AJN.- Un fuerte debate se vivió esta semana en el seno de la Knesset (Parlamento israelí) cuando se convocó a un debate sobre las medidas para evitar la asimilación de los judíos en el mundo. Lo cierto es que los legisladores revelaron que el pueblo judío se pierde más de 150 mil judíos al año por la asimilación. Hubo cuestionamientos a los organismos oficiales encargados de favorecer la aliá (inmigración) y se trataron las principales necesidades para que los judíos regresen a Israel.
El Comité de Aliá y Absorción de la Knesset (Parlamento israelí) realizó esta semana un debate sobre las actividades de la Organización Sionista Mundial para evitar la asimilación y las actividades necesarias para asegurarse la continuidad judía.
Durante el encuentro, el miembro del Parlamento, Danny Danon, presidente del Comité, apuntó que “150.000 judíos se asimilan cada año y se pierden del pueblo judío”.
“Este comité está comprometido con la actividad sionista en nombre del pueblo judío y hago un llamado a las oficinas del gobierno para usar los servicios de la Organización Sionista Mundial. El Comité también insta a los ministerios a financiar a todos los grupos que auspician y promueven la aliá”, enfatizó el legislador en un encendido discurso.
Por su parte, Avraham Duvdevani, presidente de la Organización Sionista Mundial, aseguró que la institución que encabeza asumió “la responsabilidad de promover la aliá y la educación para el sionismo”.
“No puede haber sionismo sin aliá. Por eso se debe trabajar para ayudar a la aliá de todo el mundo y fomentar el uso del hebreo en la diáspora, basado en la creencia de que el aprendizaje del hebreo fomenta la identificación con el sionismo y el judaísmo”, enfatizó el dirigente.
A todo esto, el presidente de la Unión Nacional y miembro del Parlamento Yaakov Katz (Ketzaleh) apuntó que cada día, el pueblo judío pierde entre 350 y 500 personas.
“Hemos tenido suficiente de la mediocridad de la Agencia Judía y la Organización Sionista Mundial”, afirmó.
Asimismo, el legislador instó al primer ministro Benjamin Netanyahu a que fije como “prioridad” el reclutamiento de los judíos del mundo para que regresen a Israel.
“Necesitamos 5000 millones de dólares para financiar una iniciativa que permitirá traer a casa a los judíos “, aseguró Katz, según consignó el portal de noticias de Arutz Sheva.
En tanto, Marina Solodkin, legisladora de Kadima, dijo que “decenas de miles de inmigrantes de edad avanzada llegan a Israel, muchos de ellos de la antigua Unión Soviética, quieren aprender hebreo y no tienen un lugar para estudiar. Ellos necesitan ser atendidos”.
George Schwartz, de la Agencia Judía, aseguró que la organización aumentó sus esfuerzos “para fomentar la aliá de Occidente”. “Estamos capacitando a todos los representantes de la Agencia Judía, incluyendo aquellos involucrados en la educación, para fomentar la aliá. Si una vez hubo decenas de personas en la Agencia Judía trabajando para fomentar la aliá, hoy en día hay cientos de personas”, aseveró, por último, el directivo.
Anuncios