por Lyn Julius
Monumento a los nueve judios colgados en Bagdad el 27 de enero de 1969

Enero 27 conmemora el aniversario de uno de los capitulos mas oscuros en los anales de la juderia iraqui. En ese dia de 1969, nueve judios fueron colgados en la plaza central de Bagdad. Pocos de los judios que vivian durante ese terrible periodo alguna vez lo olvidaran.

Mas de 40 años mas tarde, la comunidad y sus representantes estan aun intentando luchar con las consecuencias de ese fatidico dia.
Luego de la derrota de los ejercitos arabes en todos los frentes por parte de Israel en la Guerra de los Seis Dias de 1967 y la ‘guerra de desgaste’ de 1968, los 3000 judios que quedaron en Irak luego de la emigracion masiva de la decada de 1950 fueron señalados por venganza por el regimen iraqui. Docenas de judios habian sido arrestados y encarcelados. Los restantes fueron colocados bajo arresto domiciliario. Una muchacha judia recuerda que hombres del servicio secreto se instalaron en sillones frente a su casa para mantener bajo vigilancia las 24 horas a su familia. La tension era tal que ella y su madre hicieron un pacto suicida.
Las cuentas bancarias judias fueron congeladas. Los judios perdieron sus trabajos. A los estudiantes judios no se les permitio seguir sus estudios universitarios. Las agencias de comercio exterior fueron quitadas de los judios y entregadas a musulmanes. Los telefonos fueron cortados. No habia escapatoria: los judios tenian que llevar documentos de identidad especiales y no podian obtener los pasaportes necesarios para dejar el pais. Ellos eran rehenes virtuales del regimen.
El antisemitismo se intensifico con la llegada al poder del Partido Ba’ath en 1968. Saddam Hussein era su vice lider. Mucho antes el regimen habia conspirado una historia de “espionaje sionista.” Fue preparado el escenario para un juicio farsa de inenarrable crueldad y cinismo. De nueve judios acusados falsamente de ser espias sionistas, cuatro eran menores de la edad legal para enfrentar la ejecucion. No importa – el regimen falsifico sus edades.
El fallecido Max Sawdayee describe la escena el 27 de enero de 1969 en su libro “Todos esperando a ser colgados”:
“Masas de gente, rojos, excitados, sonriendo, riendo, caminando rapido, corriendo, empujandose – todos con un unico objetivo: llegar lo mas rapidamente posible a la plaza donde los ‘traidores’ van a ser colgados. Nosotros tomamos las mismas calles por las que vinimos, y retornamos a casa. La esposa nos cuenta que ella ha escuchado de los vecinos que los ‘espias’ ahora colgados en la Plaza de la Liberacion fueron de hecho ejecutados en la prision central a aproximadamente las once en punto de anoche. Ellos fueron traidos a la Plaza de la Liberacion a aproximadamente las dos de la mañana despues que se erigieron horcas improvisadas por prisioneros movilizados desde la prision central, y por soldados. Ella ha oido tambien que muchas personas ya estaban a las dos de la mañana observando la escena de los preparativos para el ahorcamiento.
“Los pobres ‘actores’ de la escena… estan vestidos en humillantes y especiales pantalones y camisas de lino marron, pies desnudos, con las manos de algunos de ellos (por alguna razon misteriosa) vestidas en guantes blancos especiales. Todos ellos estan etiquetados con grandes pedazos de papel declarando, primero de todo y en grandes letras, su religion, luego en pequeñas letras las razones por las que son colgados.
“ La vista de los nueve, sus cabezas torcidas y caidas, sus cuerpos colgando de las horcas y meciendose alto en el aire, con todas estas turbas vengativas, todos excitados, agitados, vitoreando, bailando, canturreando, cantando, maldiciendo a los muertos, escupiendoles y arrojandoles piedras, o saltando alto para agarrar sus pies o dedos – bueno, esta vista es mas humillante y triste, y mas inolvidable. Lo sacude a uno hasta los huesos. Sacude incluso la fe de uno en la humanidad.
“Cuando nosotros sintonizamos en la radio de nuestro coche, el locutor esta aun aullando locamente. ‘Gran pueblo de Irak! Ustedes gran pueblo de Bagdad y Basra! Hoy es un dia santo para todos ustedes! Hoy es su festividad! El dia de nuestra alegria y felicidad! El dia en el cual ustedes se han librado de la peor pandilla de despreciables espias! Irak, su amado Irak, ha ejecutado, ha colgado, ha saldado las cuentas con esos traidores! Ustedes gran pueblo de Bagdad y Basra, liberense, muevanse, vayan a sus Plazas de Liberacion y vean con sus propios ojos como los traidores son colgados!’ luego en continua leyendo los nombres de esos ‘traidores’, quizas por tercera o cuarta vez. “
Morris Abdulezer, un judio iraqui ahora viviendo en Canada, describe el periodo que llevo a los ahorcamientos:
“Estos hombres inocentes fueron torturados luego experimentaron una burla televisada de un juicio militar, el que culmino con nueve de ellos siendo colgados publicamente, uno absuelto y otros dos fueron enviados a Basra para enfrentar otro juicio y luego fueron colgados el 25 de agosto de 1969 en Basra.
