Se multiplican las informaciones sobre un principio de acuerdo de tregua- conseguido por Egipto- entre Israel y los terroristas de Gaza. Se suceden los ataques mutuos que tienen como escenario la Franja de Gaza y el sur de Israel en un eterno círculo de acciones y represalias.

La cadena árabe de televisión Al Arabiya ha informado que la tregua debe entrar en vigor a las 00.00h (20.00 hora argentina).
Israel se limita a avisar: “No hay tregua pero si ellos no atacan, nosotros tampoco. Calma será respondida con calma. De lo contrario, habrá escalada e Israel endurecerá sus acciones”.

La Yihad Islámica, el principal grupo en este espiral de violencia ante Israel, niega el acuerdo y uno de sus portavoces ha afirmado esta noche que “no habrá tregua hasta que cesen las agresiones sionistas”.

La violencia como antesala
Antes de esa información, el Ejército israelí había confirmado el ataque contra una base militar de la Yihad y un comando que había disparado tres misiles Grad contra la ciudad de Ashkelón.
Luego de disparar desde Gaza 37 misiles en Febrero y 16 en Enero.El pasado viernes, un helicóptero israelí atacó el coche en el que circulaba el jefe de Comité de Resistencia Popular (CRP), Zuheir Al Qaisi encargado de planear varios de los ataques, lo que provocó la represalia de las distintas organizaciones terroristas.
Más de 220 misiles Grad, proyectiles de mortero y cohetes Qassam han sido lanzados sobre blancos civiles en Israel.
Los constantes ataques han paralizado las ciudades del sur de Israel donde un millón de habitantes lleva varios días en los refugios. Una de las causas que los ataques solo haya provocado heridos (entre ellos una mujer de 80 años por metralla y un trabajador extranjero de carácter grave) es la puntería de las tres baterías ‘Cúpula de Hierro’ que ha derribado decenas de misiles y proyectiles palestinos (cerca del 90%).
En estos días las IDF han logrado combatir de forma admirable reduciendo al minimo las victimas civiles (aún cuando se ve en videos que son utilizados como escudos humanos) .

La población teme lo peor
La Yihad advierte con ampliar el alcance de sus misiles contra Israel y al mismo tiempo desafía públicamente al grupo islamista Hamas al que pone en un dilema muy delicado. El movimiento más poderoso de la Franja no desea abandonar su bandera más reconocible, la lucha armada contra Israel, pero su retórica no va acompañada esta vez con misiles. Hamas es el gobernante de Gaza, depende del Egipto post Hosni Mubarak y sabe que si se suma masivamente a la Yihad, la escalada se convertiría en una guerra. La reacción de Israel podría desembocar en una operación militar a gran escala amenazando su régimen.
Mientras sus dirigentes se siguen advirtiendo y planteando tremendos escenarios, israelíes y palestinos viven horas clave para saber si les esperan días de tregua o fuego.

Anuncios