Un dirigente del Partido Libertad y Justicia (PLJ), creado por los Hermanos Musulmanes, ha sido elegido este lunes como presidente del nuevo Parlamento egipcio, después de que esta formación fuera la que más escaños logró en las primeras elecciones desde la caída del presidente Hosni Mubarak, según ha informado el grupo islamista en su página web.
Mohamed Saad el Katatni, secretario general del PLJ, ha sido elegido presidente durante una votación en la primera sesión celebrada hoy, después de un tenso debate sobre si los candidatos deberían ser autorizados a dirigirse previamente a la cámara.
De acuerdo con el diario ‘Al Ahram’, El Katatni ha recibido 399 votos a favor, mientras que el candidato del partido Al Wasat, Essam Sultan, solo ha tenido el respaldo de 87 parlamentarios.
Los Hermanos Musulmanes, que eran una organización ilegal bajo el régimen de Mubarak, han conseguido casi la mitad de los escaños en la Asamblea Constituyente con la promesa de cooperar con el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, que gobierna de facto el país desde la renuncia del presidente el pasado 11 de febrero.
Mientras se celebraba la primera sesión, miles de activistas a favor de la democracia que temen un pacto entre los islamistas y los generales para repartirse el poder se han congregado al grito de “abajo con el gobierno militar” cerca del Parlamento detrás de un control policial.
Anuncios