El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha manifestado su pesimismo sobre las perspectivas de negociación con los palestinos, a los que ha reprochado no querer negociar aspectos clave de la seguridad.
“Tal como están las cosas, conforme a lo ocurrido en los últimos días, cuando los palestinos rechazaron incluso tratar con nosotros las necesidades de seguridad de Israel, los signos no son particularmente buenos”, ha afirmado Netanyahu durante el Consejo de Ministros de este domingo, según recoge en su edición digital el diario israelí ‘Haaretz’.
Sin embargo, ha señalado que espera que los palestinos “entren en razón y sigan con los contactos para que podamos avanzar hacia unas auténticas negociaciones”, ha argumentado.
Ayer mismo el presidente palestino, Mahmud Abbas, manifestó desde Ramala que Israel era responsable del fracaso de la última ronda de conversaciones previas al reinicio del proceso de paz que han tenido lugar en Amán bajo patrocinio de Jordania.
En total han sido cinco rondas de contactos exploratorios para intentar reanudar las negociaciones de paz, en suspenso desde 2010. Fuentes palestinas han señalado que por el momento no hay previstos nuevos encuentros.
Los contactos en Ammán han quedado en punto muerto desde el 26 de enero, cuando se cumplió el plazo de tres meses dado por el Cuarteto
de Oriente Medio (EE.UU., la UE, la ONU y Rusia) para que las partes presentasen sus posiciones sobre fronteras y mecanismos de seguridad.
Se espera que el próximo 4 de febrero, el presidente palestino, Mahmud Abás, trate la situación de las negociaciones ante la Liga Árabe para decidir los próximos pasos.
Anuncios