Un grupo de prominentes figuras públicas israelíes creó un nuevo órgano, el Congreso Judío de Israel, sobre la base de organizaciones similares a los existentes en Europa, América y alrededor del mundo.
La institución fue creada para establecer “un canal de cooperación mutua” entre la Diáspora e Israel, y para avanzar en los principios de la identidad judía y la democracia, fundamentales del Estado de Israel.
La iniciativa fue impulsada por Vladimir Sloutsker Moshe, un activista comunitario, banquero, político y judío de Rusia que llegó a Israel el año pasado.
Sloutsker, quien se desempeñó como presidente del Congreso Judío de Rusia, vicepresidente del Congreso Judío Europeo y como senador en la cámara alta del parlamento ruso, dijo que al llegar a Israel, le sorprendió que no exista un Congreso Judío. “El objetivo principal es construir un instrumento de cooperación entre Israel y la diáspora mundial para incluir la ayuda mutua”, dijo Sloutsker en declaraciones a The Jerusalem Post.
“No creemos que los esfuerzos para lograr esto hayan tenido éxito en el pasado, por lo que estamos pidiendo a los líderes judíos que dejen atrás los conflictos y controversias del pasado y se unan por el bien de todos los judíos que desean un mejor futuro posible para Israel y el pueblo judío”, agregó.
Danny Yatom, ex jefe del Mossad y uno de los fundadores del grupo, dijo que el objetivo central era la de servir como un puente entre Israel y la Diáspora.
“Hay congresos judíos en todo el mundo que se reúnen, coordinan y cooperan en beneficio mutuo, pero Israel no es parte de esta conversación”, dijo. “El nuevo Congreso permitirá a Israel integrarse mejor en las actividades y discusiones de la comunidad judía mundial para el beneficio de ambos”, sostuvo.
Sloutsker se preguntó: “¿Cómo es que los equipos israelíes son capaces de jugar al fútbol y al básquet en las competiciones europeas, los cantantes israelíes pueden participar en el Festival de Eurovisión, sin embargo, no existe un marco o mecanismo formal de integración comunitaria judía entre Israel y Europa? Esto es lo que debemos hacer frente”.
Sloutsker espera que el Congreso Judío de Israel se convierta automáticamente en un miembro de los Congresos judíos europeos y mundiales, y que sirva como una plataforma para construir un consenso, independientemente de inclinaciones políticas o religiosas.
De acuerdo con los fundadores, el Congreso Judío de Israel también está diseñado para promover y fortalecer el carácter judío de Israel, avanzar en el principio del país de ser la patria judía y preservar la tradición judía tanto en Israel como en la diáspora.
Sloutsker sostiene que estos valores y las ideas están en peligro y necesitan ser reforzadas para preservar la relevancia de Israel para los judíos en el extranjero y para revitalizar la identidad judía en Israel.
Anuncios