En su próximo encuentro, dentro de nueve días, con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, el presidente israelí, Shimón Peres, le transmitirá su oposición acerca de que Israel ataque a Irán y le dirá que cree que ese asunto debe ser manejado por las superpotencias.

Funcionarios y diplomáticos que están familiarizados con las posiciones de Peres y que prepararan la próxima reunión con Obama, dijeron que el presidente israelí dispone de toda la información sensible que involucra el tema de Irán.

Según dichos funcionarios, Peres se encuentra muy cerca de la posición sobre Irán del primer ministro Binyamín Netanyahu, mientras que el ministro de Defensa, Ehud Barak, es percibido, al menos por los norteamericanos, como quien más incentiva a iniciar una acción militar.

Peres comentó a los funcionarios que no hay ninguna necesidad de crear un ambiente en Israel que él definió como «una incesante auto-intimidación» llevada a cabo por portavoces israelíes.

El presidente israelí aseguró que las recientes amenazas de guerra por parte de Israel no son necesarias y que el Estado hebreo debe dejar el tema de Irán a las grandes potencias, y en primer lugar a Estados Unidos.

Peres se reunirá con Obama enWashington en el marco de la conferencia anual del lobby proisraelí norteamericano, AYPAC. El encuentro se llevará a cabo un día antes del arribo del primer ministro Netanyahu, quien llegará a la capital norteamericana tras una corta visita a Canadá.

En la reunión de ambos mandararios se tratará principalmente la crisis con Irán, pero los líderes debatirán también sobre el estancamiento de las negociaciones entre Israel y la Autoridad Palestina.

Anuncios