“Yo puedo recordar precisamente cuan aterrorizados y confundidos estuvimos durante todo el juicio y, mas precisamente, la noche del 26 de enero cuando fue anunciado el veredicto de culpàbilidad por el juez militar. Nosotros no creiamos que la sentencia de muerte por horca seria llevada a cabo debido a que todo el proceso judicial no tuvo sentido, desde los acusados a los que no se les permitio nombrar sus propios abogados, a las historias y acusaciones que fueron atroces y llenas de mentiras, donde a los acusados se les pedia que fueran unos testigos contra los otros.
“Nosotros esperamos atemorizados, rezando y confiando en nuestra fe judia y esperando que llegaria a ultimo minuto la presion de la comunidad internacional para terminar esta ridiculez.”
Pero la presion internacional no llego – hasta que fue demasiado tarde.
El reino del terror continuo. Los gobernantes de Irak prometieron que habria mas ahorcamientos. Todo ciudadano era presionado para informar contra sus vecinos judios. Decenas de judios desaparecieron. Linda Menuhin, ahora columnista y activista de la paz en Israel, recuerda que su propio padre fue secuestrado en la vispera de Yom Kipur en el camino a la sinagoga. Nunca mas se escucho de el. “Nosotros no sabemos lo que sucedio a mi padre exactamente. Hasta hoy nunca hemos dicho Kadish por el.”
Maurice Shohet, presidente de la Organizacion Mundial de Judios de Irak (WOJI), cree que la cantidad de judios que fueron ejecutados en prision, secuestrados, o simplemente desaparecidos sin rastro excede los 50. Despues de la invasion americana de Irak en el 2003, un joven joyero judio, recientemente casado con una de las pocas mujeres judias elegibles en Bagdad, fue secuestrado en diciembre del 2005 y nunca mas encontrado.
El advenimiento de la ‘democracia’ en Irak ha dejado muchas cosas no terminadas con respecto a los judios. La vasta mayoria de los 3000 judios aun en Irak en la epoca de las ejecuciones se las habian arreglado para escapar, arriesgando sus vidas, a traves de las montañas kurdas a Iran a principios de la decada de 1970. Cuando los americanos llegaron en el año 2003, habia unos 30 judios aun en Bagdad. Todos menos seis han muerto o huido, y el sentimiento anti-judio corre a tales niveles que Canon Andrew White, el vicario de Bagdad y protector ‘de facto’ de las minorias no musulmanes, siente que sus vidas estan en riesgo en tanto ellos permanezcan en Irak.
El 28 de noviembre del 2008 WOJI escribio al primer ministro iraqui Nouri al-Maliki una lista de judios que fueron secuestrados en la calle, o arrestados y desaparecieron en prision. La organizacion pidio cualquier informacion acerca de ellos de los miles de documentos recuperados de los cuarteles generales de inteligencia iraqui. Ninguna respuesta fue recibida jamas.
De acuerdo con Maurice Shohet, WOJI tambien ha escrito al gobierno iraqui luego de informes de medios de comunicacion iraquies que las inscripciones en Hebreo en la tumba de Ezequiel en al-Kifl y el santuario de Ezra el Escriba en al-Uzair estaban siendo quitadas por el directorio de la Fundacion Religiosa chiita, que reporta a la oficina de al-Maliki. Ninguna de estas cartas recibio respuesta tampoco.
Otra fuente de friccion es el destino del llamado archivo judio. Los gobiernos americano e iraqui estan embrollados en un tira y afloja por documentos que no tienen precio, libros y rollos de Torah capturados de la comunidad judia y enviados a Washington para restauracion. Los iraquies quieren el archivo de regreso, afirmando que es parte del patrimonio nacional de Irak. Otros argumentan que el archivo debe ser regresado a sus correctos propietarios, la comunidad judia, ahora viviendo principalmente en Israel.
A la fecha, no se sabe de ningun judio que haya recibido compensacion por propiedad confiscada bajo el regimen Ba’ath a pesar de una comision de reclamos establecida por la administracion interina americana en el año 2003.
En reuniones con el embajador iraqui en Washington, Samir Sumaidie, miembros de la Organizacion Mundial de Judios de Irak le recordaron que la nueva constitucion iraqui fue fundada sobre la base de no discriminacion.
“ Nosotros aplaudimos la nueva constitucion,” dice Maurice Shohet de WOJI. “Nuestros objetivos son proteger, preservar y promover el legado iraqui judio – incluidos los lugares santos, santuarios y cementerios. Nosotros continuaremos persiguiendo nuestros objetivos. Primero entre ellos esta encontrar alguna informacion de las decenas de judios que desaparecieron en Irak.”
El espectro de nueve cuerpos colgando de las horcas en la plaza central de Bagdad en ese temible dia de enero aun acosa a los judios iraquies. Hasta que los cadaveres y el resto de los judios desaparecidos sean retornados a sus seres amados, los vivos no lograran un cierre.
Fuente: Extractado del The Jerusalem Post Magazine- Traducido por Luisa Kasvin para el blog de OSA Filial Cordoba

Anuncios