierra de Israel. Esta vez, el descubrimiento es una pequeña estampa de 1.500 años descubierta cerca de la ciudad de Akko que tiene la imagen de la Menorah (candelabro) de siete brazos del Templo de Jerusalem.
La estampa fue usada para identificar productos de pastelería y probablemente pertenecía a una panadería que entregaba pan kosher a los judíos de Akko en el período bizantino.
La estampa de cerámica data del período bizantino (siglo VI de la Era Común) y fue descubierta en excavaciones que está conduciendo actualmente la Autoridad de Antigüedades de Israel en Horbat Uza al este de Akko, antes de la construcción del camino Akko-Karmiel hecho por la Compañía Nacional de Rutas de Israel.
Este descubrimiento pertenece a un grupo de estampas referidas como “estampas de pan” porque eran usadas para marcar provisiones cocidas.
Según Gilad Jaffe y el Dr. Dannny Syon, los directores de la excavación en nombre de la Autoridad de Antigüedades de Israel: “Un número de estampas con la imagen de una menorah son conocidas en diferentes colecciones. La Menorah del Templo, siendo un símbolo judío por excelencia, indica que éstas pertenecían a judíos, a diferencia de las estampas de pan cristianas con el dibujo de un cruz que eran mucho más comunes en este período”.
Anuncios