El secretario general del grupo terrorista autodenominado “Comités Populares de Resistencia” (CPR), Zuhair al Qaisi, y otros cuatro extremistas palestinos, murieron en dos ataques de la Fuerza Aérea en Gaza.

El Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) lanzó dos misiles contra un vehículo en el que circulaba Qaisi por el barrio de Tal el-Hawa, en el sur de la ciudad de Gaza.

En el primer ataque murieron en el acto dos ocupantes del vehículo, mientras que un tercero que había resultado herido de gravedad falleció horas después en el hospital, según el portavoz del servicio de urgencias en la franja, Adham Abu Selmiya.

Un funcionario del Ministerio de Sanidad en Gaza confirmó que entre los objetivos del ataque se encontraba Zuhair Al-Qaisi, jefe de los Comités Populares de Resistencia, un grupo terrorista formado durante la Segunda Intifada (en septiembre de 2000) por integrantes de otras organizaciones extremistas y afín al gobierno del movimiento fundamentalista islámico Hamás en la franja.

El segundo terrorista muerto fue identificado como Mahmud Hanani, de la ciudad cisjordana de Nablus y deportado a Gaza tras ser excarcelado en un canje por el soldado Gilad Shalit.

El tercero de los extremistas muertos en el primer ataque aún no ha sido identificado.

Testigos presenciales relataron por su parte que el coche en el que iban los tres terroristas muertos recibió dos impactos disparados desde una aeronave, que dejó el vehículo totalmente destruido.

El Ejército de Defensa de Israel confirmó que el blanco del bombardeo fue el secretario general de los Comités y puntualizó que éste preparaba un atentado de gran envergadura en la frontera entre la península de Sinaí (Egipto) e Israel, similar al que en agosto pasado fueron asesinados ocho israelíes en la frontera egipcia.

Ese atentado fue atribuido a los Comités Populares y la represalia desencadenó una espiral de violencia en y alrededor de Gaza, en el que murieron a una treintena de palestinos (la mayoría miembros de los grupos terroristas) y a un noveno, civil, israelí.
La muerte de Al-Qaisi se produjo horas después de que terroristas palestinos en Gaza dispararan dos cohetes contra el sur del territorio israelí, por lo que algunos medios atribuyeron en un principio el ataque al lanzamiento de los proyectiles, argumento desmentido por portavoces militares.

Los Comités amenazaron que la respuesta a la muerte de su secretario general hará “temblar la tierra”, y el jefe de su brazo armado, Abu Ataya, aseguró haber ordenado a todos sus hombres que respondan al ataque.

Desde entonces al menos otros veinte cohetes fueron disparados desde Gaza contra localidades del sur del país alrededor de la franja y las ciudades de Ashkelón, Ashdod y Beer Sheva, que dan un balance de víctimas de ocho personas heridas, una de ellos grave.

El Ejército de Defensa de Israel impidió el disparo de otros dos cohetes mediante ataques desde el aire contra dos grupos de terroristas.

El servicio de urgencias en la franja informó de que otros dos terroristas palestinos murieron en estos ataques, lo que eleva el número total de víctimas de la jornada a cinco terroristas palestinos muertos.

El movimiento terrorista islámico Hamás condenó inmediatamente los ataques de la Fuerza Aérea.

“Estos ataques no romperán nuestro espíritu de resistencia”, dijo Ismail Raduán, uno de los dirigentes del movimiento fundamentalista islámico.

También la Autoridad Palestina (AP) se sumó a las condenas, y su portavoz Nabil Abu Rudaina dijo que Israel “será responsable” y “cargará con las consecuencias del ataque” contra Al-Qaisi. EFE y Aurora

Anuncios