AJN.- Al menos seis niños murieron y otras 36 personas resultaron heridas al chocar hoy jueves un micro y un camión en Jerusalem. Tres de las personas que resultaron heridas se encuentran graves, entre ellos un adulto.
Al menos seis niños murieron y otras 36 personas resultaron heridas al chocar hoy jueves un micro y un camión en Jerusalem. Tres de las personas que resultaron heridas se encuentran graves, entre ellos un adulto.

El camión implicado en el accidente, ocurrido cerca de Kikar Adán en el norte de Jerusalem, tenía patente israelí, mientras que el autobús que transportaba a los niños llevaba una matrícula palestina.

De acuerdo con el servicio de emergencia Magen David Adom, el autobús volcó a un costado de la ruta y se incendió.

“Los bomberos comenzaron a rescatar los cuerpos de los chicos que estaban dentro del autobús. Vimos que no había más nada que hacer”, dijo Shalom Galil, un paramédico en el lugar.

En declaraciones a Radio Israel, Galil explicó que “al parecer los dos vehículos habrían chocado de frente en medio de la lluvia en un camino muy empinado y resbaladizo”, cerca de Jerusalem.

Los heridos fueron evacuados por los paramédicos israelíes y palestinos a Centro Médico Universitario Hadassah en Monte Scopus, que es una zona montañosa, situada en el nordeste de Jerusalem, y también hubo heridos derivados a los hospitales palestinos.

El cuerpo de paramédicos del Magen David Adom se mantuvo en contacto con los hospitales palestinos en la zona de Ramallah y la Media Luna Roja Palestina a fin de que los escolares heridos sean llevados a los hospitales israelíes.

Según precisó The Jerusalem Post, tres niños fueron trasladados desde el Centro Médico Universitario Hadassah en Monte Scopus al hospital de Ein Kerem, debido a que sufrieron quemaduras en el 70 por ciento de sus cuerpos. 36 niños heridos llegaron a los hospitales palestinos de la zona de Ramallah.

El conductor del camión, un árabe israelí, fue trasladado al hospital y se espera su evolución para ser interrogado por la policía.

Los servicios de emergencia israelíes y palestinos se encuentran todavía en el lugar de la tragedia. “Estamos investigando la causa del accidente”, dijo el portavoz Micky Rosenfeld.

El comandante de la policía de Judea y Samaria llegó al lugar del accidente.

Anuncios