Una mujer nacida en Argentina se convirtió en las últimas horas en la judía más vieja que hizo aliá en los últimos años.

Con 97 años, María Bertha Holskon fue noticia en los medios israelíes al convertirse en la persona más veterana en emigrar al territorio hebreo.
De acuerdo a lo consignado por el portal de noticias Ynet, Holskon nació en 1917 en el pueblo de Mauricio Hirsch, en el distrito bonaerense de Carlos Casares.
Justamente en esa región se instaló una de las primeras colonias judías que se formó en la Argentina y el pueblo debe su nombre a Moritz von Hirsch auf Gereuth, castellanizado como Mauricio Hirsch y más conocido cómo Barón Hirsch, un empresario y filántropo judeo-alemán que fue un importante benefactor de la región.
Lo cierto es que Holskon no sólo quedará en la historia como la mujer más longeva en hacer aliá sino que además trascendió en Mauricio Hirsch al haber sido elegida en su adolescencia como reina de belleza del pueblo.
Unos años más tarde, Holskon se mudó a Buenos Aires donde vivió hasta que decidió hacer aliá.
Su hija menor Dalia influyó en su decisión de dar el paso de viajar a Israel, ya que la mujer ya había hecho aliá y actualmente vive en Kfar Saba, donde también se instalará María Bertha para pasar el resto de su vida.
La abuela tiene dos hijas, siete nietos, cinco bisnietos y tres más en camino.
Según cuenta quienes la recibieron en el aeropuerto de Tel Aviv, entre sus pertenencias, la mujer llevaba sus cartas de amor que escribió para el hombre que más tarde se convirtió en su marido y fotos de su familia de los días vividos en la Argentina.
¿Y cuál es su secreto para una larga vida?, le peguntaron al arribar a Israel. “Amar a las personas y hacer que te amen incondicionalmente. Dar sin esperar nada a cambio, nunca dejar de hacer ejercicio, sonreír mucho y ofrecer ayuda a cualquier persona que me necesite”, dijo con gran sencillez María Bertha al llegar a casa.
Anuncios