Oficiales del Cuerpo de Ingeniería han analizado en las últimas semanas un poderoso artefacto explosivo colocado, junto a otras cargas, cerca de la valla fronteriza, que tenía como objetivo a las fuerzas del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal), según un reporte del periódico Yediot Aharonot.
El artefacto fue exitosamente desarmado.
El rotativo destaca que los oficiales hallaron que contienen al igual que otras armas capturadas con el sello de la Guardia Revolucionaria, en camino hacia la Franja de Gaza, la marca inconfundible de la República Islámica.
Una fuente militar de la División de Gaza de Tzáhal explicó que se sospecha de otros dispositivos descubiertos anteriormente que hubieran sido fabricados en Irán, pero en este caso no cabe duda que se trata de explosivos iraníes.
“Es interesante pero no sorprendente hallar artefactos iraníes. La mayoría de los dispositivos son fabricados localmente y algunos son ingresados de contrabando. Unos cien o doscientos artefactos explosivos extranjeros no alteran el cuadro”, precisó la fuente al Yediot Aharonot.
El año pasado se ha observado una reducción en la cantidad de explosivos descubiertos por el ejército en Gaza, con un promedio de 50 artefactos descubiertos. La mayoría de las bombas no detonaron y fueron descubiertas por combatientes del Cuerpo de Ingeniería y por unidades de reconocimiento con la ayuda de la Inteligencia Militar.
Los artefactos son generalmente desmantelados por robots, a menos que se tema que detonarán, en tal caso francotiradores o tanques se encargan del asunto. “El artefacto explosivo es lo menos importante. Lo fundamental es saber cómo han sido colocados, camuflados y activados”, indico es fuente.
Anuncios