El primer ministro israelí, Binyamín Netanyahu, declaró que los actuales ataques sobre Gaza tras la reanudación de los lanzamientos de cohetes por los terroristas palestinos que operan en la Franja seguirán «el tiempo que sea necesario».
Netanyahu felicitó a las tropas por su eficacia en las operaciones contra los terroristas, que comenzaron el pasado viernes con la muerte del líder de la organización político militar palestina de los Comités de Resistencia Popular en el oeste de Gaza, Zuhir al Qaisi, de quien se cree que planeaba un atentado de gran envergadura en la frontera con Israel.

«Les hemos obligado a pagar un alto precio y seguiremos haciéndolo», declaró Netanyahu en una amenaza a los grupos terroristas palestinos que disparan cohetes desde la frontera de la Franja contra las comunidades del sur de Israel, donde ya se lanzaron más de 110 proyectiles en las últimas horas, según el Ejército.

Un total de 82 de estos cohetes impactaron en suelo israelí – hiriendo de gravedad a una persona, según Israel – y otros 31 fueron interceptados por el sistema de defensa aérea israelí especialmente diseñado contra estos ataques, conocido como «Cúpula de Hierro».

En respuesta, Israel realizó ataques aéreos sobre la Franja que se cobraron la vida de al menos 17 personas desde el pasado viernes.

«Seguiremos operando el tiempo que sea necesario», apuntó el primer ministro en la reunión semanal de su Gabinete, indicando que «no cabe duda» de que las acciones del Ejército israelí interrumpieron los preparativos del atentado que los Comités de Resistencia Popular pretendían perpetrar en la frontera.

Por su parte, el ministro de Exteriores, Avigdor Liberman, abogó por invadir Gaza para derrocar al Gobierno de Hamás. «Las normas de nuestro Gobierno de coalición incluyen la decisión de derrocar a Hamás y no tiene sentido comenzar una operación sin establecer un objetivo claro de echar a Hamas, y eliminar el terrorismo y a los líderes terroristas en Gaza», dijo.

«No son sólo células terroristas, sino compañías y batallones. Hay también contrabando de armas. No podemos quedarnos quietos mientras acumulan poder», sentenció Liberman.

Anuncios